Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿El vómito blanco en perros es un síntoma preocupante?

Vómito blanco en perros

Por lo general, los dueños de perros tenemos dificultades para identificar a qué se deben los diferentes tipos de vómito canino. En el caso específico del vómito o espuma blanca, es un síntoma que suele estar relacionado con la indigestión u otros problemas estomacales, pero se sabe que también puede deberse a otras causas, algunas de ellas más graves.

Aunque en caso de vómito siempre es recomendable consultar al veterinario, aquí te dejamos un resumen de las principales causas que pueden estar ocasionando este síntoma en tu mascota.

Nota. Durante la redacción de este artículo fueron consultadas diferentes fuentes especializadas en salud veterinaria, incluyendo la revista digital PetMD, la web oficial del WSU Universidad de Medicina Veterinaria (WSU College of Veterinary Medicine) y el Manual de Veterinaria Merck (Merck Veterinary Manual).

7 Causas del vómito blanco en perros

1. Indigestión

Al igual que nosotros, los perros pueden presentar malestar estomacal de vez en cuando. Precisamente, esta es la causa número uno del vómito blanco con apariencia espumosa. Los problemas digestivos suelen deberse a la ingestión de un nuevo tipo de comida, o de elementos no aptos para su consumo, como hierba, tierra y basura 1. En ocasiones, el vómito blanco por indigestión solo indica que tu perro se ha comido la comida demasiado rápido.

Eso sí, en caso de que la mascota vomite regularmente, no dudes en consultar al veterinario para asegurarte de que no existe un problema de salud subyacente.

2. Reflujo ácido

El vómito blanco y espumoso también puede ser un síntoma de reflujo ácido, especialmente si ocurre temprano en la mañana. Al tener el estómago vacío, el exceso de ácido estomacal puede irritar las paredes del estómago, el esófago y el tracto grastrointestinal en general, provocando náuseas, vómito (blanco o amarillento) y dolor al ingerir los alimentos 2. Los perros que padecen de reflujo ácido son más propensos a desarrollar la gastritis.

Reducir el tamaño de la porción que le sirves a tu perro en cada comida y alimentarlo con más frecuencia puede ayudar a prevenir la acumulación de ácido estomacal y por tanto, reducir la probabilidad de que vomite.

Vómito blanco en perros

3. Problemas renales

Si el perro ha estado vomitando espuma blanca, pero observas que también muestra síntomas de letargo, debilidad o desorientación, es muy probable que el vómito no esté relacionado con su estómago, sino con la salud de sus riñones. Otra señal que puede ayudarte a salir de dudas es si la mascota presenta dificultad al orinar. En ese caso, acude a la consulta del veterinario lo antes posible; recuerda que la enfermedad renal no tratada puede derivar en insuficiencia renal a largo plazo 3.

4. Pancreatitis

La pancreatitis es una afección caracterizada por la inflamación en el páncreas. Cuando tienen pancreatitis, los perros suelen vomitar su comida junto con líquido o espuma blanca. Otros síntomas de alarma son deshidratación, pérdida de apetito, dolor en el abdomen y debilidad 4. Por otra parte, es común que un perro con esta afección adopte lo que se conoce como “posición de oración“, lo cual consiste en bajar la cabeza y las patas delanteras, mientras mantiene la parte trasera elevada. Si sospechas que tu perro tiene pancreatitis, llévalo al veterinario cuanto antes.

5. Parvovirus

El parvovirus es una enfermedad viral extremadamente grave. Aunque los cachorros son más vulnerables que los perros adultos, lo cierto es que el parvovirus puede afectar a un perro de cualquier edad. Además del vómito blanco, los síntomas del parvo incluyen fiebre, diarreas con sangre, debilidad y pérdida repentina de peso 5. Esta es otra situación que requiere atención médica de inmediato.

6. Traqueobronquitis infecciosa o tos de la perrera

La traqueobronquitis infecciosa es una infección de las vías respiratorias superiores, comúnmente observada en perros que viven durante mucho tiempo en una perrera, de ahí que también se le conozca como “tos de la perrera”. Pero un perro puede desarrollar esta condición en cualquier entorno donde exista contacto cercano con otros perros, como los parques y las guarderías. Además del vómito blanco espumoso, la mascota puede presentar tos persistente, letargo y secreción nasal 6. La buena noticia es que la tos de la perrera se puede tratar con éxito en la mayoría de los casos. Mejor aún, es posible prevenirla mediante la vacunación oportuna y actualizada.

7. Hinchazón (dilatación gástrica-vólvulo)

Hinchazón es el nombre coloquial para referirnos a dos trastornos estomacales caninos: la dilatación gástrica, donde el estómago se llena de gas, y la dilatación gástrica-vólvulo, donde el estómago lleno de gas se tuerce sobre sí mismo. Se trata de una condición extremadamente grave que puede poner en peligro la vida (la presión sobre el diafragma del perro dificulta su respiración, reduciendo la circulación de la sangre al corazón). El perro puede presentar vómito blanco, babeo excesivo, encías pálidas, tos persistente e incapacidad para defecar 7. Buscar atención veterinaria de emergencia es fundamental para salvar la vida de la mascota en estos casos.

Espuma blanca por la boca en perros

¿Cuándo considerar el vómito blanco como una emergencia?

Si ya has confirmado que tu perro está vomitando y en adición, muestra alguno de los siguientes síntomas, la recomendación es acudir al veterinario para descartar cualquier condición que pueda poner en peligro su vida:

  • Diarreas con sangre
  • Deshidratación
  • Desorientación
  • Babeo excesivo
  • Fiebre
  • Incapacidad para defecar
  • Posición de oración (baja la cabeza y las patas delanteras, pero mantiene elevada la parte trasera del cuerpo)
  • Dolor en el abdomen
  • Encías pálidas
  • Problemas para orinar
  • Debilidad

En la consulta, asegúrate de brindar la mayor cantidad de información sobre la frecuencia y las características del vómito, así como de todos los demás síntomas y posibles cambios en el comportamiento. El veterinario realizará un examen físico de tu mascota y probablemente realice pruebas para determinar su estado general de salud, dígase análisis de sangre / orina, ultrasonidos y radiografías.

Artículos recomendados:

Esperamos que este artículo haya sido útil y de tu agrado. Recuerda que su contenido solo pretende dar una visión general sobre un tema en específico. En ningún caso se intenta contradecir o sustituir las orientaciones de un profesional cualificado. Ante cualquier duda o síntoma inusual en tu mascota, por favor consulta siempre al veterinario. 

Referencias:

  1. https://www.petmd.com/dog/wellness/evr_dg_remedies-for-upset-stomach-in-dogs
  2. https://www.animalhospitals-usa.com/dogs/dog-health/dog-stomach-reflux-problems.html
  3. https://www.vetmed.wsu.edu/outreach/Pet-Health-Topics/categories/diseases/chronic-kidney-disease-and-failure
  4. https://vcahospitals.com/know-your-pet/pancreatitis-in-dogs
  5. https://www.akc.org/expert-advice/health/parvo-in-dogs/
  6. https://www.merckvetmanual.com/dog-owners/lung-and-airway-disorders-of-dogs/tracheobronchitis-bronchitis-in-dogs
  7. https://www.amcny.org/blog/2014/07/16/what-causes-bloat-in-dogs

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!