Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Cada cuánto se puede bañar un gato?

gatico mojado durante el baño
Frecuencia de baño en los gatos

Mantener sanos la piel y el pelaje de tu gato es importante para su salud y bienestar general. Dado que los gatos pasan gran parte del tiempo acicalándose a sí mismos, y que pueden tornarse irritados o agresivos cuando intentamos bañarlos, muchos dueños adquieren el hábito de no bañar a su minino. Pero, ¿realmente es buena idea no bañar a los gatos? ¿Cada qué tiempo se recomienda hacerlo?

Sigue leyendo en AnimalFiel para conocer qué opinan los expertos…

¿Los gatos se pueden bañar? ¿Es bueno bañar a un gato?

En general, existe cierto debate al respecto.

Por un lado, están aquellos que dicen que bañar a un gato no solo no tiene sentido, sino que puede llegar a ser contraproducente. Algunos expertos aseguran que bañarlos regularmente puede ponerlos en riesgo de desarrollar afecciones cutáneas, como erupciones, alergias y sequedad.

En adición, los gatos pueden pasar hasta el 50% de sus horas de vigilia acicalándose y cubriéndose con su olor, de ahí que la intervención humana solo sirva para borrar este mecanismo natural de identidad.

Por otra parte, están los que sí recomiendan bañar a los gatos domésticos. Ellos afirman que aunque nuestros mininos saben cuidar muy bien de su higiene personal, siguen necesitando una ayuda adicional.

La lengua áspera de los gatos les sirve para eliminar pelos muertos y restos de comida, masajear las raíces y esparcir los aceites naturales de manera más uniforme por el cuerpo; sin embargo, esta rutina de auto-limpieza no es del todo eficiente para eliminar caspas y suciedad.

Entonces, ¿es necesario bañar a los gatos? Estrictamente hablando, no es necesario. Aun así, muchos expertos recomiendan el baño como una forma de complementar la rutina de limpieza felina. Cuando se hace con los productos y la frecuencia adecuada, bañar a tu gato puede tener varios beneficios.

Por ejemplo:

  • Pelaje más limpio, brillante, nutrido e hidratado
  • Menor volumen de caspas y pelos muertos
  • Menor derramamiento (menos pelos sueltos)
  • Prevención de pulgas y otros parásitos de la piel
  • Fortalecimiento del vínculo entre el gato y su dueño

Cabe señalar que hay casos en los que el baño regular por parte del dueño sí se considera absolutamente necesario. Aquí se incluyen los gatos sin pelo, los gatos muy mayores y los gatos obesos, o que por cualquier razón no pueden acceder con su lengua a ciertas zonas del cuerpo. Estos son más propensos a presentar enredos, picazón, descamación e infección.

El baño es una buena oportunidad de enseñarle a tu gato que ser manipulado, incluso de formas inesperadas, no le hará daño.

gato amarillo peludo dentro de un balde de madera

¿Cada cuánto se puede bañar un gato?

La frecuencia de baño en los gatos suele depender de factores como la edad, el tipo de pelaje y el nivel de actividad, entre otros.

Como recomendación general, los gaticos pequeños y adolescentes pueden bañarse regularmente, cada 7 días, debido al mayor nivel de actividad y suciedad. Los gatos mayores de 1 año pueden ser bañados una vez al mes o cada 2 meses, siendo 3 meses el tiempo máximo entre baño y baño.

Fuentes especializadas, como National Cat Groomers of America 1, recomiendan que los gatos se bañen y se sequen con secador cada 4 o 6 semanas para evitar los enredos y el exceso de suciedad.

Nota. Independientemente de estas recomendaciones, se sabe que algunos gatos pueden estar perfectamente bien con solo 1 o 2 baños al año.

Aspectos a considerar para decidir cada qué tiempo bañar a tu gato mascota:
  • Gato de interior o exterior. Los gatos domésticos de interior no se ensucian tanto, ni tan rápido, como los gatos de exterior.
  • Longitud y tipo de pelaje. Las razas de pelo largo deben bañarse y cepillarse más a menudo que las razas de pelo corto para combatir la acumulación de pelos muertos y enredos.
  • Nivel de actividad. Probablemente tu gato requiera baños más seguidos si es un minino muy activo.
  • Estado de salud. Problemas como la irritación de la piel, la infestación por pulgas y garrapatas, o cualquier condición que cause heces blandas, pueden conducir a una rutina de baños frecuentes.
  • Capacidad para asearse a sí mismos. Los gatos que ya no pueden acicalarse por sí solos eficientemente (muy viejos, obesos, enfermos) necesitan que su dueño los bañe con regularidad para evitar que el pelaje se vuelva grasoso o pegajoso.

¿Qué pasa si un gato se baña muy seguido?

Los baños demasiado frecuentes pueden tener efectos negativos para el pelaje y la piel del gato. En caso de bañarse cada poco tiempo, el minino puede desarrollar sequedad y descamación extrema. Evita hacer esto, a menos que sea recomendado por el veterinario.

¿Cómo saber si mi gato necesita un baño?

Cuando el pelaje de un gato huele mal o luce grasoso y descolorido a pesar de cepillarlo regularmente, lo más probable es que ya sea momento de bañarlo 2. Así mismo, es recomendable darle un baño si presenta enredos y nudos de pelo muerto. Muchos dueños simplemente acostumbran a cortar las esteras, pero mantener el abrigo limpio es la mejor forma de evitar que esto pase.

¿Cómo bañar a los gatos domésticos?

Lo primero a tener en cuenta antes de bañar a un gato en casa es reunir todo lo que necesitas y colocarlo a mano. Para ello, necesitarás:

  • Un balde, fregadero o bañera grande (preferiblemente con una alfombra antideslizante).
  • Champú y acondicionador especializados para gatos. Opta por un producto suave, sin perfumes ni ingredientes químicos agresivos. Nunca uses champú de uso humano para bañar a un gato; estos suelen ser demasiado fuertes, e incluso tóxicos, para la piel de tu gatito. Aquí también se incluyen los champús para bebés.
  • 1-2 toallas.
  • Pelota o juguete flotante a modo de distracción.

Al elegir un champú para bañar gatos, asegúrate de consultar la lista de ingredientes. Opta por un producto simple, con ingredientes como extractos de cítricos, aloe vera y avena. Evita los champús que contengan tintes artificiales, parabenos y demasiados químicos.

gatico recién bañado envuelto en una toalla

Pasos básicos para bañar a los gatos

  1. Llena la bañera para gatos con suficiente agua tibia (no caliente) y sumérgelo suavemente en ella. Evita llenarla demasiado, ya que esto solo hará que la mascota se sienta más ansiosa.
  2. Diluye una parte de champú en 5 partes de agua, aplica pequeñas cantidades de esta solución y empieza a masajear para extender la espuma por el cuerpo, incluyendo la cola, el vientre y las patas. Siempre evita lavar la cabeza. Quizás no sea necesario bañarlo completo; en ese caso, puedes concentrar la espuma solo en las áreas deseadas. Algunos dueños recomiendan sacar al gato del agua y colocarlo sobre una toalla para hacer esta parte, sobre todo si se está usando un champú medicado que tarda minutos en activarse.
  3. Cuando estés listo para enjuagarlo, usa una mano para verter el agua y deja la otra mano libre para proteger sus ojos y oídos. Repite el mismo procedimiento en caso de aplicar acondicionador después del champú. Es muy importante enjuagar bien estos productos para no dejar restos en el pelaje del gato.
  4. Una vez que esté completamente enjuagado, déjalo sacudirse el exceso de agua. Por lo general, los gatos prefieren ser secados con una toalla en lugar del secador. Si tu mascota no está acostumbrada al secador de pelo, intenta secarlo lo mejor posible con una toalla y déjalo en una habitación cálida para que termine de secarse naturalmente.

A la mayoría de los gatos no les gusta que los bañen, de ahí que algunos puedan encontrar la experiencia como algo muy estresante. ¿Tu gatito no tolera el agua? Considera la opción de lavar un área aislada, en lugar de mojarle todo el cuerpo.

7 Consejos útiles para dueños

Si es la primera vez que vas a bañar a tu gato, no te olvides de los siguientes consejos:

1. El baño puede ser un momento complicado, de ahí que sea buena idea ofrecerle elogios y trasmitirle tranquilidad. También se recomienda tener unas golosinas mano, y en caso de ser posible, otra persona que ayude a tranquilizarlo y sostenerle la cabeza.

2. Planifica el baño para después de una sesión de juego, de modo que el minino esté más cansado y calmado.

3. Asegúrate de córtale las uñas el día antes y de cepillar todo su pelaje justo antes de mojarlo. Quitar los pelos sueltos y las esteras acorta el tiempo de baño. Esta es una buena práctica para los gatos de pelo corto y una práctica obligada para los gatos de pelo largo. Utiliza un cepillo suave o un peine de dientes finos.

4. Evita que el agua caiga en sus oídos, ojos y nariz. Estas áreas se pueden limpiar con un paño húmedo (sin jabón o champú), siempre pasando alrededor, no directamente sobre o dentro de ellas.

5. Contrario a lo que algunas personas sugieren, no es aconsejable colocar algodón dentro de las orejas del gato para mantenerlas secas. El algodón no solo podría atascarse, sino convertirse en otro factor estresante. Tu gato se sentirá más ansioso si no puede escuchar con claridad.

6. Cierra la puerta del baño para evitar posibles escapes y recuerda cerrar la tapa del inodoro.

7. Es probable que un gato adulto se resista al baño si nunca antes ha vivido la experiencia. Baña a tu gatito pequeño ocasionalmente desde las primeras etapas de su vida.

imagen diseño sobre consejos para bañar a un gato

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cuándo se le puede dar el primer baño a un gato?

Como dueño, es normal preguntarse a partir de qué edad puedo empezar a bañar a mi gatico. De forma general, los gatos pueden tener su primer baño desde pequeñitos, siempre y cuando tengan al menos 4 semanas (1 mes) de edad. Es importante utilizar un champú diseñado especialmente para gatitos bebés.

¿Se puede bañar a un gato recién nacido?

Cuando se trata de gaticos recién nacidos, dar un baño real no es buena idea. Aunque es esencial que tengan su rutina de limpieza en esos primeros días y semanas, esta es una tarea que querrás dejar en manos de la madre gata. En caso de ser necesaria tu intervención, utiliza una bola de algodón o paño suave humedecido.

Esta es la mejor opción para eliminar cualquier suciedad o resto de heces del cuerpo de un gato bebé.

¿Se puede bañar a un gato de 2 meses?

Sí. Un gatito con aproximadamente 8 semanas de nacido puede bañarse de forma segura. El dueño debe asegurarse de aplicar un champú específico para gatos bebé, así como de evitar que entre agua o espuma en las orejas, los ojos, la nariz y la boca del minino.

¿Cada qué tiempo puedo bañar a un gatito?

Los gaticos aprenden a acicalarse y cuidar de sí mismos en los primeros meses de vida. Ellos adoptan este comportamiento de la madre, quien se encarga de mantenerlos limpios desde las primeras semanas. Aun así, muchos expertos recomiendan darles un baño adicional 1 vez a la semana (al menos hasta los 12 meses de edad).

¿Se puede bañar a un gato sin vacunar?

Al parecer, el estado de vacunación no determina si se puede bañar a un gato o no. En cualquier caso, es fundamental no mojarles la cabeza y mantener el entorno de baño cálido. Consulta al veterinario antes de bañar a un gatico no vacunado.

¿Cada cuánto se baña un gato sin pelo?

Si bien la mayoría de los gatos pueden estar un período de tiempo prolongado sin bañarse, ese no es el caso de las razas de gatos sin pelo. Dada la ausencia del pelaje y la acumulación de aceites sobre la piel, es necesario bañarlos aproximadamente 1 vez por semana.

Recomendado – Lista de Gatos Sin Pelo: 7+ Razas, Características y Cuidados

gato esfinge con collar protector durante el baño

¿Qué pasa si baño a mi gato con agua fría?

Dado que la temperatura corporal de los gatos siempre debe ser de aproximadamente 38-39 °C, bañarlos con agua fría no solo se considera cruel, sino que además podría bajarles las defensas y aumentar el riesgo de sufrir un resfriado. En el peor de los casos, un gato mojado con agua fría podría incluso morir de hipotermia (gatos callejeros y malnutridos).

El área de baño siempre debe ser cálida y no tener corrientes de aire.

¿Cada cuánto se bañan los gatos persa?

Un gato persa que pasa todo el tiempo en interior se puede bañar cada 4 o 6 semanas. Al ser una raza de pelo largo, el cepillado y los baños regulares son esenciales para mantener el pelaje limpio, brilloso y libre de enredos. En caso de tener un gato persa que sale al exterior, es posible que prefieras bañarlo con más frecuencia.

¿Cada qué tiempo se baña un gato con pulgas?

Como recomendación general, los gatos infectados por pulgas deberían bañarse 1 vez a la semana, utilizando un champú anti-pulgas. Esta medida es especialmente importante si el gato acostumbra a merodear por los alrededores o suele interactuar con otros gatos.

Te puede interesar: ¿Qué Remedios Sirven para Eliminar Pulgas en Gatos?

Referencias:

  1. https://nationalcatgroomers.com/
  2. https://pets.webmd.com/cats/guide/cat-grooming

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!