Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

Verduras para perros

Es normal que de vez en cuando te sientas tentado a compartir tu propia comida con el perro. Muchos dueños creen que si un alimento es bueno para ellos, entonces también debe serlo para su mascota; pero esto no es del todo cierto. Si bien hay algunos alimentos humanos que no ofrecen peligro para los perros, existen otros que pueden ser potencialmente tóxicos. En este sentido, las verduras no son una excepción. Mientras muchas de ellas se consideran seguras y saludables, otras pueden perjudicar a la mascota, desencadenar toda clase de problemas digestivos e incluso poner su vida en peligro.

¿Qué verduras pueden comer los perros? ¿Cuál es la porción adecuada? ¿Cómo debo prepararlas? ¿Cuáles son las verduras prohibidas? Sigue leyendo a continuación para conocer todo eso…y más.

Nota. Durante la redacción de este artículo fueron consultadas diferentes fuentes especializadas en salud veterinaria, incluyendo la revista digital PetMD y la web oficial del American Kennel Club (AKC).

¿Los perros pueden comer verduras?

Para empezar, aclararemos una de las dudas más frecuentes: “a los perros se les puede dar verduras” ¿sí o no? La respuesta es sí.

En su estado natural, el componente principal de la dieta de los perros es la carne proveniente de sus presas, sin embargo, a diferencia de los gatos que son carnívoros obligados, los perros se consideran omnívoros. Pueden y comen materia vegetal. Los perros salvajes obtienen los nutrientes y la fibra que necesitan a partir de los vegetales semi-digeridos en el estómago de sus presas, así como de hierbas, flores, semillas, bayas y frutas que encuentran en la naturaleza. 1

¿Qué beneficios tienen las verduras para los perros?

  • Fibra. Las verduras crudas son una fuente saludable de fibra para tu mascota. La fibra pasa a través de sus intestinos, mayormente sin digerir. Una vez que llega al colon, es fermentada por las bacterias que viven allí y transformada en ácidos grasos de cadena corta. Luego, estas sustancias son utilizadas en la obtención de energía, la construcción de células inmunes y la protección del revestimiento mucoso intestinal.
  • Vitaminas y minerales. Los vegetales son fuentes ricas en vitaminas y minerales esenciales para la salud del can, como las vitaminas A, E, K, vitaminas del grupo B, el calcio, el potasio y el magnesio, entre otros.
  • Antioxidantes. Cargadas de antioxidantes, las verduras y las frutas brindan protección contra los radicales libres, moléculas dañinas que favorecen el desarrollo de numerosas enfermedades.
  • Agua: Algunas verduras también son una excelente fuente de agua, de ahí que ayuden al perro a mantenerse hidratado.
  • Enzimas. En adición, le aportan enzimas, un tipo de proteínas especiales que ayudan a digerir los alimentos y a ejecutar procesos metabólicos.

La mayoría de los alimentos comerciales para perros contienen carne, verduras, frutas y granos, de forma que aportan todos los nutrientes que tu mascota necesita.2 Si bien no es imprescindible añadir más vegetales a su dieta, eso no significa que no se pueda; solo ten en cuenta que las verduras deben representar el 10%, o menos, de las calorías que ingiere por día.

Entonces, si estás buscando nuevas formas de nutrir y complacer a tu mascota, la inclusión de verduras puede ser tu mejor aliada. Eso sí, asegúrate de conocer primero cuáles son seguras y cuáles no están recomendadas.

¿Qué verduras pueden comer los perros?

Verduras de hoja verde

Los perros pueden comer la mayoría de las verduras en este grupo, dígase la lechuga, la espinaca, la acelga, el repollo y la col rizada. Además de ser ricas en vitaminas A, C, K, calcio, hierro y potasio, las verduras de hoja verde son una buena fuente de fibra. Al igual que los humanos, los perros obtienen la mayor cantidad de nutrientes cuando las consumen crudas, pero eso no significa que no puedan comerlas ligeramente cocidas.

Verduras de hoja verde para perros

En este caso es importante controlar el tamaño de la porción; un puñado pequeño será suficiente. El consumo excesivo o frecuente de hojas verdes puede derivar en problemas renales debido al alto contenido de calcio.

Verduras de raíz (tubérculos)

Las verduras de raíz como zanahorias, remolachas, batatas, papas y chirivías también son seguras para alimentar a tu perro. Ofrecen una fuente de nutrición muy saludable, especialmente por su alto contenido de micronutrientes y fibra. Cabe señalar que muchos de estos tubérculos son ricos en azúcares naturales y almidón, de ahí que debas limitar la cantidad que le sirves a tu perro.

Entre las más recomendadas se encuentran:

La papa

Buena fuente de vitaminas C y B6, potasio, manganeso y fibra.

  • Sugerencia de preparación: lava bien la papa y córtala en rodajas finas, sin pelarla. Cubre con un poco de aceite de oliva, coloca las rodajas en una bandeja para hornear y asa a 425 grados Fahrenheit durante al menos 20 minutos por cada lado. Hornea por más tiempo si a tu perro le gustan las cosas crujientes.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 rodajas, dependiendo del tamaño del perro.

La batata (camote, boniato)

Gran fuente de vitamina A; buena fuente de vitaminas C, B6 y B5, manganeso, potasio y fibra.

  • Sugerencia de preparación: hacer un puré de batata para perros es muy sencillo; basta con lavar, pelar y cortar una batata en cubos, cocer a fuego lento durante 20-30 minutos y retirar del fuego cuando al pincharlos se sientan totalmente tiernos. Finalmente machaca bien con un tenedor. Nota: A algunos perros les encanta la batata deshidratada, la cual es una excelente alternativa de masticación.
  • Tamaño de la porción recomendada: Mezcla 1-2 cucharadas de puré de batata en la comida seca para perros.

Verduras de raíz (tubérculos) para perros

La zanahoria

Gran fuente de betacaroteno, un precursor de la vitamina A. También es rica en vitaminas K y C, potasio y fibra.

  • Sugerencia de preparación: a los perros les encanta masticar las zanahorias crudas; esto no solo los ayuda a calmar la ansiedad, sino que es excelente para limpiar sus dientes. En caso de querer cocinarla, lava bien una zanahoria, retira sus extremos, córtala en trozos del tamaño aproximado de un bocado y cocina en agua hirviendo durante 10 minutos (o al vapor) hasta que estén tiernos.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 piezas del tamaño de un bocado.

La zanahoria cruda es difícil de masticar y tragar para algunos perros, de ahí que puedan ahogarse con facilidad. Si ves trozos de zanahoria sin digerir en las heces de tu perro, asegúrate de dársela solo cocida o cortársela en trozos más pequeños.

Verduras de tallo

Aquí se incluyen verduras como el apio y los espárragos. Vale aclarar que a algunos perros no les gusta el sabor de estos vegetales; no te preocupes si tu perro no quiere comerlos. A otros simplemente no les agrada la sensación de rechinado que les causa en los dientes.

El apio

Rico en agua, fibra y vitaminas A, B y C. En adición, se sabe que el apio refresca el aliento de los perros.

  • Sugerencia de preparación: si observas que a tu mascota no les gusta comer apio crudo, intenta dárselo en trozos muy pequeños o cocidos al vapor.

Verduras de tallo para perros

Los espárragos

Gran fuente de vitamina K, así como buena fuente de vitaminas A, B1, B2, C y E, ácido fólico, hierro, cobre, manganeso, potasio y fibra.

  • Sugerencia de preparación: la parte que se considera segura para los perros es solo la punta del espárrago; teniendo en cuenta que comerla cruda puede resultarles difícil, la recomendación sería lavarlas bien y cocinar brevemente. Se pueden cocer al vapor o saltear con aceite de oliva durante 1-2 minutos. Dos piezas es un tamaño de porción más que suficiente.

Según ha informado el American Kennel Club (AKC), los espárragos no son una verdura recomendada para los perros 3. Si bien no son un alimento necesariamente inseguro, lo cierto es que comerlos crudos puede resultarles demasiado difícil. En el caso del espárrago cocido, la misma fuente asegura que, para cuando el espárrago esté lo suficientemente suave, ya habrá perdido gran parte de sus nutrientes.

Verduras tipo legumbre

Hay varias legumbres comunes que pueden formar parte de una dieta canina. Aquí se incluyen los guisantes, las judías verdes y el edamame. Si la comida seca para perros que le das habitualmente a tu mascota ya contiene granos como uno de sus principales ingredientes, entonces no es tan buena idea darle legumbres por separado, de forma frecuente.

El edamame o soya

Gran fuente de proteínas, hierro, fibra, vitaminas K y B2, grasas omega-3, fósforo, potasio, cobre y magnesio.

  • Sugerencia de preparación: se recomienda cocer los granos al vapor, sin sal, durante 5-10 minutos.
  • Tamaño de la porción recomendada: de 1 a 5 frijoles sin cáscara. Nota: vigila a tu perro mientras come este tipo de alimento, ya que al ser pequeños puede ahogarse en su entusiasmo por engullirlos todos al mismo tiempo.

Las judías verdes o habichuelas

Buena fuente de vitaminas C, K, A, manganeso y fibra. Son fáciles de digerir y a los perros les encanta su sabor.

  • Sugerencia de preparación: aunque se las pueden comer crudas, algunos dueños prefieren usar las judías cocidas; en ese caso, lava a fondo las vainitas, corta sus extremos y cocina en agua hirviendo durante 10 minutos. Dáselas al perro cuando ya estén frescas.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 habichuelas cortadas en trozos del tamaño de un bocado.

Verduras de grano (legumbres) para perros

Los guisantes

Gran fuente de vitamina K y C; buena fuente de vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y ácido fólico, minerales como manganeso, fósforo, magnesio, cobre, hierro, zinc, potasio, proteínas y fibra.

  • Sugerencia de preparación: basta con cocinar los guisantes en agua hirviendo durante solo 2-4 minutos, hasta que adquieren un color verde brillante.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 cucharadas de guisantes, dependiendo del tamaño del perro.

De acuerdo a un reporte de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos), puede existir cierto vínculo entre la condición cardiomiopatía dilatada canina y el consumo diario de alimentos para mascotas que contienen legumbres como uno de sus principales ingredientes 4.

Otras verduras aptas para perros

Calabaza

Se dice que todas las variedades de calabaza son seguras para los perros. Al parecer se sienten muy cómodos con su sabor. La calabaza no solo es rica en fibra, antioxidantes y vitamina A, sino que los ayuda muchísimo a mejorar la digestión. Esta verdura puede ser una buena aliada para aliviar el malestar estomacal cuando tu perro está estreñido o tiene diarreas.

  • Sugerencia de preparación: al igual que con la batata, le puedes preparar puré de calabaza o dársela en trozos previamente horneados o cocidos al vapor. Eso sí, asegúrate de que tu perro solo coma la carne de la calabaza; evita darle las semillas y la piel.
  • Tamaño de la porción recomendada: puedes reemplazar hasta una cuarta parte de la comida de tu perro con puré de calabaza.

Brócoli

Gran fuente de vitaminas C y K; buena fuente de vitamina A, ácido fólico, manganeso y fibra. Se ha observado que masticar tallos de brócoli actúa como un cepillo de dientes natural que los ayuda a eliminar placa bacteriana.

  • Sugerencia de preparación: corta el brócoli en pequeños trozos, lávalos muy bien y cocina al vapor durante 6 u 8 minutos, hasta que estén ligeramente tiernos, pero aún crujientes y de color verde brillante.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 flores de brócoli del tamaño de un bocado.

El brócoli es seguro para los perros cuando lo comen en cantidades muy pequeñas y de forma ocasional. Darles demasiado brócoli, especialmente las flores, puede alterar su sistema digestivo, causarles exceso de gases e incluso derivar en una irritación gástrica grave. Por otra parte, se advierte que los tallos de brócoli crudo, o que son muy grandes, pueden causar obstrucción gastrointestinal.

Coles de Bruselas

Ricas en vitaminas K y C; buena fuente de vitaminas A, B1, B6, ácido fólico, manganeso, potasio y fibra.

  • Sugerencia de preparación: lávalas bien y colócalas en abundante agua para que hiervan durante 10 minutos aproximadamente (un poco menos para obtener una textura más crujiente).
  • Tamaño de la porción recomendada: de ½ a 2 coles de Bruselas, dependiendo del tamaño del perro. Al igual que con el brócoli, su consumo excesivo en perros puedes causar gases e irritación estomacal.

Vegetales buenos para perros

Coliflor

Gran fuente de vitamina C, así como una buena fuente de vitaminas K, B6, ácido fólico y colina.

  • Sugerencia de preparación: es probable que a tu perro le guste comer la coliflor asada. Lávala bien, agrégale un chorrito de aceite de oliva y lleva al horno para asar durante 5-6 minutos por cada lado; la idea es que quede crujiente, pero tierna.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 floretes de coliflor, dependiendo del tamaño del perro.

Pepino

Sí, los perros también pueden comer pepino. Es una buena fuente de agua y vitamina K.

  • Sugerencia de preparación: mientras algunos dueños acostumbran a darle el pepino crudo a su perro, otros prefieren cocinarlo ligeramente. En ese caso, lávalo bien, retira la mayor parte de su cáscara, córtalo por la mitad y colócalo en una olla con agua para cocinar durante 3-5 minutos.
  • Tamaño de la porción recomendada: 1 o 2 trozos de pepino, del tamaño de un bocado.

Consejos útiles para que tu perro coma verduras

  1. Por lo general, es fácil adquirir bolsas surtidas de verduras congeladas, previamente cortadas. Ten varias de estas a mano en tu congelador.
  2. Deja a un lado los recortes de vegetales sin usar que sean seguros para que tu perro los consuma. Esta es una buena alternativa para premiarlo de vez en cuando, a la vez que aprovechas los desperdicios que vas a tirar a la basura.
  3. Si ya lo has intentado pero tu perro no quiere saber de las verduras, puedes prepararlas en forma de puré para mezclarlas con su comida. A veces esto los ayuda a familiarizarse con un nuevo sabor.
  4. Utilizar pequeños trozos de verduras durante el entrenamiento de tu mascota es una buena forma de recompensarlo, al mismo tiempo que enriqueces su nutrición.

¿Qué verduras no son buenas para los perros?

Cuando se trata de las verduras que no son seguras para el consumo en perros, los vegetales de la familia Allium tienen todo el protagonismo, pero no son los únicos a incluir en este grupo. Veamos:

Cebolla, ajo, puerro, cebollino y similares

Estos bulbos son venenosos para los perros, los gatos y otras mascotas. Su consumo puede causarles toda clase de efectos secundarios, desde náuseas, vómitos, dolor de estómago y diarreas, hasta un bajo recuento de glóbulos rojos y anemia. Si bien son dañinos para cualquier perro, se dice que el envenenamiento por cebolla, u otra verdura Allium, suele ser más grave en razas de perros japonesas como el Akita y el Shiba Inus.

Los perros no solo son afectados por el consumo de verduras Allium crudas y frescas; sus variantes cocidas o deshidratadas también son peligrosas 5.

Tomate (verde)

Aunque el tomate totalmente maduro no se considera dañino para los perros, se advierte que el tomate verde y las partes de la planta sí son tóxicos para estos animales 6. El tomate pertenece a la familia de verduras solanáceas, lo que significa que las plantas contienen solanina, una sustancia potencialmente dañina cuya concentración suele ser más alta en los tallos, las hojas y los tomates que aun están verdes. La mayor advertencia en este caso va dirigida hacia los propietarios que tengan una planta de tomate en su huerto o jardín.

La intoxicación por solanina en perros provoca malestar gastrointestinal, pérdida de la coordinación, debilidad muscular, temblores, convulsiones y problemas cardíacos.

Hongos / Champiñones

Si bien no todos los tipos de hongos son tóxicos, diferentes fuentes indican que su consumo está contraindicado en los perros, especialmente si son hongos salvajes. Dado que muchas personas no saben identificar entre las diferentes especies, lo mejor es mantenerse en el lado seguro y no incluirlos en la dieta de la mascota 7. En caso de que tu perro se haya comido un hongo que no puedes identificar, acude de inmediato al veterinario. Se sabe que la toxicidad de algunos champiñones puede ser fatal, resultando en convulsiones, temblores e insuficiencia orgánica.

Aunque se sabe que solo 50-100 de las 50,000 especies de hongos que existen en el mundo son tóxicas, aquellas que lo son pueden afectar seriamente la salud de tu perro, e incluso causarle la muerte.

Verduras y vegetales para perros

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Qué frutas pueden comer los perros? ¿Cuáles deben Evitar?

Según el American Kennel Club 8, los perros pueden comer las siguientes frutas:

  • Manzana. Las manzanas son una excelente fuente de vitaminas A y C, así como de fibra para tu perro. Asegúrese de eliminar las semillas y el núcleo primero.
  • Plátano. El plátano es rico en potasio, vitaminas, biotina, fibra y cobre. Debido a su alto contenido de azúcar, los plátanos deben administrarse como una golosina, no como parte de la dieta principal del perro.
  • Arándanos. Los arándanos son un superalimento rico en antioxidantes, que previenen el daño celular en humanos y caninos por igual. También están llenos de fibra y fito-químicos. Los perros deben consumirlo en pequeñas cantidades, ya que demasiados arándanos pueden provocarles malestar estomacal.
  • Melón. El melón está repleto de nutrientes, es bajo en calorías y una gran fuente de agua y fibra. Sin embargo, tiene un alto contenido de azúcar, por lo que debe dársele a la mascota con moderación.
  • Pepino. El pepino es especialmente bueno para los perros con sobrepeso, ya que contienen poco o nada de carbohidratos, grasas o aceites e incluso pueden aumentar los niveles de energía. Están cargados de vitaminas K, C y B1, así como de potasio, cobre, magnesio y biotina.
  • Mango. Esta dulce golosina contiene cuatro vitaminas diferentes: A, B6, C y E. También tienen potasio y betacaroteno y alfacaroteno. Solo recuerde, como con la mayoría de las frutas, retire primero la semilla dura, ya que esta contiene pequeñas cantidades de cianuro que además puede convertirse en un peligro de asfixia.
  • Naranja. Las naranjas son una excelente fuente de vitamina C, potasio y fibra. Los veterinarios recomiendan remover la cáscara y las semillas y solo ofrecerle al perro la carne de la naranja.
  • Durazno. En pequeñas cantidades son una gran fuente de fibra y vitamina A, e incluso pueden ayudar a combatir infecciones. Al igual que las cerezas, la semilla contiene cianuro y no debe dársele de comer a un perro.
  • Pera. Las peras poseen un alto contenido de cobre, vitaminas C y K y fibra. Retira primero el hueso y las semillas, ya que estos contienen trazas de cianuro. Omita las peras enlatadas con jarabes azucarados.
  • Piña. Unos pocos trozos de piña harán una excelente golosina para tu perro, siempre y cuando se elimine la cáscara y la corona de la fruta.
  • Frambuesas. Contienen antioxidantes que son excelentes para los perros. Son frutas bajas en azúcar y calorías, pero altas en fibra, manganeso y vitamina C. Sin embargo, contienen pequeñas cantidades de xilitol, así que solo dáselas a tu perro en pequeñas cantidades.
  • Fresas. Las fresas están contienen fibra y vitamina C. Junto con eso, también contienen una enzima que puede ayudar a blanquear los dientes del perro mientras las come.
  • Sandía. Es importante eliminar primero la corteza y las semillas, ya que estas últimas pueden causar bloqueo intestinal, sin embargo, la carne de la fruta es segura para los perros. Contiene vitamina A, B-6 y C, así como potasio.

A continuación enumeramos algunas de las frutas más populares y que pueden ser dañinas para los perros:

  • Aguacate. Los aguacates contienen persina, una toxina que a menudo causa vómitos y diarrea en los perros.
  • Cerezas. No, los perros no deben comer cerezas. Con la excepción de la parte carnosa alrededor de la semilla, las cerezas contienen cianuro y son tóxicas para los perros.
  • Tomate (verdes). Aunque la fruta madura de la planta de tomate generalmente se considera segura para los perros, las partes verdes de la planta contienen una sustancia tóxica llamada solanina.
  • Uvas. Las uvas y las pasas (uvas secas) han demostrado ser muy tóxicas para los perros, sin importar su raza, sexo o edad. De hecho, las uvas son tan tóxicas que pueden provocar insuficiencia renal aguda repentina. Siempre tenga en cuenta esta fruta peligrosa para perros.

¿Los perros pueden comer calabacín?

Sí. La mayoría de los perros toleran bien el calabacín. Es una verdura fresca, rica en agua, fibra, minerales y vitaminas 9. En adición, no debes preocuparte mucho por el aporte de calorías. Puedes darle una porción moderada de calabacín crudo rallado a tu perro, o picarlo en pequeños trozos para cocerlo ligeramente en agua.

¿Los champiñones del supermercado también son tóxicos para mi perro?

Ya sabemos que los hongos silvestres pueden ser muy tóxicos, tanto para los humanos como para los perros, pero ¿qué pasa con los champiñones que compramos normalmente en el supermercado, como los hongos portabello y los champiñones blancos?

De acuerdo a una publicación especializada, los hongos que encontramos en las grandes cadenas de tiendas y supermercados suelen ser seguros para los perros, siempre y cuando se trate de una porción muy pequeña y no se acompañe con condimentos fuertes y verduras dañinas, como la cebolla o el ajo 10. De forma general, se insiste en que los perros no necesitan comer hongos como parte de su dieta.

¿Puedo agregarle sal a las verduras de mi perro?

No. Evita agregar sal, azúcar o cualquier especia de uso común en la comida que le das a tu perro. Recuerda que ellos pueden obtener el sodio que necesitan a partir de los propios alimentos. Así mismo, no es buena idea brindarles cosas muy saladas, como papas fritas o pretzels. El exceso de sal puede ser contraproducente para ellos, causándoles vómitos, diarrea, depresión, temblores, fiebre y convulsiones 11.

¿Es bueno darle verduras a un perro diabético?

Sí. Las verduras frescas son un excelente recurso para recompensar a los perros con diabetes; solo cerciórate de brindarle las más adecuadas 12. Entre las mejores opciones a considerar están el brócoli, la coliflor, las judías verdes y las rodajas de pepino. Los perros diabéticos también pueden comer las verduras frescas, cocidas o congeladas.

Pensamiento final

Las verduras pueden ser una excelente fuente de nutrición y diversión en la alimentación de tu mascota, pero primero asegúrate de conocer cuáles son seguras y cuáles no deberían formar parte de su dieta. Siempre que decidas hacer un cambio o introducir nuevos alimentos, vale la pena consultar al veterinario, comenzar poco a poco y prestar atención a la reacción de tu perro.

Esperamos que este artículo haya sido útil y de tu agrado. Recuerda que su contenido solo pretende dar una visión general sobre un tema en específico. En ningún caso se intenta contradecir o sustituir las orientaciones de un profesional cualificado. Ante cualquier duda o síntoma inusual en tu mascota, por favor consulta siempre al veterinario.

Referencias:

  1. https://honeysrealdogfood.com/in-the-wild/
  2. https://pets.webmd.com/features/does-dog-need-veggies
  3. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/fruits-vegetables-dogs-can-and-cant-eat/
  4. https://www.fda.gov/animal-veterinary/animal-health-literacy/questions-answers-fda-center-veterinary-medicines-investigation-possible-connection-between-diet-and
  5. https://pets.webmd.com/dogs/ss/slideshow-foods-your-dog-should-never-eat
  6. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/can-dogs-eat-tomatoes/
  7. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/can-dogs-eat-mushroom/
  8. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/fruits-vegetables-dogs-can-and-cant-eat/
  9. https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/can-dogs-eat-zucchini/
  10. http://www.pethealthnetwork.com/dog-health/dog-toxins-poisons/dogs-and-mushrooms
  11. https://wagwalking.com/condition/salt-poisoning
  12. https://pets.webmd.com/dogs/diabetes-dog-diet#1

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!