Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Los perros pueden comer tomate?

perro junto a la venta olfateando tomates cherry
Los perros y el tomate

El tomate es uno de los vegetales más utilizados en la cocina, ya sea en su forma natural o como ingrediente en numerosas recetas. Cuando se tiene a un perro en casa, resulta casi imposible evitar la exposición al tomate en su día a día. Pero que un alimento sea bueno para ti, no significa que para la mascota también lo sea. ¿Es seguro que un perro coma tomate?

Algunos dicen que sí y otros dicen que no. ¿A qué se debe esta confusión?

Si todavía tienes dudas al respecto, te interesará saber que, cuando se trata de la seguridad del tomate en perros, el color es la clave.

¿Los perros pueden comer tomate crudo?

Depende. La planta del tomate o tomatera pertenece a la familia de las solanáceas, al igual que la papa y la berenjena. Las plantas en esta familia contienen varios compuestos naturales, conocidos como glicoalcaloides, cuya presencia tiene acción pesticida contra insectos, hongos y bacterias.

Específicamente en el tomate, se encuentran la solanina y la tomatina. Ambos compuestos se consideran dañinos o tóxicos para los perros y otros animales, sobre todo cuando se ingieren en grandes cantidades 1 2.

Pero un dato muy importante a considerar es que, si bien estas sustancias pueden encontrarse en toda la planta, solo las hojas, los tallos y los tomates verdes poseen concentraciones significativamente altas.

perro acercándose a una cesta de tomates maduros

Según los investigadores, el tomate o jitomate maduro no contiene cantidades peligrosas de solanina y tomatina, de ahí que su consumo moderado sea seguro para los perros 3.

Entonces, ¿un perro puede comer tomate crudo sin tener riesgo de envenenamiento? Sí. Los perros pueden comer tomate de manera segura, siempre y cuando esté bien maduro (rojo) y se administre en pequeñas porciones.

¿Qué partes del tomate no debe comer un perro?

Los perros NUNCA deben comer:

  • Tomate verde o que no está totalmente maduro (pintón)
  • Tallos, hojas, flores u otras partes verdes de la planta

Estas partes contienen mayores concentraciones de sustancias tóxicas, pudiendo llegar hasta un 5% de tomatina.

Síntomas tóxicos: ¿qué pasa si un perro come tomate?

En caso de que el perro haya comido tomate verde, o masticado las partes verdes de la planta, es necesario observarlo para detectar los posibles signos de intoxicación por tomatina / solanina.

Los síntomas y efectos secundarios más comunes en perros son:

  • Malestar gastrointestinal (vómitos, diarrea)
  • Pérdida de la coordinación
  • Pupilas dilatadas
  • Debilidad muscular
  • Temblores
  • Convulsiones
  • Desaceleración del ritmo cardíaco
  • Letargo
  • Babeo excesivo
  • Cambios en el comportamiento

Cabe señalar que la mayoría de estos síntomas son raros, pues un perro tendría que comer grandes cantidades de tomate para llegar a experimentarlos. Aun así, se advierte que en caso de ingestión acompañada por cualquiera de los síntomas anteriores, es necesario acudir al veterinario de inmediato.

perro enfermo echado sobre el suelo

Por lo general, el pronóstico para los perros intoxicados por comer tomate es bueno.

Publicaciones relacionadas:

Tratamiento: ¿la intoxicación canina por tomate es tratable?

Sí. Un perro que experimenta los síntomas de toxicidad tras la ingesta de tomate verde (o partes de la planta) debe recibir atención médica lo antes posible.

Uno de los tratamientos más comunes es la fluidoterapia. Esto es especialmente recomendado si la mascota está vomitando y tiene diarreas. Durante la fluidoterapia, el veterinario bombea electrolitos y líquidos en el cuerpo del perro para tratar la deshidratación, así como para eliminar las toxinas responsables del envenenamiento.

Otra forma de tratamiento es el lavado gástrico, el cual ayuda a eliminar las toxinas de su sistema cuando no es posible inducirle el vómito.

En casos muy graves en los que el perro presenta dificultad para respirar, el veterinario puede crear una vía aérea de emergencia para evitar la asfixia.

Dependiendo de la cantidad de tomate ingerida, el pronóstico varía de regular a excelente. No existe un antídoto específico disponible y el tratamiento se enfoca principalmente en controlar los síntomas y brindar apoyo.

Advertencias y consejos útiles para dueños

Las siguientes precauciones pueden ayudar a prevenir la intoxicación en perros por el consumo inapropiado de tomate:

  1. Preparar los tomates adecuadamente. Asegúrate de eliminar las partes verdes de la planta que puedan quedar en el tomate maduro que le brindas a tu perro, así como en cualquier otro tomate que se encuentre a su alcance en el hogar.
  2. Controlar el tamaño de la porción. Limita la cantidad de tomate ingerida. Aunque el tomate maduro natural puede ser una excelente verdura para los perros, su consumo excesivo puede tener efectos negativos.
  3. Mantener cercadas las plantas de tomate en casa. Si eres de los que prefiere cultivar sus propias plantas de tomates orgánicos en el patio o jardín, asegúrate de colocar una cerca a prueba de perros para impedir que la mascota coma tomate verde o mastique los tallos y las hojas. En caso de tener la tomatera en una maceta dentro de la vivienda, esta debe ubicarse completamente fuera de su alcance.

Beneficios: ¿el tomate maduro es bueno para los perros?

El tomate rojo, también conocido como jitomate en algunas regiones, puede ser una verdura muy beneficiosa para los perros. Su alto contenido de vitaminas, minerales, fibra, agua y antioxidantes les ofrece propiedades nutritivas y saludables.

perro marrón junto a una rama de tomates

Los 5 beneficios de comer tomate en perros son:

1. Sistema inmunológico más fuerte

Gracias a su contenido de vitamina C, el tomate ayuda a subir las defensas y combatir infecciones comunes.

2. Mejor salud visual

La vitamina A del tomate favorece la buena salud de los ojos.

3. Menor riesgo de enfermedades crónicas

Los betacarotenos y el licopeno, ambos compuestos antioxidantes presentes en el tomate rojo maduro, han sido vinculados con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y problemas en los huesos.

4. Buena salud de las arterias, nervios y músculos

El potasio es un mineral esencial para la salud de los nervios, las arterias y los músculos, no solo en humanos, sino también en los perros. También es imprescindible para regular el azúcar en sangre. Precisamente, el tomate es una verdura rica en potasio,

5. Mejor función digestiva

La fibra de los tomates es un nutriente que favorece el buen funcionamiento gastrointestinal.

Como ves, la inclusión del tomate en la dieta de tu perro puede ser muy beneficiosa para su salud. Retomando lo que hemos dicho a lo largo del artículo, la única condición es que el tomate esté maduro y sea administrado con moderación.

¿Cuál es la mejor manera de darle tomate a un perro?

El mejor tomate para un perro es aquel que está fresco, maduro, completamente rojo y jugoso. Sin importar si es orgánico o no, debes enjuagarlo con abundante agua para eliminar microorganismos y posibles restos de pesticidas.

A continuación, asegúrate de retirar cualquier parte verde. Considera que los tomates en rama siempre vienen unidos al tallo, y que otros suelen traer el pedículo encima.

Si es la primera vez que el perro va a comer tomates, comienza con 1 o 2 rebanadas pequeñas. De esa forma puedes comprobar cómo reacciona.

¿Cuánto tomate pueden comer los perros?

No existe una porción estándar de tomate que se considere ideal para los perros. Cada perro es diferente y la tolerancia al tomate puede variar. Incluso con el tomate maduro, es importante no excederse en la cantidad.

Como regla general, mientras más pequeño sea el perro, menor debe ser el tamaño de la porción ingerida. Se recomienda darles solo unas pocas rebanadas por comida o snack, sin sobrepasar el número de 1-2 tomates medianos a la semana.

perro mirando una pizza con tomate natural

Aunque en menor concentración, el tomate maduro sigue teniendo solaninas, y en adición, sigue siendo una fuente de carbohidratos.

Receta fácil: Mini-pizzas de pollo, queso y tomate para perros

Si estás buscando ideas para prepararle algo nuevo y apetitoso a tu perro, puedes darle un vistazo a la siguiente receta:

Ingredientes

  • 1 taza de harina integral
  • 1 cucharadita de hierbas italianas secas (perejil, albahaca, orégano)
  • 1 taza de agua o caldo de carne sin sal (pollo, res)
  • 1 huevo grande
  • 1 tomate maduro cortado en cubos
  • ½ taza de carne de pollo magra desmenuzada
  • 1 cucharada de queso mozzarela rallado

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 400ºF / 200ºC. Mientras tanto, coloca los cubos de tomate natural en un sartén a fuego medio-bajo para que se vayan cocinando y deshaciendo (la idea es obtener una especie de tomate frito casero). Revuelve ocasionalmente para que no se pegue. Retira del fuego cuando se haya secado el jugo natural del tomate.
  2. Ahora, mezcla la harina y las hierbas secas en un tazón grande. En un recipiente aparte, bate el huevo mientras le agregas el agua o el caldo.
  3. Agrega los ingredientes húmedos a los ingredientes secos, combina bien hasta integrar y prepárate para amasar.
  4. Coloca la masa sobre una superficie enharinada y extiéndala con las manos hasta obtener una bola de masa suave y redonda. Llévala a una bandeja para hornear bien engrasada y extiéndela para darle forma de pizza.
  5. A continuación, esparce el tomate cocido sobre la masa, espolvorea el queso y coloca los trozos de pollo por encima. Hornea por 30 minutos o hasta que se forme una costra y el queso se derrita. Retira del horno, dejar enfriar y corta la pizza en trozos pequeños.

mensaje sobre perros y tomate

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Qué hacer si un perro come tomate verde?

En caso de que un perro haya comido tomate verde, pero solo una pequeña cantidad, se recomienda observarlo durante las próximas horas para detectar si desarrolla síntomas de intoxicación por tomatina. Lo mismo debe hacerse en caso de que haya masticado una pequeña parte de la planta.

Cuando la ingestión es mínima, muchos perros no presentan signos de envenenamiento. Otros perros, por el contrario, pueden ser especialmente sensibles y experimentar una reacción adversa.

Ahora bien, si el perro comió una cantidad significativa (1 o más tomates verdes), entonces lo mejor es consultar rápidamente al veterinario. Dependiendo del estado de la mascota, este puede recomendar hacerlo vomitar y acudir a la clínica lo antes posible.

La administración de carbón activado es otra buena herramienta para neutralizar las toxinas en el estómago.

Un perro intoxicado por comer tomate requiere atención médica urgente si ya está presentando síntomas.

Te puede interesar: ¿Cómo Hacer Vomitar a un Perro en Casa? Remedio Seguro y Rápido

¿Los perros pueden comer tomate cocido?

Los perros pueden comer tomate maduro estando crudo o cocido. Pero en el caso del tomate cocido, es importante que este se encuentre en su forma más natural posible.

Comúnmente, el tomate que usamos en guisos, salsas y demás recetas es una versión procesada (tomate frito, puré, pasta, etc.), la cual puede contener conservantes, sal, azúcar, condimentos. De ser así, no se recomienda.

En adición, algunas preparaciones no son aptas para perros, incluso si contienen el tomate fresco natural. Por ejemplo, una comida que incluya tomate y cebolla, o tomate y ajo, no se considera segura para la mascota. Los perros no deben comer vegetales de la familia allium.

Recomendados:

¿Los perros pueden comer puré de tomate, salsas y kétchup?

Aunque no son tan tóxicos como el tomate verde, las salsas de tomate y kétchups comunes también suelen estar contraindicados en los perros. La gran mayoría de productos derivados del tomate contienen otros ingredientes y aditivos dañinos para estos animales.

Por lo general, son altos en sodio, azúcar, aceites hidrogenados, conservantes, sabores artificiales y especias como el ajo y la cebolla. Esto es aún más notable en las salsas de tomate para pastas.

Una advertencia especial en el caso de la salsa kétchup es que algunas marcas usan el xilitol como sustituto del azúcar. El consumo de xilitol está altamente prohibido en los perros; esto puede ser fatal.

Asegúrate de leer cuidadosamente la lista de ingredientes antes de permitir que tu perro pruebe cualquier puré o salsa de tomate comercial, así como alimentos que las contenga.

¿Mi perro puede tomar sopa de tomate?

Un perro podría tomar sopa de tomate de manera segura si la misma ha sido pensada y elaborada para el consumo en perros. Las sopas comerciales y las sopas caseras condimentadas no son buenas opciones para tu mascota, ya que contienen ingredientes potencialmente tóxicos (sodio, especias, químicos).

En su lugar, opta por una pequeña porción de sopa casera, a base de tomate natural, caldo de pollo y otras verduras.

¿Los perros pueden comer tomate enlatado?

El tomate enlatado puede ser apto para perros, pero es importante asegurarse de que solo contengan tomate maduro rojo, sin aditivos ni conservantes. Teniendo en cuenta que muchos de estos productos incluyen ingredientes como sodio, azúcar, conservantes y estabilizadores del sabor, lo mejor es limitarse al tomate natural y evitar el enlatado.

plantas de tomates sembradas en macetas

¿Puedo darle macarrones con tomate a mi perro?

Un perro no debe comer macarrones, u otra pasta, con tomate si la salsa utilizada es enlatada. El alto contenido de sodio y la presencia de especias tóxicas para perros, como el ajo y la cebolla, pueden ponerlos en riesgo de deshidratación e intoxicación.

Lo mismo ocurre si los macarrones llevan una salsa de tomate casera con demasiada sal y muchas especias.

Para que un perro pueda probar macarrones con tomate de forma segura, la pasta solo debe contener tomate maduro natural.

Nota. Evita darle porciones grandes de macarrones con tomate a tu perro. Una dieta canina saludable nunca debe ser alta en carbohidratos.

¿Los perros pueden comer tomate cherry?

Sí. Los perros también pueden comer tomates cherry. Al ser tan pequeños, es posible darles 1 o 2 tomates cherry como recompensa de manera ocasional.

Lo cierto es que, mientras el tomate esté completamente maduro, no importa mucho la variedad.

¿A un perro se le puede dar tomate de árbol?

No se tiene información clara acerca de si los perros pueden comer tomate de árbol o no. Pero considerando que esta fruta, también conocida como tamarillo, pertenece a la familia de las solanáceas, no se recomienda que un perro lo pruebe si no está maduro.

¿Es seguro que un perro se coma la cáscara del tomate?

La cáscara de tomate maduro no se considera especialmente peligrosa para los perros. Aun así, muchos recomiendan retirarle la piel o lavarlo con abundante agua para eliminar posibles restos de pesticidas, herbicidas y toxinas. Esto es incluso más importante cuando el tomate no es de cultivo ecológico.

¿Qué cantidad de tomate podría matar a un perro?

Solo la ingesta de grandes cantidades de tomate, y por ende de tomatina, podría causar la muerte del perro. Según estudios sobre la toxicidad de los glicoalcaloides en el tomate verde, un perro de 60 libras (27 kg) necesitaría comer 2.7 gramos de tomatina para tener posibilidades de morir. Eso significa, que tendría que comer aproximadamente 472 tomates.

Manteniendo el mismo nivel de toxicidad para otros tamaños, un perro de 30 libras necesitaría comer 236 tomates, y uno de 10 libras necesitaría 78 tomates.

Como ves, la solanina y la tomatina son compuestos tóxicos para los perros, pero el riesgo de muerte por envenenamiento en este caso es muy bajo.

¿Los cachorros y perros mayores pueden comer tomate?

De forma general, no es buena idea darle tomate a un cachorro; lo mejor es esperar. Se advierte que el estómago de los cachorros es mucho más sensible que el de un perro adulto, de ahí que exista mayor riesgo de intoxicación y problemas digestivos.

En el caso de los perros de avanzada edad, el tomate puede formar parte de su alimentación regular, siempre y cuando esté maduro y la porción sea pequeña. Las hortalizas, incluyendo el tomate, pueden contribuir a una mejor nutrición y a la prevención de enfermedades degenerativas.

¿Los perros pueden ser alérgicos al tomate?

Sí. La alergia al tomate en perros no es muy común, pero puede ocurrir. Desafortunadamente, no se puede saber de antemano si un perro es alérgico al tomate o no. La única forma de saberlo consiste en ofrecerle una porción de tomate maduro y esperar al menos 30 minutos.

Un perro con alergia al tomate puede mostrar los signos y síntomas siguientes:

  • Lamidos de las patas
  • Picazón y/o erupción en la piel
  • Enrojecimiento de las orejas
  • Náuseas, vómitos
  • Diarreas y gases

Ojo. Los síntomas de alergia al tomate son diferentes a los síntomas de intoxicación por tomate.

Pensamiento final

Te estabas preguntado: ¿por qué los perros no pueden comer tomate? Ahora sabes que no es una cuestión de o no. Los perros no pueden comer tomates verdes ni la planta del tomate, pues su contenido de tomatina es una fuente de intoxicación. Sin embargo, el tomate maduro, rojo y jugoso, sí puede formar parte de su alimentación.

Referencias:

  1. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/can-dogs-eat-tomatoes/
  2. https://www.petpoisonhelpline.com/pet-safety-tips/are-tomatoes-poisonous-to-dogs/
  3. https://www.petmd.com/dog/nutrition/are-tomatoes-poisonous-dogs

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!