Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Cómo debe comer una perra después del parto?

perra echada amamantando a sus cachorros
La alimentación de una perra parida

La alimentación de una perra recién parida es algo que no debe tomarse a la ligera. Proporcionarle la comida adecuada no solo tiene un impacto en su bienestar, sino también en el de sus cachorros. Después del parto, la perra necesitará suficientes calorías y nutrientes para soportar el período de lactancia.

Muchas personas no saben cuál es la forma correcta de alimentar a su mascota en el posparto, de ahí que terminen dándole una dieta pobre y deficiente.

En esta Guía Rápida para Dueños podrás encontrar todo lo que debes saber al respecto: tipo de comida recomendada, frecuencia y tamaño de las porciones, nutrientes clave para la perra lactante y consecuencias de una alimentación inadecuada.

¿Qué darle de comer a una perra recién parida?

Después del parto, es fundamental que la perra esté bien alimentada para recuperar fuerzas y ​​producir la leche que necesitan sus cachorros. Eso significa que deberá comer alimentos de alta calidad, con un alto valor nutritivo y calórico. En adición, necesitará comer más, incluso el doble de la cantidad habitual.

Como es de esperar, las necesidades energéticas de la madre aumentan significativamente durante la lactancia. Entre 3 y 5 semanas después de parir, una hembra puede requerir de 2 a 4 veces la cantidad de calorías que consume un perro adulto.

Algo muy importante a considerar es la densidad calórica de los alimentos elegidos, ya que muchas veces la perra no es físicamente capaz de comer todo lo que necesita para mantener la producción constante de leche, y un peso normal. Es por eso que se recomienda potenciar el consumo de alimentos densamente calóricos.

De forma general, la dieta posparto adecuada debe cumplir los siguientes requerimientos básicos:

  1. Fácil de digerir
  2. Alta en proteínas de buena calidad
  3. Alta disponibilidad de energía
  4. Aporte significativo de vitaminas y minerales esenciales

perra acercándose a su plato de comida

La mejor comida

La mayoría de los veterinarios coincide en que la mejor alimentación para una perra que acaba de parir es la comida para cachorros. Las fórmulas diseñadas especialmente para cachorros en crecimiento suelen ser alimentos de alta calidad y rápida digestibilidad, con un alto contenido de proteínas y grasas.

Este es el tipo de comida que puede satisfacer las demandas de cantidad y calidad durante la lactancia, no solo para la madre, sino también para los cachorritos recién nacidos 1 2.

La comida para cachorros es más rica en grasas, proteínas, y está más enriquecida con vitaminas, minerales y otros micronutrientes esenciales.

Busca un alimento seco para cachorros que tenga al menos un 30% de proteína y un 20% de grasa, o un alimento húmedo que tenga al menos un 7% de proteína y un 5% de grasa.

Se le puede dar el pienso directamente, o usar una fórmula en polvo para complementar su comida regular (preferiblemente seca, aunque también puede ser enlatada). Otra alternativa consiste en mezclar pollo o carne molida con una pequeña porción de arroz blanco y verduras (todo cocido).

Siempre asegúrate de que su dieta incluya proteínas y grasas de alta calidad, así como calcio, zinc, fósforo, hierro, fibra y abundantes vitaminas 3.

¿Qué se le puede dar entre comidas?

Además de las comidas principales, es necesario garantizarle algún tipo de snack proteico. La yema de huevo, el queso y el yogurt natural son algunas de las mejores opciones para dar entre comidas.

Otra gran recomendación es el hígado crudo, ya que su contenido de hierro ayuda a reponer los niveles de este mineral después del parto. El hígado también es una buena fuente de proteínas.

perra recién parida con su camada

La hidratación en una perra después del parto

La hidratación es tan importante como la comida. Una perra parida necesita tomar muchísima agua mientras amamanta a sus crías. La producción de leche requiere de abundante líquido, por lo que es imprescindible que la madre disponga de agua fresca las 24 horas.

El dueño debe estar muy atento a la cantidad de agua que bebe su mascota, especialmente si está siendo alimentada con una dieta seca.

¿Qué hacer si mi perra no quiere beber líquidos? Puede darse el caso de que la perra recién parida solo quiera beber agua a temperatura ambiente, agua tibia o agua fría. Por lo tanto, es recomendable ofrecerle los líquidos a diferentes temperaturas para descubrir qué variante le gusta más.

Si no quiere beber agua de ninguna manera, puedes darle sopa de pollo tibia, caldo de verduras o un poco de leche de almendras (sin azúcar, saborizantes u otros aditivos), leche de cabra o leche de vaca sin lactosa.

¿Cuánto debe comer una perra lactante?

Una perra que está recién parida y amamantando a sus cachorros necesita comer el doble de la cantidad que come normalmente. A veces puede necesitar incluso más, hasta 3 veces la cantidad de comida habitual.

A modo de guía se dice que, por cada cachorro que tenga, la madre requiere un aumento del 25% en su ingesta calórica. Una perra con 8-10 cachorros que acostumbraba a comer 3 tazas de comida todos los días en circunstancias normales, podría necesitar aproximadamente 9 tazas al día después del parto.

Otra pauta muy utilizada consiste en aumentar la ingesta de alimentos de la perra en 1½, 2 y 3 veces por encima de sus necesidades habituales en la primera, segunda y tercera semana de lactancia, respectivamente.

El veterinario puede recomendar el alimento que mejor satisfaga la demanda de proteínas y grasas en esta etapa.

Ahora bien, se sabe que a muchas perras les resulta difícil comer tanta comida y mantener una función digestiva saludable. Es por eso que algunos entrenadores y veterinarios sugieren la alimentación a libre demanda durante las primeras 3-4 semanas de lactancia.

perra comiendo echada sobre el suelo

Se recomienda dejar un cuenco lleno de comida seca (croquetas) para que la madre tenga acceso en todo momento.

A menos que la perra solo tenga 1 o 2 cachorros, este método ofrece muchas ventajas. La madre lactante puede comer en su propio horario y tomar porciones más pequeñas en cada ocasión; incluso los cachorros pueden comenzar a probar muestras de alimentos sólidos tan pronto como a las 3 semanas de edad.

Idealmente, debes dejar que tu perra coma todo lo que quiera. Esta es una ocasión en la que no debes preocuparte por el riesgo de sobrealimentarla.

Nota. Las personas que alimentan a su mascota con comida casera deben tener en cuenta que, a diferencia de la comida seca, esta no se puede dejar en el cuenco durante horas. La comida casera debe administrarse fresca, frecuentemente. 

¿Con qué frecuencia hay que alimentar a una perra recién parida?

Tal y como mencionamos antes, una perra parida debe comer todo lo que quiere, cuando quiere. Sin embargo, es recomendable tratar de dividir sus comidas principales en porciones más pequeñas y frecuentes. En lugar de darle una comida abundante 2 veces al día, es mejor servirle una comida pequeña y rica en nutrientes cada 2-3 horas.

Esto evita que su estómago quede demasiado lleno y facilita la digestión de los alimentos.

Siempre es buena idea consultar la parte posterior de la bolsa de comida para saber cuáles son las recomendaciones del fabricante en caso de tener una perra gestante o lactante.

Las consecuencias de una alimentación inadecuada

Si la perra no recibe una buena alimentación después del parto, entonces tendrá dificultad para recuperarse y alimentar a sus cachorros. Una perra parida mal alimentada empezará a perder peso, tono muscular, e incluso podrá experimentar el quiebre del pelaje si la malnutrición persiste.

Al no ingerir suficientes calorías, su cuerpo utilizará reservas que pueden llevar a una pérdida de peso importante.

Adicionalmente, esto es lo que puede pasar cuando una perra recién parida no come lo suficiente:

  • Producción de leche reducida o inexistente.
  • Cachorros débiles, letárgicos y llorosos.
  • Muerte de uno o más cachorros.

5 Consejos útiles para dueños

  1. Coloca la comida cerca de la perra para que no tenga que dejar a sus cachorros. Es común que la madre no quiera alejarse de sus crías después del parto, pudiendo quedarse sin comer durante horas.
  2. Si tu perra se niega a comer comida inmediatamente después de dar a luz, opta por darle alimentos altos en calorías a los que no pueda resistirse. Puedes probar con las golosinas que sabes que le encantan, o agregar una yema de huevo o manteca de cerdo a su comida. Para que los alimentos sean aún más apetitosos, también puedes sumergirlos en caldo de pollo.
  3. Intenta que la mascota beba un poco de agua lo antes posible para reponer los líquidos perdidos durante el trabajo de parto. Si no quiere beber agua pura, intenta darle algo más atractivo, por ejemplo un poco de caldo de pollo.
  4. Durante los primeros 3-4 días, mezcla la comida para cachorros con la comida habitual de la perra. Esto la ayudará a adaptarse al nuevo alimento y disminuirá el riesgo de malestar estomacal.
  5. Monitorea el peso corporal de la madre. En caso de notar que la perra ha perdido peso, deberás aumentar la cantidad, así como el contenido de grasas y proteínas en sus alimentos. Asegúrate de que no pierda más del 10% de su peso original antes del embarazo.

mensaje sobre la mejor dieta para una perra parida

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Qué tan rápido puede comer una perra que ha dado a luz?

La mayoría de las perras pierden el apetito justo antes del parto, de ahí que puedan estar listas para comer después de parir. Sin embargo, esto no suele ocurrir tan rápido.

Es normal que la madre se sienta demasiado ansiosa y tensa para comer si los cachorritos están desprotegidos o llorando. Una vez que la hembra haya amamantado y se encuentre cómoda con sus cachorros, entonces podrá tener su primera comida. Por lo general, se recomienda darle una pequeña cantidad de agua antes de servirle los alimentos.

La primera comida después del parto debe ser ligera pero nutritiva. Se recomienda mezclar el alimento con caldo o agua tibia y un poco de requesón. El tamaño de la porción debe ser aproximadamente la mitad de su comida habitual.

Ahora es importante dejarla descansar con sus cachorros durante unas horas. A continuación, se le puede ofrecer más comida, nuevamente la mitad de una comida normal. Mantener las porciones pequeñas es lo mejor para favorecer la digestión durante las primeras 12 horas del posparto.

perra comiendo de su comedero en el hogar

¿Es normal que mi perra parida no quiera comer?

Este es un comportamiento completamente normal. Las perras no suelen comer justo después de parir. Casi siempre se niegan a comer durante horas; algunas pueden demorar alrededor de 12 horas para tener su primera comida. Si una perra se niega a comer, su dueño puede tentarla con los alimentos que más le gustan.

Si la falta de apetito persiste por varios días, se debe consultar al veterinario cuanto antes.

¿Qué alimentos o remedios sirven para que mi perra produzca más leche?

Muchos dueños se preguntan “qué hacer” cuando su perra no está produciendo leche después del parto, o cuando la cantidad que produce no es suficiente para alimentar a una camada de 10 o más cachorros.

Si bien no hay alimentos específicos que hagan producir más leche como por arte de magia, sí existen algunos consejos y remedios que, junto a una dieta de alta calidad, ayudan a estimular la producción de leche materna en las perras.

1. Cardo mariano

El cardo mariano de uso canino es uno de los suplementos naturales más utilizados para aumentar la leche en perras lactantes. Suele estar disponible en cápsulas y en gotas.

2. Fenogreco

Las cápsulas de fenogreco también parecen estimular la producción de leche materna en perros. Se puede mezclar el suplemento con la comida, o en su defecto, agregar el fenogreco natural.

3. Albaricoque

Se dice que el albaricoque, rico en vitamina C y otras vitaminas, puede ayudar a que una perra produzca mayor volumen de leche. Nota. Los perros solo pueden comer pequeñas porciones de albaricoque, ya que de lo contrario, son propensos a experimentar diarreas.

4. Golosinas nutritivas

Las golosinas son una parte importante en la dieta de cualquier perro, especialmente en perras recién paridas. Escogerlas bien puede favorecer no solo la producción de leche, sino también su valor nutricional.

Evita los productos comerciales que incluyan rellenos poco nutritivos; en su lugar, opta por golosinas que incluyan alimentos como queso cheddar, frutas / verduras frescas y carne seca.

Considera que el veterinario es la única persona capacitada para aprobar el uso de suplementos en perros. Esto es aún más importante si se trata de una perra recién parida.

Ver más adelante:

perra parida alimentando a su camadaPor último, no te olvides de lo básico.

5. Abundantes líquidos

Una de las mejores formas de garantizar un suministro constante de leche para los cachorros es proporcionarle abundantes líquidos a la madre. Esto puede ser en forma de agua fresca o caldo de pollo.

6. Entorno despejado y libre de estrés

Una perra que está feliz y tranquila producirá más leche que una perra estresada, ansiosa. Asegúrate de instalarla en un área limpia y cómoda, proporciónale un tiempo de descanso alejada de los cachorros, y sácala para dar una breve caminata por el vecindario.

¿Es recomendable alimentar a una perra con comida hecha en casa después de parir?

La mayoría de los veterinarios no recomiendan la comida casera para perras embarazadas ni para aquellas que han parido recientemente. La madre lactante tiene requerimientos nutricionales muy específicos, que pueden ser difíciles de alcanzar con alimentos hechos en casa.

Estas comidas no siempre están bien equilibradas y por lo general, no satisfacen las necesidades propias de la lactancia.

En caso de querer alimentar a una perra con dieta casera después del parto, consulta al veterinario o nutricionista para elaborar el plan alimenticio más adecuado.

Lo mismo se recomienda para los propietarios que prefieren las dietas crudas para perros. Es importante que la mascota reciba alimentos nutritivos que sean fáciles de digerir y absorber.

¿Una perra puede comer comida humana en la lactancia?

De forma general, una recompensa ocasional no supone un problema durante el posparto y la lactancia. Por un lado, los requerimientos calóricos / nutricionales de la madre son bastante altos, y por otro, las golosinas ayudan a estimular el apetito y variar los alimentos de rutina.

De más está decir que nunca se le debe ofrecer un alimento no apto para perros, ni excederse en el tamaño de la porción. Entre las mejores opciones de comida humana para perras lactantes se incluyen el pollo cocido, la mantequilla de maní, el salmón, el huevo, el requesón, el yogur, las judías verdes, la calabaza y la zanahoria.

Recomendados:

¿Hay razas que necesitan más comida que otras durante la lactancia?

Los requerimientos calóricos de una perra lactante se ven afectados por diferentes factores, incluyendo el número de crías, el temperamento de la madre y el tamaño de la raza.

  • Mientras mayor sea la camada, mayor será el número de calorías necesarias para producir suficiente leche.
  • Así mismo, una perra de personalidad muy activa o nerviosa gastará más energía y por tanto, necesitará más comida.
  • Por último, se dice que las razas de perros más pequeñas suelen tener un mayor requerimiento de energía por cada libra de peso corporal.

¿Cómo y cuándo se puede volver a la dieta habitual?

Entre la cuarta y quinta semana después del nacimiento, la mayoría de los cachorros ya muestran interés en la comida de su madre. A partir de ese momento es normal que comiencen a tomar menos leche y comer más alimentos sólidos. Por su parte, la perra también empezará a comer menos.

Los cachorros suelen estar listos para el destete alrededor de las 7 u 8 semanas. Para entonces, el requerimiento de energía de la madre habrá vuelto a la normalidad. Ahora su alimentación debe ser la misma que tenía antes del embarazo.

Es posible que el dueño quiera combinar la comida regular para perros con una parte de la comida para cachorros durante los primeros días. Esto ayuda a evitar los cambios bruscos.

¿Es normal que una perra recién parida tenga diarreas?

Aunque no se considera normal, las diarreas en el posparto no son un suceso poco común.

Una perra recién parida puede experimentar diarreas en caso de estar comiendo un gran volumen de comida. Si bien es importante que las perras lactantes coman mucho más de lo habitual, a veces esto crea problemas con la digestión y deriva en síntomas como la diarrea.

¿Qué otros cuidados debo tener en cuenta si mi perra acaba de parir?

  • Después del parto, es recomendable sacar a la perra para que orine y defeque. Observa con atención para descubrir si todavía le falta por parir algún cachorro.
  • Siempre es buena idea que un veterinario examine a la madre y sus cachorros dentro de las 5-6 horas posteriores al parto.
  • Cambia la ropa de cama de la caja de parto al menos una vez al día. Las perras pueden tener una secreción sanguinolenta por varios días después de parir.
  • Examina las glándulas mamarias diariamente en busca de enrojecimiento, dureza del pezón, secreción anormal o manchas. Estos podrían ser signos de mastitis.
  • Prepara un área cercana, pero separada de los cachorros, para que la madre pueda descansar.

Pensamiento final

¿Cuál es la mejor comida para una perra después del parto? Los expertos coinciden en que la alimentación a libre demanda, basada en una comida para cachorros de alta calidad, golosinas nutritivas y abundantes líquidos, es la mejor variante para alimentar a una perra parida.

Referencias:

  1. https://www.akc.org/expert-advice/dog-breeding/the-care-and-feeding-of-the-breeding-bitch-part-two/
  2. https://vcahospitals.com/know-your-pet/feeding-the-nursing-dog
  3. https://www.purina.com/

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!