Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Entiendes el lenguaje corporal de los gatos?

Mujer observando a su gato
Lenguaje corporal de los gatos

Al igual que las personas, los gatos pueden revelarnos mucha información a través de su lenguaje corporal. La postura, el movimiento de la cola, las vocalizaciones y muchos otros comportamientos son su forma natural de expresarse.

Pero aprender a interpretar el lenguaje corporal felino puede ser una tarea desafiante. Con tantas expresiones, movimientos y señales, puede ser difícil distinguir entre un gato feliz, amistoso, y un gato estresado o agresivo.

¿No sabes cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos? Dale un vistazo a nuestra Guía Definitiva con Imágenes, recomendada tanto para personas experimentadas como para dueños de gatos primerizos.

¿Qué dice el lenguaje corporal de tu gato? Descifrando el comportamiento felino

Los gatos son criaturas muy expresivas. Eso significa que su lenguaje corporal puede transmitir numerosas emociones y estados de ánimo 1. Como dueño, debes prestar mucha atención, incluso a las señales no verbales más insignificantes. Solo así podrás entender lo que tu mascota está tratando de decirte.

Analiza el contexto

El primer paso para leer el lenguaje corporal de un gato es comprender el contexto. Dependiendo de la situación, una misma señal puede tener diferentes significados.

Por ejemplo, un gato que tiene la cola levantada verticalmente suele indicar que se siente confiado, cómodo y abierto a la interacción con los humanos. Sin embargo, la cola alta también puede demostrar que el gato está dispuesto a atacar, probablemente en un intento de alejar a otro gato extraño que ha entrado en su territorio.

Cuando se trata de comprender el lenguaje corporal de los gatos, la clave es prestar atención no solo a las señales físicas, sino también al contexto en el que tienen lugar. Precisamente ese es el enfoque que seguiremos a lo largo de esta guía.

Al considerar el contexto, es importante tratar de ver las cosas desde la perspectiva de tu gato. A menudo, las personas se acercan con la intención de acariciarlos o mimarlos, pero terminan recibiendo una mordida o varios arañazos.

En ese momento es normal culpar a la mascota por ser un animal malhumorado, pero, ¿nos hemos preguntado cómo el gato percibió nuestro gesto?

Siempre debemos considerar si realmente se siente seguro en determinada situación, o si por el contrario, puede estar sintiendo algún tipo de ansiedad o temor. Cuando el gato está familiarizado con su dueño y demás personas en su entorno, es probable que se sienta más seguro y acepte cualquier interacción con comodidad.

Por otro lado, las condiciones de la habitación también influyen. Se sabe que los ambientes oscuros y confinados les producen estrés a los gatos, de ahí que se sientan más cómodos y relajados en los espacios abiertos, como encimeras y torres para gatos.

Para interpretar el lenguaje corporal felino siempre debes tener en cuenta el panorama general, considerando las posibles entradas sensoriales, como imágenes, olores y sonidos. Esto, unido a las señales físicas individuales, te ayudará a descubrir qué es lo que realmente quiere expresar tu gato.

La postura: ¿qué te indica la posición del cuerpo?

Una de las cosas más básicas a tener en cuenta es que los gatos evolucionaron no solo como depredadores, sino también como presas.

Cuando el gato se encuentra en circunstancias amenazantes, es normal que se asuste y aflore su instinto de presa. En ese caso, el miedo lo hace proteger su cuerpo, casi siempre adoptando una forma pequeña y menos expuesta.

En el caso contrario, el gato puede estirarse y exponerse voluntariamente cuando no se siente amenazado. Pero cuidado; hay una gran diferencia entre un gato que se estira a modo de relajación y un gato que intenta hacerse más grande como modo de defensa.

Cuando tienen miedo o están enojados al punto de querer pelear, los gatos tratan de agrandar su cuerpo de varias maneras.

gatos concentrados

Significado de 7 posturas comunes en los gatos

1. Gato con el cuerpo recogido en forma de bola

Suele indicar que no se siente abierto a la interacción y es mejor que no sigas avanzando.

2. Gato agachado cerca del suelo

Probablemente se sienta ansioso o angustiado.

3. Gato que se detiene y se paraliza al verte

Esto significa que no se siente cómodo.

4. Gato con la espalda arqueada y el cuerpo ubicado de lado ante una posible amenaza

Esta posición te dice que la mascota está aterrorizada y que se prepara para escapar. Un gato extremadamente asustado también puede caminar de lado si es sorprendido por algo no deseado.

La orientación del cuerpo es otro de los detalles clave en el lenguaje corporal de los gatos. Estos animales pronostican sus intenciones y próximos movimientos apuntando el cuerpo hacia la dirección en la que irán probablemente.

5. Gato con la espalda arqueada y los pelos erizados

Suele indicar que está asustado, enojado o listo para quedarse firme y luchar en caso de ser necesario.

6. Gato con el cuerpo y la cabeza dirigidos hacia ti

Significa que quiere llamar tu atención y está receptivo a tu avance. Que un gato no esté mirando hacia ti no quiere decir necesariamente que no está interesado; bajar la guardia a tu alrededor también puede indicar confianza y disposición para ser tocado. Siempre ten una idea del contexto.

7. Gato que yace en el suelo sobre su espalda

La mayoría de las veces el gato expone su vientre como un signo de vulnerabilidad porque se siente cómodo y confiado a tu lado, pero no siempre es así. De hecho, se considera una posición traicionera.

Un gato boca-arriba, aparentemente sometido, puede saltar de repente listo para atacar con garras y dientes. En ese caso es más probable que también esté gruñendo.

La barriga expuesta es un signo de comodidad y confianza, pero no siempre es una invitación al masaje o las caricias en el área abdominal. Para evitar la respuesta inesperada por parte del gato es importante que seas sensible al contexto y aprendas a conocer a tu mascota.

La cola: el mejor indicador del estado de ánimo

Observar la posición de la cola es uno de los mejores consejos para descifrar cómo se siente tu gato. La cola es la parte del cuerpo donde primero debes buscar signos sobre su estado de ánimo. Esta puede adoptar numerosas posiciones e indicar una gran variedad de emociones 2.

¿Cómo los gatos usan la cola para comunicarse?

Conocer lo que significan las siguientes posiciones te ayudará a entender aún más su lenguaje corporal.

posiciones de la cola en gatos

Gato con la cola alta y vertical

Se siente seguro, cómodo, feliz y amigable.

Gato con la cola alta, vertical e hinchada

Suele ocurrir cuando el gato está enojado, asustado e intenta hacerse más grande para intimidar a sus enemigos potenciales. En resumen, indica que el gato no está de buen humor.

Gato con la cola baja

Puede sentirse temeroso, ansioso o amenazado. Esto es especialmente cierto si mete la cola entre las patas.

Considera que tener la cola colgando hacia abajo es una característica natural de algunas razas, por ejemplo el gato persa.

Gato con cola en forma de gancho o signo de interrogación

Significa que está buscando diversión y quiere jugar.

Los gatos acostumbran a curvar su cola alrededor de las cosas que más aman, especialmente las piernas de su dueño.

Gato que mueve la cola de un lado a otro rápidamente

Esto no debe confundirse con el movimiento rápido de la cola que hacen los perros cuando están contentos. En los gatos, indica que el animal está agitado y debe dejarse solo.

Gato que mueve la cola de un lado a otro lentamente

Cuando un gato está tratando de descifrar la situación, puede menear su cola lentamente de un lado a otro mientras decide cómo se siente. Es un signo de que el gato está indeciso.

Gato que sacude la cola alta, leve y rápidamente (temblor)

A veces indica un comportamiento de marcado, pero también puede indicar que el gato está contento de verte y quiere saludarte.

Gato con pelos erizados en la base de su cola

La piloerección en la base de una cola vertical suele indicar un alto nivel de excitación, probablemente porque lo estás acariciando. Esta postura puede indicar que ya es momento de parar.

Orejas: no son solo para escuchar

Las orejas son otra parte del cuerpo que nos revela pistas sobre el estado de ánimo del gato. Podrían describirse como dos antenas conectadas directamente a sus emociones y sintonizadas con el mundo que las rodea.

¿Sabías que…? Los gatos pueden escuchar sonidos a grandes distancias, 4 o 5 veces más lejos de lo que pueden escuchar los humanos. Se sabe que pueden identificar la ubicación de un sonido en centésimas de segundos, aun estando lejos del origen.

¿Cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos a través de las orejas?

Gato con orejas en posición normal hacia adelante

Lo más probable es que se sienta seguro, tranquilo y relajado, incluso juguetón.

Gato con orejas paradas y erguidas

Las orejas paradas y erguidas casi siempre indican que el gato está alerta, pero también puede ser que tenga ganas de jugar. Mirar el contexto es esencial para lograr una buena comprensión.

gatos mostrando diferentes orejas

Gato con las orejas aplanadas hacia atrás o hacia los lados

Es un signo fiable de que la mascota se siente enojada o temerosa. Es una señal corporal típica de los gatos asustados, irritados o nerviosos. Interprétalo como que el gato está en modo “lucha o escape”, así que prepárate para cualquier acción.

Ten precaución alrededor de un gato cuyas orejas estén en esta posición.

Gato con las orejas aplanadas contra su cabeza

En este caso las orejas reflejan una emoción más peligrosa o agresiva, aunque también pueden indicar que tu gato está asustado.

Ojos: “la ventana del alma”

Sí, esta frase también es aplicable a los gatos. Si después de observar la postura, la cola y las orejas todavía no estás seguro de lo que significa el comportamiento de tu gatico, entonces trata de interpretar lo que dicen sus ojos.

Es normal que los gatos se queden mirando fijamente, sumidos en sus pensamientos, durante largos períodos de tiempo.

¿Cómo interpretar el lenguaje corporal de los gatos según sus ojos?

Gato que parpadea lentamente

Los gatos parpadean lentamente para mostrar afecto y relajación. Este comportamiento significa que confía en ti y se siente cómodo a tu alrededor.

Cuando el gato está tranquilo, puede hacer contacto visual y mantener la mirada por un instante antes de apartarla de forma despreocupada o parpadear suavemente. Suele ocurrir después que tener una comida satisfactoria, o justo antes de dormir.

Gato con ojos entrecerrados

También indica que la mascota se siente segura y confiada.

Gato que abre los ojos súbitamente

Este gesto muestra que está en máxima alerta.

gatos mostrando cambios en los ojos

Gato con pupilas dilatadas

Si tu gatico tiene las pupilas grandes puede indicar que está sorprendido, asustado o estimulado.

Dicha estimulación puede ser buena o mala; por ejemplo, un gato que se siente juguetón a menudo tendrá las pupilas dilatadas, pero esto también puede indicar miedo, emoción o enojo. Siempre debes considerar el contexto.

Si un gato entrecierra los ojos y tiene pupilas dilatadas, lo mejor es proceder con cautela. Esto puede indicar que hay problemas en camino. Considera que las pupilas se dilatan por la presencia de adrenalina; tratándose de gatos, eso significa que la mascota está lista para saltar, atacar o dominar.

Gato con pupilas estrechas y constreñidas

Se advierte que las pupilas constreñidas pueden indicar que el gato está tenso o se siente potencialmente agresivo.

Bigotes: también tienen algo que decir

Puede que los bigotes no revelen tanta información como la cola, las orejas y los ojos, pero también ofrecen pistas útiles para entender el lenguaje corporal felino.

  • Cuando un gato acerca sus bigotes a la cara significa que se siente temeroso, de ahí que trate de recogerlos para hacerse visiblemente más pequeño.
  • Un gato seguro y confiado tendrá sus bigotes ligeramente caídos y relajados.
  • ¿Qué pasa si tu gato tiene los bigotes hacia abajo? Dependiendo del contexto, puede indicar que está deprimido.

¿Cómo interpretar el comportamiento vocal de los gatos?

Además del lenguaje corporal, los gatos nos expresan lo que sienten a través de vocalizaciones o “ruidos”. Te sorprenderá descubrir cuántas cosas dice tu gato mediante sus maullidos y chirridos.

Maullido

Los gatos maúllan por una variedad de razones, desde excitación hasta frustración. Dependiendo del contexto, pueden usarlo como un saludo, una petición (“quiero subir”, “quiero bajar”, “quiero más comida”), una objeción (“tócame bajo tu propio riesgo”) o un anuncio (“aquí estoy yo”).

Trino

Se asocia con un comportamiento amigable y familiar. La gata madre suele hacer este tipo de vocalizaciones para indicarle a sus gatitos que deben seguirla. Cuando el chirrido va dirigido a ti, probablemente indique que tu gato quiere que los sigas. Si tienes más de un gato, también puedes escucharlos comunicándose de esta manera.

Ronroneo

El ronroneo en los gatos puede ser un signo de satisfacción (lo más común) o dolor. Es su manera de decirnos que son felices, especialmente cuando están comiendo. Sin embargo, un gato puede ronronear porque está ansioso o enfermo, de ahí que haga este sonido para consolarse.

Gruñido o silbido

Es una forma de expresar que está molesto, asustado, amenazado, enojado o agresivo. Cuando un gato gruñe, lo mejor es retirarse y dejarlo tranquilo.

Aullido (maullido fuerte y prolongado)

Los gatos aúllan cuando sienten que no tienen opción o presentan algún tipo de angustia, por ejemplo si se quedan atrapados dentro de un armario o si sienten dolor. Considera que en gatos no esterilizados estos sonidos son parte natural del comportamiento de apareamiento.

En adición, se dice que un gato puede aullar cuando es demasiado viejo y ha desarrollado demencia. Los aullidos significan que se siente desorientado.

Parloteo o chirrido

Indican emoción atenuada por la frustración. Estos son los ruidos que tu gato hace cuando está sentado en la ventana mirando una presa potencial que le encantaría capturar, por ejemplo un pájaro o una ardilla.

¿Qué es la serie de vocalización miedo/agresión?

Cuando un gato quiere que sepas que se siente amenazado, puede realizar una serie de vocalizaciones, aumentando su intensidad a medida que aumenta su incomodidad.

Primero viene el gruñido. Un gato que gruñe es un gato que quiere que retrocedas. El siguiente sonido en esta serie es el silbido, el cual indica que el gato se siente amenazado y puede estar preparándose para huir o pelear. Los silbidos también sirven para demostrar que está armado con colmillos afilados.

Por su parte, el aullido generalmente viene después del silbido e indica que el gato siente que no tiene opciones y está a punto de resistir o retirarse.

Entendiendo otros comportamientos felinos

gatos mostrando diferentes comportamientos

El frotamiento

¿Eres de los que piensa que tu gato se frota la barbilla y el cuerpo contra ti para decirte lo mucho que te quiere?

Quizás no te guste saber que en parte lo hace para marcar su territorio. Notarás que también se frota contra la silla, la puerta, sus juguetes… se frota con todo lo que esté a la vista. Este comportamiento es su forma de decirle a otros que todo eso es suyo, incluyéndote a ti.

El amasado

Es común ver a los gatos moviendo sus patas, como si amasaran algo, sobre una superficie suave. Se dice que esto es un remanente de la etapa de gatito lactante, cuando masajean las tetas de su madre para que fluya la leche. Los gatos hacen esto cuando están realmente felices.

La respuesta de Flehmen

¿Has observado cómo tu gato olfatea, luego levanta la cabeza, abre la boca ligeramente, retrae los labios y entrecierra sus ojos?

Te preguntaras a qué se debe un comportamiento tan extraño. Esto es lo que en el mundo animal se conoce como respuesta o reflejo de Flehmen. Tu gato está, nada más y nada menos, que reuniendo información.

El olfato es un sentido esencial para los gatos. Tanto así que cuentan con un órgano olfativo adicional que muy pocas criaturas poseen: el órgano de Jacobson. Dicho órgano se ubica entre el tabique nasal y el paladar duro de la boca.

Cuando el gato huele algo que le resulta fascinante, abre la boca, retrae sus labios e inhala las moléculas de olor para que fluyan hacia el órgano de Jacobson. Esto intensifica el olor y le proporciona más información sobre el animal u objeto que está olfateando.

Guía básica: cómo saber qué estado de ánimo tienen los gatos

Aprende a identificar cómo se siente tu mascota mediante las siguientes descripciones de su rostro y el lenguaje corporal 3

1. Calmado, relajado, contento

Orejas relajadas, suaves y redondeadas, inclinadas ligeramente hacia adelante; bigotes en posición neutral, alejados de la cara; movimientos corporales fluidos, respiración lenta y constante.

Los ojos estarán cerrados o entreabiertos, con pupilas normales. También es muy común que el gato parpadee lentamente. Todos estos son signos de que se siente seguro y que no le preocupa monitorear el medio ambiente.

2. Juguetón

Orejas hacia adelante, cola hacia arriba, bigotes hacia adelante y pupilas algo dilatadas.

Los gatos viven el juego como un comportamiento de caza. Típicamente, el gato acecha a su “presa” (un juguete, otra mascota, su dueño, etc.), se agacha con la parte trasera ligeramente elevada, hace un meneo ligero y salta. Una vez que atrapa la presa, la muerde y la golpea con sus patas traseras.

gato inseguro y gato confiado

3. Alerta o concentrado

Orejas erectas y puntiagudas, ojos bien abiertos con pupilas pequeñas, bigotes apuntando hacia adelante y cola levantada a un nivel medio. Eso significa que tu gato ha notado algo interesante.

El cuerpo estará dirigido hacia el foco de atención. Puede quedarse quieto cerca del suelo, mientras acecha con las patas traseras enrolladas debajo de su cuerpo.

4. Irritado o sobre-estimulado

Pupilas dilatadas, orejas hacia atrás y cola excitada.

El juego intenso suele convertirse rápidamente en una fuente de sobreestimulación para algunos gatos; esto puede resultar en mordidas y arañazos. El gato puede gruñir o intentar morder a modo de advertencia para que desistas.

5. Nervioso o ansioso

 

Orejas aplanadas hacia los lados o hacia atrás, ojos abiertos sin parpadear, pupilas dilatadas en forma de óvalo o círculo, y cola baja o metida entre las patas. El lenguaje de la cola del gato es particularmente significativo en estos casos. También puede mantenerla quieta o mover la punta lentamente de lado a lado en, lo cual es un signo de nerviosismo.

Tu gato puede deslizarse cerca del piso buscando un lugar para esconderse alrededor de la casa. A medida que la ansiedad se intensifica, puede comenzar a encogerse o arquear la espalda para echarse a correr.

gato asustado y gato relajado

6. Asustado o sorprendido

Orejas hacia atrás y planas contra la cabeza, pupilas completamente dilatadas, bigotes hacia atrás, espalda arqueada, pelo erizado y cola levantada o baja. El gato puede aullar, gruñir, silbar y escupir.

7. A la defensiva

Agachado, orejas aplanadas, bigotes hacia atrás, cola entre las piernas o envueltas alrededor del cuerpo, y las pupilas dilatadas. También puede maullar fuerte, gruñir, silbar y escupir.

8. Enojado, agresivo

Orejas tensas y aplanadas contra la cabeza, pupilas muy constreñidas, bigotes rígidos y su cola puede estar hacia arriba o hacia abajo con el pelo de punta.

Un gato agresivo mirará a otro gato y gruñirá o aullará hasta que el otro felino ceda. A los gatos realmente no les gusta pelear; ellos prefieren el enfrentamiento de “punto muerto”. Pero esto puede progresar y convertirse en una pelea si uno de los dos no retrocede.

gato seguro y gato agresivo

9. Estresado

Orejas levemente aplanadas e inclinadas hacia los lados, ojos muy abiertos con pupilas dilatadas y bigotes apuntando hacia delante.

El gato puede esconderse, aplanar su cuerpo o tratar de alcanzar altura. Si ves a un gato así, lo mejor es no tocarlo.

10. Deprimido

Orejas hacia adelante pero levemente caídas, ojos abiertos mirando hacia abajo y bigotes caídos.

Los gatos pueden deprimirse como resultado del estrés prolongado. En ese caso, la mascota no muestra interés en cosas que normalmente disfruta.

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si mi gato está enfermo por su lenguaje corporal?

El lenguaje corporal de los gatos no solo revela información sobre cómo se sienten emocionalmente, sino también sobre su estado físico. Aunque a veces puede ser difícil descubrir si un gato está o no enfermo, existen ciertas señales corporales que lo demuestran. Por ejemplo:

  • Un gato que se siente enfermo puede mantener la cabeza baja y entrecerrar los ojos, o mantenerlos cerrados. Sus orejas pueden estar bajas o apuntando hacia afuera, y sus bigotes apuntando hacia abajo.
  • También es posible que mantenga la cabeza, los pies y la cola muy cerca de su cuerpo, como si quisiera formar una bola apretada.
  • Su tercer párpado, membrana situada en las esquinas interiores de los ojos, puede ser visible debido a que no se retrae completamente.
  • En adición, puedes notar que el gato se siente demasiado débil como para sostenerse.
  • Los síntomas de secreción ocular / nasal y babeo también son una señal de enfermedad.

En caso de observar alguna (s) de estas señales en el lenguaje corporal y comportamiento de tu gato, asegúrate de consultar al veterinario. Es probable que la mascota esté enferma o sienta dolor.

Te puede interesar: Diabetes en Gatos – Primeros Signos, Consecuencias y Alimentación

¿Cómo entender el lenguaje corporal de los gatos siameses?

El lenguaje corporal de los gatos siameses no es diferente del de otras razas de gatos. Cualquier dueño puede interpretar el estado de su gato siamés usando la postura, la posición de la cola, las orejas, los bigotes y los ojos como guía.

La información brindada a lo largo de este artículo puede ayudarte a identificar cuándo tu gatito está contento, relajado, ansioso, temeroso, agresivo o concentrado.

¿Cómo saber si mi gato me quiere?

Un error muy común es pensar que los gatos no son cariñosos. A diferencia de los perros, quienes tienen formas explícitas de demostrar afecto, los gatos son más sutiles. ¿Te preocupa que tu mascota no sienta lo mismo? Estas son las 6 señales del lenguaje corporal que indican cuánto te quiere tu gato.

  1. Los ojos. Un buen indicador de que el gato confía y disfruta de tu compañía es cuando te mira con los ojos entrecerrados, parpadeando lentamente. En el mundo felino, estos parpadeos son el equivalente a los besos. Es un signo de afecto que transmite relajación, satisfacción, cariño y confianza, de ahí que ayude a construir y fortalecer vuestra relación.
  2. La cola. La cola del gato no solo ayuda a reconocer los sentimientos de miedo y agresión, también es un buen indicador de afecto. Enroscar la cola alrededor de tus piernas o brazos es una forma común de demostrar la conexión que tiene contigo. Otra señal de cariño y felicidad es cuando mantiene su cola en posición vertical con una ligera curva en la punta.
  3. Las frotaciones de mejillas y cabezazos. Para muchos, este es el comportamiento afectivo por excelencia. Los gatos acostumbran a frotar las mejillas de aquellos a quienes aman y en quienes más confían. A medida que se frotan y dan golpes de cabeza, las glándulas de olor producen feromonas para marcar, proclamar el sentido de propiedad y mezclar sus olores con el olor de su dueño. Cuando tu gato hace esto, simplemente está diciendo que te quiere.
  4. Los sonidos. El ronroneo de los gatos también suele ser un signo de placer, afecto y satisfacción. A menudo lo expresan durante el contacto cercano, por ejemplo si lo estás acariciando. Esta vocalización indica lo mucho que disfruta a tu lado.
  5. Los lamidos. Es normal que los gatos se acicalen entre sí cuando se sienten conectados. Sin embargo, este comportamiento también se extiende a sus compañeros humanos. Tu gato puede lamerte para mezclar aromas y demostrarte su cariño.
  6. El descanso. ¿A tu gato le gusta pasar el tiempo contigo? ¿Se queda descansando cerca de ti o duerme la siesta en tu regazo? Para ellos esta es una forma de demostrar afecto y confianza.

¿Qué significa que un gato mueva la cola?

El meneo de la cola del gato tiene diferentes significados. Puede indicar varias emociones según el tipo de movimiento 4. Por ejemplo:

  • Gato que camina con la cola hacia arriba y mueve la punta suavemente, o hace una sacudida rápida. Se siente seguro, feliz y confiado. Tu mascota te dice “hola” y está abierta a la interacción.
  • Gato con la cola en posición vertical y la menea desde la base hacia arriba. Generalmente significa que está emocionado.
  • Gato que mueve la cola de un lado a otro. Lo más probable es que este enojado. Suelen hacer esto cuando están en la mesa de examen del veterinario.
  • Gato que menea la cola de lado a lado, de manera lenta y suave. Es un meneo comúnmente asociado al juego.
  • Gato que hace movimientos cortos y rápidos con la cola. Seguramente está muy concentrado mirando una posible presa a través de la ventana.
  • Gato que mueve la cola mientras está acostado. Podría indicar que siente dolor o está enfermo.

¿Qué significa que un gato haga contacto visual?

Para los gatos, el contacto visual suele ser una forma de establecer el dominio. Ellos no tienen que recurrir a la fuerza física para salir victoriosos de un conflicto. Mirar fijamente es una técnica más sutil y segura para triunfar ante un posible rival.

Si un gato se da cuenta de que está siendo observado, es posible que haga contacto visual y trate de evaluar la amenaza. Considera que esto puede intimidarlo o hacerlo sentir incómodo, e incluso agresivo.

Esto explica por qué cuando un grupo de personas visita la casa, el gato siempre intenta acercarse a quienes no muestran interés en él. Las personas que no son amantes de los gatos tienden a mirar hacia otro lado o simplemente no hacen contacto visual.

persona acariciando un gato

¿Qué quiere decir un gato que ronronea?

Por lo general, el ronroneo es una buena señal. Cuando un gato ronronea probablemente esté tratando de comunicar placer y felicidad, pero no siempre es así.

Se sabe que este tipo de vocalización también puede indicar que la mascota está enferma o siente dolor. En ese caso el gato ronronea como una forma de aliviarse a sí mismo.

Otras veces puede indicar que tiene hambre. El ronroneo por comida es la combinación de un ronroneo normal con un llanto o maullido desagradable.

¿Por qué mi gato maúlla constantemente?

El maullido es una de las vocalizaciones más ambiguas del comportamiento felino, pues se sabe que los gatos maúllan por numerosas razones. Al igual que la mayoría de los signos del lenguaje corporal y demás sonidos, el maullido debe analizarse como parte del contexto.

Ahora bien, si un gato maúlla sin cesar es porque está tratando de decirte algo. Entre las causas más comunes del maullido constante se encuentran:

  • El celo (en gatos no esterilizados). Un gato de 5-6 meses sin capar no dejará de maullar.
  • La soledad y el aburrimiento. Los gatos que están muy unidos a sus cuidadores son particularmente susceptibles a la soledad o al aburrimiento. Este tipo de maullido o llanto constante suele comenzar después que la persona se acuesta a dormir y continúa hasta que le responden, o hasta que la mascota se cansa de maullar.
  • El dolor. Aunque son muy buenos ocultando el dolor, los gatos pueden maullar todo el tiempo cuando tienen un dolor muy fuerte.
  • Las enfermedades. El maullido constante puede ser un síntoma de hipertiroidismo, pérdida de la visión y demencia (en gatos muy viejos).

En ocasiones esto solo significa que tu gato tiene hambre, quiere salir, o simplemente que es muy vocal. Conoce todos los detalles en ¿Por Qué Maúllan los Gatos? Guía Útil – Tipos de Maullido y su Significado.

¿Qué significa que mi gato mueva la cola mientras duerme?

Si un gato mueve la cola mientras duerme puede indicar que en realidad está relajado, pero prestando atención a algo a su alrededor. Si el gato está realmente dormido, entonces el movimiento de la cola indica que está soñando.

Recomendado: ¿Por Qué los Gatos Duermen Mucho? Tiempo Normal de Sueño

¿Por qué a mi gato le gusta tanto que lo acaricien?

Para los gatos, una caricia en la cabeza, las mejillas o la barbilla es una especie de recordatorio de su rutina de aseo, así como de los lamidos de su madre cuando eran pequeñitos.

En adición, acariciar estas partes de su cuerpo te deja impregnado con el aroma que deprenden sus glándulas de olor, siendo esta una forma de marcar su territorio. Se dice que esto tiene un efecto calmante en los gatos.

Los lugares donde más les gusta ser acariciados son:

  • Detrás de las orejas
  • En las ancas, cerca de la cola
  • Debajo de la barbilla
  • En el cuello

Como dueño, debes considerar que a algunos gatos no les gusta que los acaricien.

Pensamiento final

Aunque los gatos pueden parecer muy misteriosos, entenderlos es una cuestión de prestar atención. A través del lenguaje corporal, los gatos comunican una gran variedad de emociones, necesidades y sentimientos. Su postura, la posición de las orejas, el meneo de la cola y el tamaño de las pupilas pueden ayudarte a interpretar si están cómodos o no.

Recuerda: no basta con saber lo qué significa cada una de las señales. Siempre es importante analizar el contexto. Sé paciente, observa a tu mascota y trata de ver la situación desde su punto de vista.

Referencias:

  1. https://pets.webmd.com/cats/features/cat-body-language#1
  2. https://www.cats.org.uk/help-and-advice/cat-behaviour/cat-body-language
  3. https://www.rspca.org.uk/adviceandwelfare/pets/cats/behaviour/understanding
  4. https://www.petmd.com/cat/behavior/evr_ct_what-does-it-mean-when-a-cat-wags-tail

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!