Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Los perros pueden comer sandía?

perro comiendo sandía de la mano de su dueño
Los perros y la sandía

La sandía es una fruta gustosa y refrescante que tenemos en casa comúnmente durante los meses de verano. Además de sabrosa, es baja en carbohidratos, a la par que rica en agua, vitaminas y minerales esenciales. Pero, ¿es seguro dársela a nuestra mascota? ¿Deberías dejar que tu perro coma sandía?

En general, la respuesta es sí. Sin embargo, existen varias advertencias y recomendaciones que debes conocer como dueño.

¿Es seguro que un perro coma sandía / patilla?

Los perros sí pueden comer sandía, pero al igual que con otras frutas y alimentos humanos, es importante tomar ciertas precauciones. En primer lugar, su consumo siempre debe ser moderado. Considera que al ser una fuente de carbohidratos, no se recomienda darle grandes cantidades.

Por otra parte, las semillas de la sandía podrían causar un bloqueo intestinal, poniendo en riesgo la salud e incluso la vida del perro.

Tampoco es aconsejable que la mascota coma parte de la cáscara, pues se sabe que esto puede provocarles malestar gastrointestinal 1.

Antes de darle sandía a un perro, asegúrate de conocer cuál es la mejor forma de consumo y qué cantidad se considera adecuada. En adición, siempre es buena idea consultar al veterinario sobre la seguridad y los posibles efectos de la sandía en la dieta específica de tu perro.

Nota. Encuentra información sobre mejores formas de consumo y tamaño de la porción más adelante en este artículo…

perro blanco saboreando un trozo de sandía fresca

Beneficios: ¿la sandía es buena para los perros?

La sandía, también llamada melón de agua o patilla, es una fruta con propiedades beneficiosas, no solo para las personas, sino también para los perros. 1 taza de sandía natural (154 g) aporta aproximadamente 2:

  • 46 calorías
  • 6 g de carbohidratos
  • 141 g de agua
  • 5 mg de vitamina C (21% DDR)
  • 876 IU de vitamina A (18% DDR)
  • 173 mg de potasio (5% DDR)
  • 4 mg de magnesio (4% DDR)
  • Vitaminas del grupo B

Además de estos y otros nutrientes, el melón de agua es rico en licopeno, un compuesto ampliamente estudiado por sus propiedades antioxidantes. También contiene citrulina, un aminoácido asociado al buen funcionamiento de órganos como los riñones, los pulmones y el hígado.

Entonces, ¿qué beneficios podría tener la sandía para mi perro?

1. Fortalecimiento del sistema inmune

Dado su potencial como antioxidante, la vitamina C favorece el buen funcionamiento del sistema inmunológico y la prevención de infecciones / enfermedades 3. El aporte de vitamina C en frutas como la sandía puede ser especialmente beneficioso para perros enfermos o de avanzada edad, cuyo hígado ya no produce suficiente vitamina C de forma natural.

2. Mejor salud de los ojos, la piel y el pelo

La vitamina A de la patilla puede favorecer la salud visual en los perros, así como brindarle protección a su abrigo y su piel. Esta vitamina también interviene en el funcionamiento de músculos y nervios.

3. Protección de la salud cardiovascular

Se sabe que la deficiencia de potasio puede jugar un papel en el desarrollo de las enfermedades cardíacas. Un perro puede tener mayor riesgo de sufrir ataque o fallo cardíaco cuando no consume suficiente potasio. La sandía es una fruta que aporta cantidades significativas de este mineral.

4. Mayor hidratación

Otro de los grandes beneficios para un perro que come sandía es la hidratación. Gracias al alto contenido de agua, 1-2 piezas de la fruta ayudan a mantenerlo más hidratado durante el día.

5. Prevención de enfermedades

La sandía es muy rica en licopeno, el antioxidante más abundante en frutas y verduras de color rojo. Se ha observado que el consumo regular de este compuesto ayuda a combatir la acción de los radicales libres, tanto en el organismo humano como en el canino 4 5.

perro asomando la cabeza a través de una sandía

Otros beneficios generales

La fibra, las vitaminas del complejo B y demás minerales presentes en el melón de agua favorecen otros procesos y funciones corporales, incluyendo la buena digestión, el metabolismo de la glucosa y la regulación de las hormonas 6.

¿Es bueno que un perro coma sandía? Sí. Las piezas de sandía se consideran un buen bocadillo para perros. Es una alternativa apetitosa y natural, a la par que nutritiva, hidratante y baja en calorías.

Consumo: ¿cuál es la forma correcta de darle sandía a un perro?

Los perros deben comer la sandía sin semillas, sin cáscara y siempre en su forma natural. Esta puede estar fresca o congelada. Se recomienda cortar la pulpa en pequeños cubos o bolas, aproximadamente del tamaño de un bocado. El resultado será un aperitivo ligero, seguro y fácil de masticar.

En caso de querer darle sandía congelada, se debe seguir el mismo procedimiento. Retira la cáscara, elimina las semillas y corta la fruta en piezas pequeñas. Evita esta variante si el perro no tiene los dientes sanos, ya que masticar la patilla dura congelada podría causarle daño en las encías 7.

Si eres uno de esos dueños creativos que le gusta consentir a su mascota, siéntete libre de crear tus propias recetas mezclando la sandía con otros ingredientes.

Recetas fáciles

Golosinas congeladas de sandía

Mezcla 2 tazas de pulpa de sandía triturada sin semillas, con 1 taza de leche de coco o de yogurt natural sin azúcar bajo en grasa. A continuación, esparce la mezcla sobre un molde para hacer cubitos de hielo, asegurándote de no colocar demasiada cantidad en cada uno de los huecos. Lleva al congelador y deja congelar durante al menos 35 minutos antes de darle unos pocos a tu perro.

Jerky de sandía

Esta receta es mucho más fácil de hacer si cuentas con un deshidratador. Corta la pulpa de sandía en tiras largas y ponlas a deshidratar hasta que adquieran una textura similar al jerky tradicional. Si no dispones de un deshidratador, coloca las piezas de fruta sobre una bandeja, lleva al horno a temperatura baja y hornea hasta que haya perdido parte del agua.

huskies siberianos mirando hacia golosinas de sandía congelada

5 Reglas para incluir la sandía en la dieta canina

  1. La mascota solo debe comer sandía sin semillas.
  2. Solo se puede administrar la pulpa de la fruta; un perro nunca debe comerse la cáscara.
  3. Es importante mantener un consumo moderado, siempre a modo de recompensa o bocadillo ocasional. El exceso de frutas en la dieta canina puede aumentar el riesgo de obesidad, diabetes y otros problemas de salud.
  4. La sandía debe estar en su forma natural. Los dulces y golosinas con sabor a sandía no solo no ofrecen ningún beneficio para la mascota, sino que la pueden perjudicar. Considera que estos productos suelen ser altos en azúcar, químicos, saborizantes y edulcorantes artificiales. Aquí se incluye el xilitol, un sustituto del azúcar potencialmente tóxico para los perros.
  5. Si tu perro tiene requerimientos alimenticios específicos o padece alguna condición, pregúntale al veterinario si es seguro que coma sandía, y de ser así, qué cantidad y con qué frecuencia.

Recomendado: 9 Venenos Potenciales para Perros – ¿Qué Puede Envenenar a Mi Perro?

¿Cuánta sandía se les puede a los perros?

Demasiado de algo bueno puede terminar convirtiéndose en algo malo. Esto sigue siendo cierto cuando se trata de la sandía y los perros.

Para saber qué cantidad de sandía puede comer un perro, lo primero a tener en cuenta es que las golosinas o recompensas no deben representar más del 10% de su ingesta calórica diaria. En adición, la cantidad de frutas y verduras no debe representar más del 20% de la dieta.

Dichas reglas deben ser aplicadas independientemente del tamaño del perro.

Entonces, ¿cuál es la porción de sandía más recomendada?

Teniendo en cuenta el aporte calórico, nutricional y vitamínico de la sandía, se dice que la porción más adecuada para perros es de 50-75 gramos al día. Esta cantidad puede variar según el tamaño de la raza; un perro de raza pequeña podría necesitar comer menos, mientras que uno grande podría comer más.

En general, lo mejor es darles 1-3 cubos de sandía, de manera ocasional.

Te puede interesar: ¿Qué Verduras Pueden Comer los Perros? ¿Cuáles están Prohibidas?

imagen resumen sobre los perros y el consumo de sandía

Contraindicaciones: los principales riesgos y advertencias

La ingesta de sandía en perros no está exenta de contraindicaciones y posibles efectos adversos. ¿Qué pasa si un perro come cáscara de melón de agua? ¿Es peligroso que un perro coma demasiada sandía?

Conoce todo lo que debes saber a continuación…

Riesgo de bloqueo intestinal

Una de las principales precauciones a tener en cuenta es que los perros no deben tragarse las semillas. El hecho de que la mascota se coma las pepitas pequeñas, o 1-2 semillas grandes de manera accidental, no representa un gran riesgo; sin embargo, cuando el perro ingiere demasiadas semillas existe la posibilidad de sufrir un bloqueo en el tracto gastrointestinal.

A su vez, esto puede derivar en complicaciones más graves.

Algunos perros grandes pueden pasar las semillas de sandía sin problemas, pero las razas más pequeñas son especialmente susceptibles al bloqueo.

Diarreas, obstrucción y riesgo de asfixia

También es importante que el perro no se coma la cáscara de la sandía. La corteza de frutas como el melón de agua y el cantalupo suele ser muy difícil de masticar y digerir, de ahí que pueda causarle problemas estomacales al animal.

Esto va desde diarreas y vómitos, hasta la obstrucción intestinal en caso de ingerir trozos muy grandes. Así mismo, la cáscara puede representar un riesgo de asfixia, especialmente si se trata de un perro más pequeño.

Malestar digestivo

Como cualquier otro alimento, la sandía puede causar indigestión cuando el perro la prueba por primera vez. Si ese es el caso, lo mejor es comenzar con una cantidad muy pequeña y observar cómo reacciona la mascota.

Riesgo de obesidad

Un perro que come más sandía de lo recomendado, de manera regular, puede enfrentar un mayor riesgo de desarrollar sobrepeso.

Aumento de la glucosa en sangre

Controlar la frecuencia y el tamaño de la porción es aún más importante para los perros que tienen diabetes. Aunque se considera un tipo de bocadillo saludable, la sandía contiene azúcar. Como todas las demás frutas, su consumo inadecuado en perros diabéticos puede causar un aumento indeseado de la glucosa sanguínea.

Ver más adelante: ¿Un Perro Puede Comer Uva de Forma Segura? Riesgos, Signos, Porción

Alergias

No es un suceso común, pero podría darse el caso de perros alérgicos a la sandía.

perro con una pieza de sandía en la boca

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Los perros pueden comer cáscara de sandía?

No. Al ser una parte dura, difícil de masticar y de digerir por el sistema digestivo canino, los perros nunca deben comerse la cáscara de la sandía. Su ingesta puede causar diarreas o estreñimiento, dolor de estómago, y en el peor de los casos, obstrucción intestinal.

En adición, se advierte que masticarla puede afectarle las encías y dientes, y que los trozos de cáscara demasiado grandes podrían poner a la mascota en riesgo de asfixia.

Si tu perro ha comida cáscara de sandía accidentalmente y muestra síntomas como vómitos, diarreas constantes, estreñimiento o letargo, busca atención veterinaria de inmediato.

Recomendados:

¿Es necesario sacar las semillas de sandía antes de dársela a un perro?

Sí. Siempre que vayas a darle sandía a tu perro, asegúrate de que la pulpa no contenga semillas negras. En la actualidad es común encontrar sandías que han sido genéticamente modificadas para no desarrollar semillas. Esta variante aún puede contener pequeñas pepitas blancas, pero se considera una opción segura.

Igualmente, es buena idea extraer la mayor parte de ellas.

En caso de tener la sandía tradicional con semillas, deberás eliminarlas todas de forma manual antes de que tu perro la coma.

¿Qué pasa si un perro come semillas de sandía?

La ingesta de unas pocas semillas no suele representar un peligro para la mayoría de los perros. Pero si la mascota traga demasiadas semillas de sandía, existe el riesgo de experimentar un bloqueo en el tracto digestivo. Como consecuencia, puede comenzar a desarrollar vómitos, estreñimiento, letargo y dolor abdominal.

La presencia de estos y otros síntomas asociados al bloqueo intestinal requieren atención médica de emergencia para evitar complicaciones graves.

¿Un perro puede tomar jugo de sandía?

Sí, siempre y cuando sea un jugo 100% natural y se controle la cantidad. El mejor jugo de sandía para perros es aquel que se prepara en casa, licuando la sandía madura sin semillas y sin añadir azúcar. Evita los jugos comerciales a base de concentrados y saborizantes artificiales.

Pensamiento final

¿Mi perro puede comer sandía? Tal y como hemos visto a lo largo de esta publicación, los perros sí pueden comer sandía. Basta con sacarle las semillas, eliminarle la cáscara, cortar la pulpa en pequeñas piezas y limitar el tamaño de la porción.

Si te ha parecido útil la información y te han gustado las imágenes del artículo, por favor, no olvides compartirlo con algún familiar o amigo al que pueda interesarle nuestro contenido.

También te invitamos a dejarnos dudas, opiniones y experiencias en la sección de Comentarios.

Referencias:

  1. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/can-dogs-eat-watermelon/
  2. https://nutritiondata.self.com/facts/fruits-and-fruit-juices/2072/2
  3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19386005/
  4. https://www.researchgate.net/figure/Lycopene-isomer-distribution-in-dog-tissues-1_tbl2_10588931
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21034328/
  6. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/vitamins-dogs-need-healthy-lifestyle/
  7. https://www.1800petmeds.com/education/can-dogs-eat-watermelon.html

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!