Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Para qué se usa el tramadol en perros?

¿Qué efecto tiene el tramadol en los perros? ¿Realmente es seguro administrarles dicho medicamento? En este artículo estaremos hablando sobre los usos del tramadol, cuándo se suele recomendar, cuáles son las formulaciones y dosis más comunes, qué perros no deberían tomarlo, cuáles son sus contraindicaciones y efectos secundarios, entre otros aspectos a considerar.

Nota. Durante la redacción de este artículo fueron consultadas diferentes fuentes especializadas en salud veterinaria, incluyendo la revista digital PetMD, la web oficial del VCA Hospital (Veterinary Centers of America), la del American Kennel Club (AKC) y el Manual de Veterinaria Merck.

¿Qué es el tramadol y para qué se usa en los perros?

Científicamente hablando, el tramadol es un miembro de la familia de los opioides, lo que significa que tiene acción analgésica. Dicho en otras palabras, el tramadol altera la transmisión y la percepción del dolor.

Aunque está diseñado para el uso en humanos, los veterinarios lo suelen utilizar para aliviar el dolor en perros y otros animales. Por lo general, se indica como analgésico en perros que sufren de osteoartritis, que experimentan dolor asociado a otras condiciones, o que han sido sometidos a una cirugía u otro tipo de procedimiento invasivo 1.

Según se indica en el Manual Veterinario de Merck, es uno de los fármacos de elección para aliviar casos de dolor agudo o crónico, con intensidad de moderada a severa 2.

El tramadol, o clorhidrato de tramadol, funciona al inhibir la recaptación de norepinefrina y serotonina en el cerebro del perro, lo que aumenta el nivel de estos químicos en el torrente sanguíneo y crea una sensación de euforia y bienestar, similar al efecto que produce la morfina. El perro no solo estará libre de dolor, sino que también se mostrará mentalmente tranquilo y relajado.

Cabe señalar que el tramadol no tiene las propiedades antiinflamatorias de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Su uso no ayuda a tratar la causa subyacente; simplemente altera la forma en que el cuerpo percibe el dolor, brindado una sensación de alivio. Es por eso que a menudo se usa en combinación con otros medicamentos.

El veterinario puede recetar el uso de tramadol si tu perro presenta alguna de las siguientes afecciones 3:

  • Osteoartritis
  • Cojera
  • Enfermedad de disco intervertebral (hernia discal)
  • Cáncer
  • Dolor postoperatorio
  • Dolor general por una lesión u otra condición

Con menos frecuencia, se puede indicar para el tratamiento de perros con:

  • Ansiedad
  • Tos
  • Mielopatía degenerativa canina (enfermedad progresiva de la médula espinal)

Estos son algunos de los usos más frecuentes…

Tramadol en perros con osteoartritis

Podría decirse que esta es la condición canina más comúnmente tratada con tramadol. Se sabe que, al igual que ocurre en los humanos, los perros comienzan a experimentar el desgaste de sus huesos y articulaciones a medida que envejecen, siendo esta una causa importante de dolor.

Los síntomas de dolor e inflamación vinculados a la osteoartritis pueden hacer que tu perro se torne letárgico, deprimido, e incluso evite la atención física por temor a que lo toquen o lo manipulen de una forma que pueda incrementar su malestar. En ese caso, el veterinario puede recetarle tramadol.

Nota. Tal y como mencionamos anteriormente, el tramadol alivia los síntomas, pero no es una cura para la osteoartritis.

Tramadol en perros con dolor postoperatorio

Los veterinarios también suelen indicar el tramadol para controlar el dolor resultante de una cirugía reciente. Típicamente, el medicamento alivia el malestar y la incomodidad, reduciendo la intranquilidad del perro, favoreciendo un mejor descanso y facilitando su recuperación general.

Usos del tramadol en perros

Tramadol en perros con cáncer

Otro uso común del tramadol en perros es el alivio de los síntomas asociados al cáncer. Cuando tu mascota está luchando contra el cáncer, dicho fármaco es una solución efectiva para lidiar con el dolor que causa la enfermedad. En este caso, el medicamento ayuda a reducir su angustia al elevar los niveles de serotonina.

Te puede interesar: 11 Tipos de Tumores, Bultos y Quistes Comunes en Perros

Tramadol en perros con cojera

El tramadol también se prescribe para aliviar el dolor y las molestias asociadas con la displasia de cadera, entre otros trastornos articulares. Igualmente, el medicamento no tiene ningún tipo de efecto curativo; solo ayuda a gestionar la incomodidad y la angustia que el perro puede estar enfrentando.

Tramadol en perros con enfermedad de disco intervertebral

Por otra parte, el tramadol es uno de los analgésicos comúnmente utilizados para aliviar el dolor en perros con enfermedades que afectan la médula espinal. Un buen ejemplo es la enfermedad discal intervertebral, la cual suele provocar dolor intenso, daño a los nervios y parálisis potencial.

¿Cuál es la dosis recomendada de tramadol para perros?

La dosis habitual de tramadol para calmar el dolor en los canes oscila entre 0.45 y 1.8 mg por libra de peso corporal, administrada cada 8-12 horas. En perros con cáncer, el veterinario puede indicar la misma dosis, pero cada 6 horas 4.

Ahora bien, esto no significa que esa es la dosis correcta para todos los perros. La dosis adecuada siempre va a depender de varios factores, incluyendo el tamaño, el estado de salud, la presencia de otros tratamientos y la condición específica para la cual se pretende usar el medicamento.

Como dueño, es muy importante seguir las instrucciones de dosificación al pie de la letra, ya que una sobredosis de tramadol podría ser fatal.

El tramadol es una sustancia controlada de clase 4, por tanto su obtención siempre requiere de una receta médica 5. La prescripción de un veterinario es la única vía de acceso recomendada para el uso de tramadol en perros.

Considera lo siguiente:

  • Por tentador que parezca, nunca debes darle una pastilla de tramadol recetado para uso humano a tu perro; recuerda que la dosis para personas difiere mucho de la dosis usada en estos animales.
  • Los propietarios nunca deben intentar calcular la dosis de tramadol para su perro sin la intervención de un veterinario. Los veterinarios calculan la dosis correcta en función del peso, pero también tienen en cuenta otros aspectos de la salud, como la causa del dolor, los valores hepáticos y posibles condiciones preexistentes en la mascota. La dosis de tramadol para aliviar un dolor crónico puede ser muy diferente de la dosis utilizada para tratar el dolor agudo.

Tramadol para los perros

¿El tramadol tiene contraindicaciones y efectos secundarios?

Sí. Como la gran mayoría de los medicamentos, el tramadol también puede tener contraindicaciones y efectos secundarios en los perros.

Cuando se administra la dosis adecuada y se siguen las demás instrucciones del veterinario, casi todos los perros toleran bien el tramadol, pero aun así existe el riesgo de experimentar reacciones adversas. Estos son los principales efectos secundarios a tener en cuenta 6:

  • Vómitos, diarreas y náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Estreñimiento
  • Somnolencia
  • Ansiedad
  • Mareo
  • Temblores o convulsiones

Estos síntomas pueden variar en severidad, pero de modo general se recomienda consultar al veterinario si tu perro experimenta cualquiera de ellos durante el uso del tramadol. Quizás sea necesario modificar la dosis o hacer un cambio de medicamento.

Así mismo, asegúrate de informar al veterinario sobre otros problemas de salud que tenga tu mascota, ya que el tramadol podría empeorarlas. También brinda información sobre cualquier otro medicamento que el perro pueda estar tomando, incluyendo los medicamentos de venta libre y los suplementos.

Como con casi cualquier medicamento, con el tramadol también existe el riesgo de reacción alérgica, lo que puede conducir a la anafilaxia, una afección potencialmente mortal.

Si observas signos de reacción alérgica en tu perro, como estornudos, tos, hinchazón, urticaria, dificultad para respirar u otros síntomas, comunícate de inmediato con el veterinario.

Recomendado: ¿Por Qué Mi Perro Tiene Diarrea y Vómito? ¿Qué Puedo Hacer?

Riesgo de interacciones medicamentosas

Se sabe que el tramadol puede interactuar de forma negativa con algunos medicamentos (especialmente con medicamentos antidepresivos). Aquí se incluyen:

  • Los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), como la selegilina
  • Los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), como la fluoxetina, la paroxetina, la sertralina y la fluvoxamina
  • Los antifúngicos azólicos
  • La cimetidina
  • La ciproheptadina
  • La ketamina
  • La metoclopramida
  • La quinidina
  • La warfarina
  • La yohimbina

¿Qué perros no deben usar tramadol?

De forma general, el uso del tramadol suele estar contraindicado en los siguientes casos:

  • Perros bajo tratamiento con alguno de los medicamentos mencionados anteriormente (interacción medicamentosa).
  • Perros con antecedentes de convulsiones recientes (se han registrado casos en los que el tramadol aumenta la actividad convulsiva en perros con afecciones preexistentes).
  • Perras embarazadas o lactantes (el medicamento puede pasar de la madre a sus cachorros).
  • Perros con enfermedad renal o hepática.

Advertencias y recomendaciones generales

  1. Aunque el tramadol es uno de los pocos analgésicos humanos que se considera seguro para los perros, siempre debe administrarse bajo supervisión veterinaria. Una receta de tramadol nunca debe ser transferida entre la mascota y su dueño.
  2. Si el veterinario le ha recetado tramadol a tu perro, sigue sus instrucciones con mucho cuidado. Una sobredosis puede poner su vida en peligro.
  3. El tramadol no se debe suspender repentinamente, ya que la mascota puede sufrir síntomas de abstinencia, como ansiedad, náuseas, diarrea, temblores y problemas respiratorios.
  4. Con el uso crónico de tramadol, los perros llegan a desarrollar cierta tolerancia y por tanto, pueden pasar varias semanas hasta que se noten los efectos positivos del medicamento. Es por eso que a menudo los veterinarios combinan el tramadol con otros analgésicos.

Tramadol para el dolor en perros

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los signos de sobredosis por tramadol en los perros?

Cuando se trata de identificar una sobredosis de tramadol en perros, estas son las señales de alarma que debes tener en cuenta:

  • Letargo
  • Vómitos severos
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Dificultad para respirar
  • Temblores
  • Convulsiones
  • Somnolencia
  • Sedación
  • Babeo excesivo
  • Agitación
  • Pupilas dilatadas
  • Ataxia (movimiento incontrolable)
  • Pérdida de consciencia
  • Coma

Si notas alguno de estos síntomas, deja de administrar el tramadol y acude al veterinario de inmediato.

Ver más adelante: ¿Tu Perro tiene Vómitos? Causas Comunes, Tipos y Cómo Diferenciarlos

¿Cómo se administra el tramadol?

El tramadol se suele administrar por vía oral. Esto puede ser con o sin alimentos, pero debido a su sabor amargo, casi siempre se recomienda administrarlo con algún tipo de alimento. Hacerlo cuando el perro tiene el estómago vacío puede provocarle vómitos.

¿Qué sucede si me olvido una dosis?

En ese caso se recomienda administrar la dosis tan pronto como lo recuerdes, pero si la próxima dosis ya está cerca, omite la dosis olvidada y administra el medicamento en la siguiente frecuencia programada. Nunca debes darle 2 dosis juntas de tramadol a un perro, ni administrarle dosis adicionales.

¿Cuánto tarda en hacer efecto?

En la mayoría de los casos, el efecto del tramadol se puede observar dentro del primer día de administración. Sin embargo, siempre es importante que se complete el curso de tratamiento recomendado por el veterinario.

Muchos perros experimentan alivio rápidamente, tan pronto como 1 o 2 horas después de recibir el medicamento. Pero en mascotas con dolor crónico, el tramadol puede demorar incluso algunas semanas antes de causar un verdadero efecto.

Como te comentamos anteriormente, suspender el medicamento demasiado rápido puede causar efectos adversos o la recurrencia de los signos de dolor e incomodidad. En sentido general, no se recomienda usar el tramadol como una solución a largo plazo.

¿Con qué otros nombres se conoce el tramadol?

El tramadol, o clorhidrato de tramadol, también es conocido por varios de sus nombres comerciales más comunes 7; aquí se incluyen Adolonta, Dolpar, Gelotradol, Zytram y Ultram. Algunas formulaciones que combinan el tramadol con paracetamol son Pontalsic, Pazital y Zaldiar.

¿En qué presentaciones viene el tramadol para perros?

El clorhidrato de tramadol para uso canino se encuentra disponible en forma de tabletas o soluciones líquidas orales (50 mg), así como en forma de solución inyectable (50 ml). Las presentaciones con dosis más altas no se suelen usar en los perros.

Esperamos que este artículo haya sido útil y de tu agrado. Recuerda que su contenido solo pretende dar una visión general sobre un tema específico. En ningún caso se intenta contradecir o sustituir las orientaciones de un profesional cualificado. Ante cualquier duda sobre el uso del tramadol u otro medicamento en perros, por favor consulta siempre al veterinario. 

Referencias:

  1. https://www.acvs.org/files/proceedings/2012/data/papers/146.pdf
  2. https://www.merckvetmanual.com/management-and-nutrition/pain-assessment-and-management/chronic-pain?query=tramadol
  3. https://www.akc.org/expert-advice/health/tramadol-for-dogs/
  4. https://dogtime.com/dog-health/59541-tramadol-dogs-uses-dosage-side-effects
  5. https://www.drugs.com/article/tramadol-need-to-know.html
  6. https://vcahospitals.com/know-your-pet/tramadol
  7. https://www.merckmanuals.com/es-us/

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!