Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Qué hacer para que dos perros se lleven bien?

perros en la calle abrazándose
Tener varios perros en casa

Para lograr la aceptación de un segundo perro en el hogar es importante comenzar con buen pie, prestando especial atención al momento de las presentaciones. Dos perros que van a vivir juntos pueden tardar varias semanas en acostumbrarse el uno al otro, de ahí que debas actuar estratégicamente y tener algo de paciencia.

¿No sabes cómo hacer que tus dos perros se lleven bien en casa? En AnimalFiel nos complace ofrecerte una guía básica para lograr que dos perros se acepten entre sí y terminen siendo amigos.

Pasos efectivos para hacer que dos perros se lleven bien

Lo primero a tener en cuenta antes de traer un perro nuevo a casa es elegir el compañero más compatible para el perro actual. Ya sea que quieras comprar un cachorrito, o adoptar un perro del refugio local, tómate un tiempo para evaluar qué tan compatibles son en cuanto al temperamento, la historia de vida y el entrenamiento. Esto puede evitar dolores de cabeza innecesarios más adelante.

Por ejemplo, si tu perro es activo y extrovertido, considera traer un perro con cualidades similares. Si tu perro es tranquilo y reservado, busca un compañero que complemente su estilo de vida.

Dicho esto, veamos cuáles son los pasos y recomendaciones a seguir para que tus perros se lleven bien entre sí…

  1. Introducirlos en territorio neutral
  2. Mantenerlos separados (al principio)
  3. Supervisar todas sus interacciones
  4. Dejar que establezcan una jerarquía de dominio
  5. Afianzar el entrenamiento de obediencia
  6. Prestar atención al lenguaje corporal
  7. Brindar el mismo nivel de atención

Sigue leyendo a continuación y conoce cuál es la mejor manera de proceder en cada paso.

1. Introducirlos en territorio neutral

El gran error que cometen algunos dueños cuyos perros se llevan mal es realizar una presentación inadecuada. No se puede arrojar un nuevo miembro en el territorio de otro perro o manada y esperar que se lleven bien. Quizás lo acepten, pero lo más probable es que no lo hagan.

Siempre se corre el riesgo de que el perro actual se vuelva agresivo para defender lo que es suyo, o que el perro nuevo se torne completamente temeroso y sumiso.

Lo más recomendable para introducir a dos perros que van a vivir juntos es que primero se encuentren en territorio neutral, de esa forma la mascota actual no se sentirá amenazada. Una buena forma de hacerlo es mediante el paseo. Caminar juntos en un territorio neutral (parque, sendero, etc.) les permite olfatearse, conocerse y saludarse.

Consejo de expertos: Cada perro debe ir con correa y ser paseado por una persona diferente. Al principio, no se debe permitir que caminen demasiado cerca uno del otro, ya que pueden sentirse amenazados por la presencia de otro perro. En caso de observar signos de tensión, lo mejor es separarlos de inmediato.

Una vez que los dos perros parezcan tolerantes entre sí, es hora de llevarlos a casa. Primero debe entrar la persona seguida del perro que ya vive en el hogar, y por último, el nuevo perro.

2. Mantenerlos separados (al principio)

Algunas personas creen que mientras más interactúen dos perros en casa, más rápido se llevarán bien. Pero desgraciadamente esto no suele funcionar.

Es muy importante que ambos perros se mantengan separados hasta que se hayan aclimatado el uno al otro. Eso significa que deben permanecer en áreas separadas y tener su propio espacio para comer, dormir, jugar, entrenarse y recibir la atención del propietario.

Cada perro debe tener su propio comedero, bebedero, juguetes y cama para descansar.

A medida que se vayan acostumbrando el uno al otro durante los encuentros en territorio neutral, puedes empezar a dejar que se vean dentro del hogar. Colocar una puerta para bebés es una buena alternativa para permitir que se vean de una habitación a otra, pero sin llegar a entrar en contacto directo.

Cuando sientas que los dos perros se aceptan entre sí, se llevan bien y no muestran ningún signo de hostilidad, la separación ya no es necesaria. Recompénsalos por su comportamiento tranquilo y relajado.

dos perros durmiendo juntos en el sofá

3. Supervisar todas las interacciones

Aunque los dos perros puedan quedarse juntos a solas, no es recomendable dejarlos sin supervisión durante mucho tiempo, al menos no en los primeros meses. Una vez que estén listos para interactuar libremente, asegúrate de estar presente para supervisar. Observa la química y el lenguaje corporal, de forma que puedas separarlos si surge alguna duda.

Tu deber es hacer todo lo posible por mantener el optimismo y la calma.

Provee suficientes juguetes para que jueguen, pero quítaselos si algunos de ellos se convierte en fuente de tensión.

Deja que coman en la misma habitación. Si notas que empiezan a pelear por la comida, esa es una señal de que todavía no están listos para aceptarse completamente.

Ten en cuenta que los perros pueden tornarse protectores con ciertos lugares en casa, como una cama, el sofá o una ventana. Si tus perros discuten constantemente por el acceso a estos sitios, haz que el lugar sea inaccesible para los dos. Luego reintrodúcelos gradualmente.

4. Dejar que establezcan una jerarquía de dominio

Según dicta su naturaleza, los perros son animales que viven en manada. Cada manada tiene un líder, es decir, un perro alfa que domina y lidera a los demás miembros. Tal y como explica el reconocido entrenador / experto en comportamiento canino César Millán en su artículo Jerarquía de la Manada de Perros 1, “los perros son más felices cuando tienen una estructura… los seguidores quieren que se les diga qué hacer y saber lo que el líder espera de ellos”.

Tu manada debe tener un líder. Tus perros competirán instintivamente para convertirse en el alfa de la manada. Es normal que esto ocurra cuando se tiene más de un perro macho en casa. Lo interesante es que el dueño y su familia también son considerados parte de la jerarquía.

Asegúrate de ocupar la posición alfa en el grupo, ya que si tus perros te ven como líder, no se verán como rivales dentro de la manada y por tanto, hay más posibilidades de que lleven bien.

5. Afianzar el entrenamiento de obediencia

El entrenamiento de obediencia es fundamental para tener un mejor control de tus perros y evitar el riesgo de que ocurra una pelea. Comandos básicos como “siéntate”, “quédate” o “abajo” son esenciales. Este tipo de entrenamiento puede requerir tiempo y esfuerzo, pero lo que importa es el resultado final.

Ambas mascotas deben ser adiestradas de la misma manera. No todas las razas de perros tienen la misma capacidad de aceptar una orden, solicitud o entrenamiento de disciplina en general. Sin embargo, se sabe que cuando los perros trabajan en pareja, es más fácil que se entiendan y terminen llevándose bien.

Consejo de expertos: Si no tienes tiempo para educar a tus perros, es recomendable registrarlos en un curso de adiestramiento o contratar a un profesional que trabaje con ellos por igual.

6. Prestar atención al lenguaje corporal

Observa atentamente la postura o lenguaje corporal de los perros mientras interactúan. Sepáralos inmediatamente en caso de notar signos que indiquen un comportamiento defensivo o agresivo, como mostrar los dientes, mirar fijamente, tener la cola rígida, las orejas hacia adelante, el pelo de la espalda erizado, etc. Solo debes permitirles interactuar nuevamente cuando estén tranquilos y relajados.

perros atados con correa paseando uno junto al otro

7. Brindar el mismo nivel de atención

Esta es una de las cosas más importantes que debes hacer para que dos perros sean amigos, especialmente si suelen llevarse mal. Asegúrate de prestarles la misma atención todos los días. Si cometes el error de atender más a uno de los dos, el otro perro puede sentirse desatendido y celoso, lo que a su vez conduce a una relación de tensión y hostilidad entre ellos.

Bríndales el mismo cariño, tiempo de juego, socialización y entrenamiento.

Otros consejos básicos para dueños

  • Ser paciente. La convivencia de dos perros puede parecerse a la rivalidad entre hermanos. Que se odien y se lleven mal ahora no significa que nunca se llevarán bien. Ten paciencia y sé consistente; verás que tus perros aprenden a vivir juntos en poco tiempo.
  • Probar nuevas tácticas. Si después de varias semanas, dos perros no parecen aceptarse, podría ser el momento de cambiar la estrategia, por ejemplo, usando el sentido del olfato canino. Mientras el perro veterano está encerrado, permite que el nuevo perrito salga de su jaula o habitación y explore las habitaciones. La idea es lograr que deje su olor impregnado en todas partes para familiarizar al perro actual. Luego repite el mismo procedimiento, pero intercambiando a los perros.

Hacer esto varias veces puede ayudar a que las mascotas se acostumbren y empiecen a aceptarse el uno al otro durante una reunión en zona neutral.

  • Ser el líder. En cualquier caso, el dueño debe ser el macho alfa de la manada, mostrar autoridad y hacer que ambos perros se sientan cómodos y bajo control. Cuando ellos comprendan que estás a cargo, serán menos agresivos y rebeldes entre sí. El trabajo estará hecho cuando tus mascotas puedan llevarse bien, incluso si no estás a su lado.

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cómo presentar a dos perros que van a vivir juntos?

Según expertos y dueños experimentados, esta es la forma correcta de presentar a dos perros que van a convivir:

  • Propiciar un encuentro en zona neutral con ayuda de otra persona; puede ser en el vecindario, un parque o sendero cercano.
  • Iniciar un paseo largo durante el cual ambos perros puedan olfatearse e interactuar mientras van atados con correa. Es importante estar atento a posibles signos de agresión. No se debe permitir que uno de los perros muerda agresivamente al otro, o se involucren en una pelea.
  • Después de la introducción en territorio neutral y solo si parecen llevarse bien, se les puede presentar en la casa. Una vez dentro, podrían surgir disputas territoriales sobre juguetes, atención, etc. Uno de los perros tratará de asumir la posición dominante y el dueño no puede ayudar a decidir cuál de los dos será.
  • No se recomienda interrumpir las disputas inmediatamente a menos que uno o ambos perros estén peleando agresivamente. Morder, ladrar y pastorear también son formas en que los perros muestran dominio y establecen la posición alfa. Lo mejor es mantener una o ambas correas inicialmente para poder tirar de ellas si llega a ser necesario.

¿Cómo se presentan dos perros cuando uno es agresivo?

Puede que al presentar dos perros, uno de ellos se torne agresivo con el otro, ya sea porque tiene miedo o porque está tratando de mostrar dominancia. Para lograr que un perro agresivo se comporte de manera tranquila y sumisa es necesario sujetarlo con fuerza, demostrándole liderazgo y asertividad.

Con ambos perros atados de una correa, intenta hacerlos caminar juntos en paralelo. Esto reduce la energía agresiva y permite que trabajen juntos en un objetivo común: caminar.

A menudo, la agresividad canina se asocia con la falta de ejercicio. Una vez que el perro agresivo quema el exceso de energía, adopta un estado mental más saludable.

¿Por qué mis dos perros machos no se llevan bien?

Aunque muchos perros parecen llevarse bien con cada perro que encuentran, otros tienen sus propias preferencias, probablemente relacionadas con la edad, el tamaño, el olor o el tipo de raza.

Uno de las principales causas por las que dos perros machos pueden llevarse mal es la edad. Por ejemplo, algunos perros adultos no toleran la energía incesante de los cachorros revoltosos; un perro viejo y enfermo también puede sentirse incómodo en presencia de otros perros que acostumbren a jugar brusco.

Pero, incluso los perros de edad similar pueden tener problemas relacionados con su estatus social. Es común que dos perros de la misma edad quieran competir por el puesto dominante dentro del hogar.

Otra explicación de por qué dos perros no se llevan bien tiene que ver con las circunstancias de su introducción. Los perros que no son presentados correctamente pueden desarrollar sentimientos negativos entre sí muy duraderos. El primer encuentro entre dos perros determina en gran parte como serán las interacciones futuras.

Considera que a veces los perros machos simplemente no se aceptan por razones que nunca entenderemos. Incluso cuando se siguen los protocolos de introducción adecuados y los perros tienen edad, tamaño y temperamento similares, existe la posibilidad de que no disfruten estar juntos.

¿Qué tiempo tardan dos perros en acostumbrarse el uno al otro?

El proceso de aceptación entre dos perros que viven juntos puede variar dependiendo de varios factores, pero de forma general esto suele demorar alrededor de un mes. Es el tiempo promedio que tarda un perro en adaptarse y aceptar la posición del otro en “la manada”.

Como dueño, es importante comprometerse y no entrar en pánico. No pocos se sorprenden al ver cómo dos perros que parecían odiarse terminan convirtiéndose en buenos amigos después de un tiempo.

imagen diseño - razas de perros que se llevan bien con otros perros

¿Qué perros suelen llevarse bien con otros perros?

¿Pensando en tener varios perros juntos en casa? Aquí están algunas de las razas que mejor se llevan con otros perros:

  • Basset hound
  • Barbet
  • Beagle
  • Goldendoodle
  • Cocker spaniel
  • Bichón boloñés
  • Bichón frisé
  • San Bernardo
  • Gran danés
  • Vizsla
  • Whippet
  • Pug
  • Pointer
  • Cotón de Tulear
  • Cavalier King Charles spaniel
  • Mastín americano

¿Qué hacer cuando dos perros se pelean?

En ocasiones, incluso los perros cercanos pueden terminar peleando. Esto suele ocurrir cuando uno de ellos no respeta el espacio del otro, y lo que empieza como una corrección se convierte en un conflicto. Como dueño, el primer paso es detener la pelea de forma rápida y calmada, concentrándose en el perro con mayor nivel de hostilidad.

  • Usa el tacto para redirigir su atención (lo obliga a soltarse si está mordiendo) y luego tira de él hacia arriba (no hacia atrás).
  • Es recomendable sacarlos a pasear juntos, uno al lado del otro. Este tipo de ejercicio no solo ayuda a disminuir su energía y, por tanto, el impulso de pelear, sino que los hace compartir un mismo objetivo.
  • Recompénsalos cuando estén tranquilos y sumisos, y corrígelos siempre que no lo estén.

En caso de pelea entre dos perros, nunca se debe gritar o mostrar excitación; eso solo aumentaría la agresividad. Se realizar un sonido fuerte, pero siempre con calma. Lo importante no es la voz, sino la energía trasmitida.

Lo peor que puedes hacer si tienes perros que pelean es ignorar el problema aislándolos entre sí. Separarlos hará que cada uno de ellos se comporte de manera más territorial. La socialización es clave para lograr que ambos seas equilibrados.

Recuerda: Como líder de la manada, es necesario actuar con autoridad y establecer límites / reglas. Si todos tus perros te ven como líder, no se verán entre ellos como competencia.

¿Qué razas de perros no se llevan bien con otros perros?

Aunque esto puede variar dependiendo de cada perro en particular, se dice que las razas de perros menos tolerantes con otros perros son:

El entrenamiento y la socialización desde cachorros es fundamental en estas razas. Si bien pueden ser amorosos con su familia humana, es posible que no se lleven muy bien con otros perros en su misma casa.

¿Dos perras hembras pueden llevarse bien si viven juntas?

Por lo general, no se recomienda tener dos perras juntas, especialmente si son de la misma edad, o una es adulta y la otra cachorrita. En comparación con dos machos, las perras son más propensas a odiarse y pelear de forma sangrienta entre ellas. Se dice que las hembras tienen más dificultades para establecer la jerarquía dentro de la manada.

Cabe señalar que esto no es una regla; no todas las perras que viven juntas se llevan mal.

¿Cómo hacer que un cachorro y un perro adulto se lleven bien?

Los perros adultos pueden tener problemas para aceptar un nuevo cachorro en su entorno. Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a lograr que se lleven bien rápidamente:

  1. Mantener recursos separados para cada uno de ellos, dígase comida, agua, juguetes, cama, etc.
  2. Entrenar al cachorro para que aprenda a controlar su energía.
  3. Brindar atención primero al perro adulto y después al cachorro. Esto significa saludarlo primero, servirle primero la comida, dejarlo pasar antes por la puerta, o ponerle la correa de primero.
  4. No castigar al adulto por gruñirle al cachorro. Inhibir su forma de corregir al nuevo cachorrito puede causarle confusión y conflicto interno.
  5. Mantener los horarios y rutinas del perro mayor para promover sentimientos de seguridad y evitar los celos por la llegada de otro perro. Siempre que sea posible, dedícale tiempo de calidad a solas.
  6. Recompensar al adulto cuando tenga una buena reacción hacia el cachorro.

Referencias:

  1. https://www.cesarsway.com/Dog-pack-hierarchy/

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!