Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Cuáles son los síntomas de parto en las perras?

perra embarazada sentada
El parto en las perras

Como dueño, es probable que ya conozcas la fecha estimada de parto de tu perrita embarazada. Sin embargo, también se recomienda aprender a reconocer los síntomas que indican que ya está a punto de dar a luz. Siempre podrás asistir mejor a la mascota si sabes identificar cuándo ha empezado el trabajo de parto.

Esto es especialmente importante si se trata de una perra primeriza.

Sigue leyendo a continuación para conocer cuáles son los posibles síntomas de parto en las perras, en qué momento suelen aparecer y qué puedes hacer para gestionarlos.

¿Cómo saber si mi perra está a punto de parir?

Una vez que llega el momento, la perra embarazada muestra señales clave que anuncian el inicio de las diferentes etapas en el proceso de parto. Podríamos pensar en estos síntomas como una escalera, ya que suelen aparecer en un orden establecido; la presencia de una nueva señal marca el ascenso hacia otro peldaño.

Nota. Tenga en cuenta que no todas las perras son iguales, ni presentan exactamente los mismos signos en el mismo orden.

Típicamente, estos son los 12 síntomas comunes que aparecen cuando una perra va a tener sus cachorros:

1. Descenso de la temperatura corporal

Según explican los expertos, este es uno de los síntomas de parto más fiables. La temperatura normal de un perro suele ser de 101 grados Fahrenheit o 38 grados Celsius. Pero justo antes del parto, la temperatura corporal desciende a unos 97 °F (36 °C) y permanece así durante un tiempo.

La obtención de 2 lecturas bajas consecutivas, tomadas con 12 horas de diferencia, indica que la perra va a comenzar el trabajo de parto, por lo general dentro de 24 horas.

Es por eso que se aconseja mantener un gráfico diario de la temperatura rectal de la mascota en su última semana de embarazo. Sin dudas, esto puede ayudar a determinar cuándo se avecina el parto.

Si una perrita no muestra signos de trabajo de parto después de 1 día de la caída de temperatura, lo mejor es consultar al veterinario.

2. Comportamiento de anidamiento

Se trata de un comportamiento natural en la gran mayoría de las perras. La futura madre tratará de encontrar una guarida o escondite en el que se sienta segura y cómoda para parir a sus cachorros; por ejemplo debajo de la cama, en el baño, etc. En general, es un indicio de que el parto comenzará pronto.

Algunas perras empiezan a buscar su nido aproximadamente 1 semana antes de la fecha de parto, pero suele ser un comportamiento más notable justo el día antes.

Para ayudarla, asegúrate de prepararle una caja de cartón limpia y segura, a la que pueda acceder fácilmente. Una buena caja de parto debe ofrecer algo de privacidad, ser lo suficiente grande y cómoda, no tener los laterales muy bajos, así como estar forrada con periódicos, toallas y mantas.

3. Ansiedad, nerviosismo, inquietud

La ansiedad por el parto inminente puede darle a la perra una apariencia preocupada, llorosa, e incluso de ceño fruncido. Es normal que quiera quedarse cerquita de su dueño.

Así mismo, puede lucir nerviosa y agitada en todo momento. Comúnmente, una perra a punto de parir no querrá estar cerca de otras mascotas o personas extrañas.

4. Cansancio y letargo

Se sabe que algunas hembras embarazadas pasan mucho tiempo descansando antes del parto, especialmente en los últimos días. Si la fecha de parto está muy cerca y la mascota luce cada vez más letárgica, entonces puede que los cachorritos estén al nacer.

perra embarazada echada sobre una sábana blanca

5. Mayor apego a su dueño

Espera que la mascota te siga a donde quiera que vayas. Incluso puede quedarse junto a tu cama, o debajo de ella, mientras duermes. La llegada del parto la hace querer estar cerca de la persona en quien más confía.

6. Pérdida de apetito y vómitos

Por otro lado, es común que la perrita embarazada deje de comer 1 o 2 días antes de entrar en trabajo de parto. En caso de que sí coma durante este tiempo, considera que puede vomitar. También es probable que tenga una gran evacuación intestinal dentro de las 24 horas cercanas al nacimiento, lo cual ocurre como resultado de la presión causada por las crías.

Tanto el vómito como la evacuación intestinal son señales de lo que está a punto de experimentar su cuerpo. Asegúrate de proporcionarle agua fresca en todo momento.

7. Jadeo

¿La perra jadea mientras descansa? Esa es una señal casi segura de que el trabajo de parto acaba de empezar. Es común que jadee rápidamente durante un período de tiempo; después puede hacer una pausa momentánea antes de reanudar dicho comportamiento.

8. Pezones abiertos y posible excreción de leche materna

Si bien no todas las perras embarazadas lo hacen, algunas pueden expulsar leche antes de parir. En ese caso, el dueño puede observar pequeñas fugas, además de los pezones agrandados y las mamas hinchadas.

9. Lamidos del área genital

Los lamidos frecuentes e insistentes de la zona genital por parte de la perra son un fuerte indicador de que está preparándose para tener a sus crías. Además de limpiar el área y los alrededores, se cree que esto la ayuda a aliviar los dolores y malestares asociados al parto.

10. Expulsión del tapón mucoso

Varias horas antes del parto, puede ocurrir la salida del tapón mucoso en forma de secreción vaginal amarillenta. Este moco ha brindado protección al útero y a los cachorros en desarrollo durante todo el proceso de gestación.

perra dentro de la caja de parto

11. Temblores y contracciones

Como es de esperar, las primeras contracciones son un claro signo de que el parto es inminente. En este punto, la perra puede experimentar escalofríos que se acompañan de ondulaciones periódicas en el abdomen.

Una vez que aparezcan esos síntomas, coloca las manos suavemente a ambos lados de su vientre. El abdomen se sentirá duro y tenso durante una contracción, pero relajado cuando la contracción haya terminado.

12. Pujos

El síntoma definitivo para saber que una perra ya está en trabajo de parto son los pujos. Mientras lo hace, la mascota puede acostarse o agacharse como si tratara de defecar. Llegado este punto, ella se concentrará en empujar; no prestará atención a cualquier otra cosa que ocurra a su alrededor.

No se recomienda que el dueño trate de ayudarla a parir, pero en caso de notar algún signo de angustia, es importante llamar al veterinario.

¿Cuánto dura el parto de una perra primeriza?

En la mayoría de los casos, el parto canino suele ser un proceso sencillo que no implica muchas complicaciones. Aunque su duración varía dependiendo de la perra en particular, esto puede demorar de 3 a 12 horas en total.

Las perras de cabeza delgada, como shelties, collies y dobermans, pueden parir a todos sus cachorros en 2-3 horas. En cambio, las razas con cabeza grande y redonda (braquicefálicas) como bulldogs, boston terriers y pekineses, tienden a tener partos más difíciles y duraderos.

Las 3 etapas siguientes describen lo que sucede durante la preparación para el trabajo de parto y el parto como tal 1

Etapa I

La primera etapa del parto en las perras empieza después del descenso de la temperatura y suele durar de 6 a 12 horas. Es una fase caracterizada por mucha inquietud y ansiedad. Se pueden notar jadeos, necesidad de caminar de un lado a otro, rechazo a la comida y vómitos. También es común que la mascota exhiba el comportamiento de anidamiento.

Al final de la etapa I, el cuello uterino estará completamente dilatado.

perra acostada debajo de la cama

Etapa II

Esta se define como la parte del trabajo de parto en la que nacen los cachorros. Aquí es donde comienzan a notarse las contracciones; el abdomen se tensa y la perra comienza a esforzarse. El primer cachorro suele nacer entre 1 y 2 horas después de esto.

Nota. Busca asistencia veterinaria si ya han pasado 2 horas después del inicio de las contracciones y todavía no ha nacido el primer cachorro.

Considera que la perra puede entrar en una fase de reposo de hasta 4 horas antes de reanudar los esfuerzos para seguir expulsando más cachorros. Otras madres simplemente paren a todos sus perritos uno detrás del otro.

Etapa III

Tras la salida de cada cachorro debe producirse la salida de la placenta, generalmente entre 5 y 15 minutos. Si varios cachorros nacen a la vez, sus placentas pueden salir juntas. Después de esto, la perra puede entrar en fase de reposo o comenzar a contraerse.

Durante el trabajo de parto, la hembra alternará las etapas II y III hasta que nazcan todos los cachorros.

Nota. Es muy importante realizar un seguimiento del número de placentas, ya que debe haber la misma cantidad de placentas que de cachorros. La presencia de una placenta retenida en el útero hará que la perra recién parida se enferme. 

Te puede interesar: ¿Cuánto Dura el Celo de una Perra? Ciclo, Frecuencia y Síntomas

Complicaciones en el parto de una perra

Aunque no es algo frecuente, el parto de las perras no está exento de complicaciones. Se considera fundamental que los dueños en espera de una camada conozcan cuáles son esos inconvenientes y las señales de advertencia.

En general, se dice que la principal complicación del parto en perras es la distocia. Este término se refiere a la imposibilidad de la madre para progresar en el trabajo de parto debido a un problema determinado 2. Las causas comunes de la distocia canina son:

  • La forma y tamaño del canal pélvico. El parto puede ser difícil si la pelvis de la perra es estrecha, ya sea por la conformación de la raza o por una fractura de pelvis previa. Existe un mayor riesgo cuando la hembra tiene la cabeza grande en relación al tamaño de la pelvis.
  • La raza. Se dice que las razas bulldog inglés, bulldog francés y bóxer son más propensas a experimentar distocia.
  • La inercia o agotamiento uterino. Esto ocurre cuando el útero ya no puede contraerse y empujar a los cachorros a través del canal vaginal.
  • El tamaño de las crías. Puede darse el caso de que un cachorro no quepa en el canal de parto porque es demasiado grande. Es más común cuando hay solo un cachorro en la camada.
  • La posición de los cachorros. Normalmente, los cachorros primero sacan la cabeza o las patas traseras. Si un cachorro viene de lado, puede atascarse.

Otras posibles causas de esta complicación son los defectos que provocan el agrandamiento de ciertas partes del cuerpo y la muerte de un cachorro en el útero.

perra acostada en la mesa del veterinario

Síntomas de alarma a tener en cuenta

Se recomienda llamar al veterinario de inmediato si:

  • La perra no entra en trabajo de parto dentro de las 24 horas posteriores al descenso en sus valores de temperatura (menos de 100 ° F).
  • Se esfuerza y tiene contracciones durante más de 45 minutos pero no nace ningún cachorro.
  • Un cachorro parece estar atrapado en el canal de parto, o el cachorro está a medio camino y la madre ya no puede empujarlo.
  • Han pasado más de 4 horas desde el último cachorro, pero sabes que la perra no ha terminado de parir.
  • La mascota parece tener un dolor intenso.
  • Presenta temblores o colapso (suelen ser síntomas de complicaciones graves).
  • El período de gestación ya ha llegado a los 70 días.

imagen-diseño sobre síntomas de parto en perras

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si mi perra tiene contracciones?

Observa a la perra embarazada en busca de contracciones visibles y signos de esfuerzo. Una vez que haya entrado en trabajo de parto, su abdomen se tornará tenso y duro a intervalos regulares. Puede parecer que está tratando de defecar. También se observa un movimiento de onda cerca de sus patas traseras.

El primer cachorro suele nacer dentro de 1-2 horas después de haber iniciado las contracciones de parto.

¿Cómo saber si mi perra tiene cachorros muertos?

La presencia de una secreción vaginal anormal (marrón, verdosa, negra), dolor abdominal y fiebre durante el embarazo canino puede sugerir que la perra tiene cachorros muertos. Estos síntomas siempre deben ser evaluados por un veterinario.

¿Cuál es la temperatura de una perra antes de parir?

Entre 10 y 24 horas antes de iniciar el trabajo de parto, las perras embarazadas experimentan un descenso de la temperatura corporal normal. En lugar de 38 °C, ahora la mascota estará en el rango de 36 a 37 °C.

¿Cómo saber si mi perra ya terminó de parir?

En torno a la sexta semana del embarazo, un veterinario deberá examinar a la perra para identificar cuántos cachorros trae. Este número indica la cantidad de crías que se pueden esperar. Se advierte que esta no es una prueba 100% exacta en todos los casos, pues existe la posibilidad de que un cachorro no haya sido detectado en el momento del examen.

Si no se está seguro de cuántos cachorritos trae la perra, entonces es recomendable observar su comportamiento para identificar algunas pistas.

Una perra que luce inquieta, jadea, lloriquea y cambia de posición suele indicar que no ha terminado de parir y que por tanto, vienen más perritos en camino. Además de esos síntomas, seguirá experimentando contracciones.

Sabrás que la mascota ya terminó de parir cuando empiece a comportarse de forma más relajada. Después que nace el último cachorro, la madre deja de esforzarse y comienza a cuidar de su camada.

¿Cuántos meses tarda una perra en dar a luz?

El período de gestación canina es relativamente corto. Una perra permanece embarazada durante 63 días, o alrededor de 9 semanas. Ya a finales del primer mes, el veterinario puede detectar el latido fetal. Y una vez completado el segundo mes, los cachorros están listos para nacer.

¿Cuáles son los síntomas de parto prematuro en perras?

El parto prematuro en perros se define como el nacimiento que ocurre antes del tiempo ideal de gestación, es decir, 60 días. En general, los cachorros que nacen a partir de 58 días de gestación tienen altas probabilidades de supervivencia 3.

Una perra que ha iniciado el trabajo de parto antes de tiempo puede experimentar uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Nacimiento de cachorros con menos de 58 días
  • Secreción genital sanguinolenta
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Disminución de la temperatura
  • Búsqueda de atención inusual

Si sospechas que tu perrita tiene un parto prematuro, consulta de inmediato al veterinario.

Recomendado: Cómo Debe Comer una Perra Después del Parto (Alimentos, Cantidad)

Pensamiento final

El parto puede ser un momento estresante para la perra y su dueño, pero no tiene por qué serlo. Mientras más sepas sobre este proceso, mejor preparado estarás para cuidar de la mascota y recibir a sus cachorros.

Referencias:

  1. https://www.merckvetmanual.com/management-and-nutrition/management-of-reproduction-dogs-and-cats/labor-and-delivery-in-dogs-and-cats
  2. https://www.akc.org/expert-advice/health/dog-pregnancy-care-prep/
  3. https://www.petmd.com/dog/conditions/reproductive/c_dg_premature_labor

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!