Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

Tortugas domésticas

Dado que las tortugas son criaturas exóticas, calmadas, libres de pelo y particularmente atractivas, muchas personas las prefieren como mascota. Pero, ¿tener una tortuga es tan simple como parece? Seguramente ya habrás escuchado que las mascotas fáciles no existen, y créeme, las tortugas no son la excepción. Dotadas con una longevidad impresionante, necesitarán a un dueño dispuesto a cuidarlas prácticamente de por vida.

¿Pensando en tener una tortuga como mascota? Dale un vistazo a nuestra guía básica y conoce lo más importante que debes saber sobre el tema: tipos de tortugas mascota, características y requerimientos, especies populares, advertencias y algunas desventajas a tener en cuenta.

Advertencia. Según un comunicado del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), todas las tortugas son portadoras de microbios que pueden afectar la salud de las personas, especialmente la bacteria Salmonella. Se han registrado casos en los que el contacto con tortugas jóvenes ha provocado grandes brotes de infección por esta bacteria 1. Dicha organización ha hecho un llamado para que las personas que decidan tener a una tortuga como mascota mantengan prácticas de higiene apropiadas, haciendo especial énfasis en el lavado de manos después de tocar al animal o las áreas en las que este haya estado.

Tipos de tortugas domésticas (de agua y de tierra)

Aunque es probable que ya lo sepas, vale mencionar que existen tortugas acuáticas, o de agua, y tortugas terrestres, o de tierra. Tal y como su nombre indica, las tortugas acuáticas pasan la mayor parte del tiempo en el agua, mientras que las tortugas terrestres, popularmente conocidas como jicoteas, viven en la tierra 2. También se reconoce un tipo particular de tortuga semi-acuática, la tortuga terrapin o espalda de diamante, la cual vive en diferentes hábitats; esto incluye cuerpos de agua dulce, salobre, pantanos y tierra seca.

Tortugas mascota de agua dulce (comportamiento, cuidados, dieta, salud)

Las tortugas acuáticas se dividen en tortugas de agua dulce y tortugas marinas o de agua salada. En este artículo nos enfocaremos en el primer tipo, ya que son las que se suelen mantener como tortugas domésticas.  

Las tortugas de agua dulce o semi-acuáticas son muy populares como mascota. Probablemente la especie más conocida sea la tortuga de orejas rojas, pero esta no es la única 3.

Comportamiento y temperamento

Las tortugas mascota de agua son criaturas tranquilas. Suelen estar más activas durante el día, cuando aprovechan para alimentarse (les gusta comer en el agua) y nadar (son excelentes nadadores). Acostumbran a moverse de un lado a otro, en un intento de buscar puntos más fríos o cálidos para regular su temperatura corporal.

Un rasgo típico de su comportamiento es que tienden a ser territoriales. En caso de querer que varias tortugas convivan en un mismo acuaterrario, este deberá ser lo suficientemente grande.

De forma general, estas criaturas no exhiben mal temperamento; todo lo contrario. Sin embargo, se sabe que no toleran el manejo frecuente y que pueden morder cuando están asustadas.

Siempre y cuando se les proporcione el ambiente correcto y la dieta adecuada, la tortuga mascota de agua no necesita mucha atención, pero considera que la interacción regular puede resultar en una tortuga más sociable y mansa.

Hogar y cuidados

Las tortugas domésticas de agua dulce requieren una vivienda relativamente elaborada. Para empezar, necesitan la exposición regular a la luz ultravioleta, por lo que si quieres tenerla en interior, deberás contar con bombillas especiales diseñadas para reptiles. Sin esta luz, la mascota puede desarrollar la enfermedad metabólica ósea conocida como síndrome de concha blanda.

El hogar de la tortuga acuática debe ser limpiado con regularidad, así como poseer un buen sistema de filtrado para ayudar a mantener la calidad del agua. Debe ser un tanque lo suficientemente profundo como para permitirle nadar libremente, y brindarle algún espacio de tierra para que pueda salir del agua a tomar el sol (o recibir luz artificial). También es importante asegurarse de mantener las temperaturas ambiente y del agua correctas.

La tortuga mascota de agua dulce necesita un acuaterrario espacioso, iluminación especial, buena filtración y limpieza regular.

Tortuga de agua dulce como mascota

Alimentación

La mayoría de las tortugas acuáticas son omnívoras, aunque se ha observado que sus preferencias alimenticias pueden cambiar a lo largo de su vida. La mejor recomendación es ofrecerles una amplia variedad de alimentos. Aquí se incluyen:

  • Verduras de hoja verde, como la lechuga romana, la col rizada y el perejil (siempre frescas).
  • Trozos de manzana.
  • Carnes, como pollo, hígado, sardinas, pequeños insectos, lombrices de tierra, babosas, etc.
  • Gránulos comerciales para tortugas.
  • Camarones congelados (de forma ocasional).

Aunque son criaturas omnívoras, de jóvenes muestran un comportamiento un poco más carnívoro. Ten en cuenta que la frecuencia de alimentación varía dependiendo de la edad, por ejemplo las tortugas muy jóvenes pueden requerir comida 2 veces al día, mientras que las tortugas adultas o muy viejas pueden comer cada 2 o 3 días, e incluso solo 2 veces en una semana. Presta atención al apetito de tu mascota, de modo que puedas racionar las porciones y evitar que queden restos de comida.

Tortugas mascota de agua y los niños

Se advierte que las tortugas acuáticas, al igual que las terrestres, no son mascotas ideales para niños. En primer lugar, no son fáciles de cuidar, y en adición suelen albergar bacterias, como la bacteria Salmonella, un patógeno peligroso que podría transmitirse con gran facilidad. Esto puede ser especialmente preocupante en caso de tener niños pequeños, ya que muchas veces no entienden la necesidad de mantener una buena higiene, por ejemplo, nunca llevarse las manos a la boca o lavárselas justo después de tocar a la tortuga.

Problemas de salud comunes

Las tortugas no suelen verse afectadas por muchos problemas de salud; aun así, existe la posibilidad de que tu mascota se enferme por:

  • Gusanos y otros parásitos internos (generalmente no muestran síntomas obvios).
  • Deficiencia de vitamina A (pueden desarrollar pus, abscesos e hinchazón detrás de los ojos).
  • Infecciones respiratorias (caracterizadas por sibilancias, secreción nasal, dificultad para respirar y letargo).
  • Infecciones bacterianas o fúngicas, como resultado de una lesión o exceso de estrés (úlceras y pudrición del caparazón).
  • Infecciones oculares (causadas por la falta de higiene o el exceso de cloro en el agua).

Nota: todos los problemas de salud mencionados anteriormente deben recibir tratamiento veterinario especializado en reptiles, idealmente de la mano de un profesional con experiencia en tortugas.

Elegir una especie de tortuga acuática

Si bien las características y necesidades básicas de cuidado son similares para todas las tortugas de agua, el futuro dueño debe estar bien informado sobre las posibles particularidades de cada especie. Para los principiantes, se suelen recomendar las especies domésticas más resistentes, como la tortuga de orejas rojas y la tortuga de orejas amarillas.

Veamos una lista con 7 tortugas de agua dulce que podrías tener de mascota:

1. Tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta elegans)

Tortuga de orejas rojas mascota

Originaria de la región de Centroamérica, la tortuga de orejas rojas, también conocida como galápago de Florida o tortuga elegante, se distingue por la presencia de dos manchas rojas detrás de sus ojos, a ambos lados de la cabeza 4 5. Este quelonio omnívoro suele medir entre 12 y 20 cm, aunque algunos ejemplares alcanzan los 30-40 cm de longitud. La tortuga de orejas rojas hembra es ligeramente más grande que el macho.

  • El caparazón de las tortugas de orejas rojas jóvenes exhibe un color verdoso brillante, pero este se oscurece o se torna de color marrón a medida que envejecen.
  • Tres rasgos físicos que pueden ayudarte a diferenciar la hembra del macho son el caparazón, las uñas y la cola. La hembra tiene una concha más redondeada y sus uñas son más cortas; en cambio, el macho se distingue por el aspecto largo y robusto de la cola.
  • Esta especie suele ser más activa durante el anochecer.
  • En la naturaleza, es un habitante común de estanques permanentes, pantanos y ríos de movimiento lento.
  • Se alimenta mayormente de carne mientras es joven, pero consume más material vegetal a medida que madura.
  • En cautiverio, la galápago de Florida necesita un acuario grande, con un área que pueda escalar para tomar luz solar.
  • Como mascota, puede vivir entre 50 y 70 años.
  • Se clasifica como una especie de “Menor Preocupación”.

2. Tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta)

Tortuga de orejas amarillas mascota

De aspecto único, la tortuga de orejas amarillas, exhibe atractivas líneas de color amarillo a lo largo de su cabeza. La hembra de esta especie suele medir entre 20 y 30 cm, mientras que el macho, ligeramente más pequeño, oscila en el rango de 12 a 23 cm 6.

  • Su hábitat natural incluye ríos de movimiento lento, pantanos, humedales estacionales y estanques permanentes.
  • Al igual que la tortuga de orejas rojas, esta tortuga mascota también cambia el color de su carapacho a medida que alcanza la edad adulta (de verde vibrante a verde oscuro).
  • Es un reptil omnívoro, que disfruta de comer plantas, verduras, insectos, gusanos, gránulos comerciales para tortugas, etc.
  • Cuando viven como tortugas domésticas, las de orejas amarillas pueden llegar a los 40 años.
  • Se clasifica como una especie “Fuera Peligro”.

3. Tortuga de Cumberland (Trachemys scripta troostii)

Tortuga de Cumberland mascota

Esta es otra tortuga mascota de agua muy popular. Al igual que las especies anteriores, se trata de una tortuga semi-acuática. Su principal rasgo distintivo es el caparazón de forma ovalada y color verde oliva con manchas amarillas; algunos ejemplares pueden mostrar una tonalidad inclinada hacia el marrón. La piel de su cabeza exhibe líneas finas amarillas, con dos barras distintivas, pero pálidas, que se ubican detrás de los ojos 7. La tortuga de Cumberland puede alcanzar los 21 cm de largo.

  • Tiene patas muy bonitas, también coloreadas con bandas amarillas.
  • Posee dos protuberancias redondas en el borde trasero de su caparazón.
  • En su hábitat natural, le gustan las aguas tranquilas con fondos fangosos. Prospera bien en estanques, lagos y arroyos con abundante vegetación.
  • Este quelonio de agua dulce es omnívoro en su etapa adulta, pero prefiere alimentarse de carne cuando es joven.
  • Se clasifica como una especie de “Menor Preocupación”, pero en el futuro podría catalogarse como una especie amenazada.

¿Sabías que…? Cuando se le mantiene en estanques y cuerpos de agua fuera de su hábitat natural, la tortuga de Cumberland puede convertirse en una especie invasora, amenazando a otras tortugas de agua dulce que habitan el  área.

4. Tortuga mapa (Graptemys geographica)

Tortuga mapa doméstica

Originaria de Norteamérica, esta tortuga debe su nombre a las marcas de su caparazón. La tortuga mapa presenta lo que se conoce como dimorfismo sexual, en este caso un rasgo evidente en el tamaño y el peso de los ejemplares 8. Las hembras de esta especie son mucho más grandes y pesadas que el macho. Una hembra puede medir entre 18 y 27 cm, y pesar tanto como 2.5 kilogramos; por su parte, un macho puede pesar 400 gramos y alcanzar los 16 cm de largo.

  • En la naturaleza, la tortuga mapa prefiere las aguas en movimiento, como ríos y arroyos grandes.
  • Su caparazón puede ser de color verde oliva, marrón o grisáceo, y mostrar líneas amarillas, marrones o naranjas, siempre con bordes oscuros. Con el paso de los años, esas marcas tienden a desaparecer.
  • Mantener a la tortuga mapa como mascota puede ser un poco más exigente en comparación con otras. Esto se debe a que necesitan un agua de mayor calidad; de lo contrario, pueden experimentar la pudrición bacteriana del caparazón. Además de mantener la buena calidad del agua, se recomienda la administración de un suplemento de calcio y vitamina D3, así como suficiente iluminación para promover una mejor salud osea.
  • Se considera una especie de “Menor Preocupación”.

5. Tortuga del Caspio (Mauremys caspica)

Tortuga del Caspio doméstica

Tal y como su nombre indica, esta tortuga se encuentra ampliamente distribuida por los países cercanos al mar Caspio. Se trata de una criatura muy adaptable, capaz de vivir tanto en cuerpos de agua dulce como de agua salobre. Su caparazón ovalado y liso, de aproximadamente 25 cm, puede ser de color negro, marrón tostado o verde oliva (varía dependiendo de la edad). Algunos ejemplares pueden presentar líneas de color amarillo o crema 9.

  • La tortuga del Caspio es carnívora en su etapa joven, pero exhibe un comportamiento omnívoro a medida que alcanza la madurez. Incluso, se sabe que algunas tortugas adultas se alimentan a base de una dieta totalmente herbívora.
  • Los patrones de color amarillo o crema que aparecen en su caparazón también pueden aparecer en la cabeza y las patas.
  • Al igual que las demás tortugas de agua dulce semi-acuáticas, la tortuga del Caspio doméstica no solo requiere un estanque o acuario con suficiente agua; también debe contar con una superficie seca que le permita tomar el sol y descansar.
  • En términos de alimentación, puede comer pellets comerciales, pescado, carne, lombrices de tierra, insectos, pequeños peces, verduras y camarones.
  • La tortuga del Caspio se considera una mascota agradable, capaz de reconocerte como su cuidador. Por lo general, estará activa, hambrienta y alerta.

6. Tortuga moteada o manchada (Clemmys guttata)

Tortuga moteada de mascota

La moteada es una de las tortugas de agua más atractivas como mascota. No solo es una especie pequeña, sino que posee un caparazón muy peculiar, adornado con manchas amarillas redondas. La tortuga moteada suele medir entre 8 y 13 cm; son pocos los ejemplares que superan este número. Cuando es adulta, su caparazón es liso, sin crestas ni anillos 10. Se distingue por un color negro brillante y la presencia de manchas o pequeños puntos amarillos. Estas manchas suelen desvanecerse en las tortugas más viejas.

  • En su hábitat natural, las tortugas manchadas prefieren las aguas poco profundas, con fondo blando y vegetación sumergida. Se sabe que estas tortugas semi-acuáticas pueden deambular entre los humedales y la tierra durante semanas.
  • Las distintivas manchas no solo se encuentran en el caparazón, sino también en las patas, la cola, el cuello y la cabeza. El color de las manchas en esas áreas puede variar de amarillo a naranja y rosa salmón.
  • El sexo de la tortuga moteada se puede distinguir relativamente fácil en la edad adulta. Los machos tienen un caparazón más alargado y comprimido, con un plastrón cóncavo (hundido en el centro); los ojos son típicamente marrones y la barbilla puede ser bronceada, marrón o negra; en adición, la cola es significativamente más larga y gruesa. Por su parte, la hembra tiene un caparazón más alto y redondeado, con un plastrón plano; sus ojos son de color naranja, la barbilla suele ser amarilla o también naranja, y la cola es comparativamente más estrecha. Otra diferencia a considerar es que los machos son un poco más pequeños que las hembras.
  • La tortuga moteada está clasificada como una especie “En Peligro”.

7. Tortuga Reeves o tortuga china del estanque (Mauremys reevesii)

Tortuga china o Reeves de mascota

La tortuga Reeves, también conocida como la tortuga china del estanque, es una especie popular en el mundo de las mascotas. Se considera una buena opción para los principiantes. Esta es una tortuga especialmente bonita, de caparazón con forma rectangular y 3 quillas que se extienden a lo largo de su longitud 11.

  • El caparazón de la tortuga china puede ser de color verde oliva, bronceado, o incluso negro; puede mostrar algunas manchas sutiles, las cuales crean cierto contraste con su coloración. El plastrón suele ser de color canela, amarillo o crema, y tener manchas oscuras.
  • Las 3 quillas de la concha se vuelven menos pronunciados a medida que la tortuga envejece.
  • Diferenciar al macho de la hembra puede ser una tarea difícil; sin embargo, se sabe que el plastrón del macho es cóncavo, mientras que el plastrón de la hembra es ligeramente convexo o plano. En adición, los machos tiene una cola más larga, gruesa, y su caparazón exhibe un color más oscuro.
  • El color de la piel de la tortuga Reeves suele ser similar al color de su caparazón. Una característica especial es la presencia de rayas amarillas en el cuello y la cabeza; la disposición de estas líneas crean patrones diferentes en cada tortuga.
  • Son omnívoras, de ahí que puedan alimentarse con una variedad de carnes, plantas y verduras. Aquí se incluyen gránulos comerciales, grillos, lombrices de sangre y lombrices de tierra, plantas acuáticas, frutas y verduras de hoja verde como la col rizada, la escarola y la lechuga.
  • La tortuga china del estanque se considera una especie “Amenazada”.

Nota: la información sobre el estado de conservación de cada una de estas especies ha sido establecida por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) 12 13.

Se dice que las tortugas mapa y moteada, así como otras especies poco comunes, son menos resistentes como tortugas domésticas. Quizás quieras tener esto en cuenta antes de elegir una de ellas como mascota.

Tortugas mascota de tierra (comportamiento, cuidados, dieta, salud)

Las tortugas terrestres, o jicoteas, también se han ganado su lugar en el mundo de las mascotas. No cabe duda de que son criaturas atractivas, interesantes y pacíficas. Teniendo en cuenta que la mayoría de ellas pueden vivir más de 50 años, estamos hablando de una mascota para toda la vida.

Comportamiento y temperamento

La mayoría de las tortugas terrestres son dóciles y tímidas, exceptuando los machos que se mantienen encerrados en un mismo espacio. De hecho, esto es poco aconsejable; las tortugas macho podrían volverse agresivas y terminar atacándose entre sí, lo que puede resultar en lesiones graves 14.

Otra recomendación importante a tener en cuenta es que a las tortugas no se les debe manipular con mucha frecuencia, en especial cuando son pequeñas. Se sabe que esto puede generarles bastante estrés. En caso de tener que levantarlas, asegúrate de cogerlas por la sección media del cuerpo, no por las patas.

Hogar y cuidados

Lo primero que debes saber es que las tortugas de tierra son bastante grandes en la edad adulta, de ahí que necesites espacio para prepararles un terrario agradable, mucho mejor si es al aire libre. Dependiendo del origen de cada especie y de las condiciones climáticas del lugar donde vivas, puede ser necesario llevar a la tortuga al interior del hogar durante la noche, o si las temperaturas están muy frías.

Proporcionar el alojamiento interior adecuado puede ser todo un desafío para los dueños de tortugas muy grandes que viven en zonas de clima frío. Así mismo, considera que algunas especies necesitan hibernar, de ahí que la mascota pueda terminar estresada si no encuentra las condiciones ambientales que se lo permitan.

A la hora de construir un terrario en exteriores, asegúrate de que este sea resistente y a prueba de tortugas excavadoras. Aunque no lo parezcan, las tortugas son criaturas bastante fuertes; un recinto endeble no las va a detener por mucho tiempo. Considera que algunas pueden trepar sorprendentemente bien, por lo que podrías requerir un terrario con techo. También es importante asegurarse de que el recinto le brinde protección contra posibles depredadores, incluyendo gatos y perros.

El sustrato del terrario debe permitirle enterrarse. Por ejemplo, las especies tropicales requieren un sustrato mayormente de tierra, de modo que puedan mantener la humedad una vez que se entierren en ella. En cambio, las tortugas de zonas desérticas prefieren un sustrato con mayor cantidad de arena.

Tortuga de tierra como mascota

De forma general, se recomienda proporcionar un terreno amplio, seguro, iluminado y libre de objetos punzantes o muy pequeños que puedan ser ingeridos accidentalmente. Evita que la mascota intente subir escalones u otro tipo de obstáculo, ya que esto podría resultar en las típicas caídas de espalda. La tortuga terrestre doméstica en exterior también requiere una fuente de agua poco profunda y algún refugio que la proteja.

Ahora bien, si lo que pretendes es mantener a la tortuga en el interior del hogar, esto es lo más importante a considerar:

  • El terrario de la tortuga debe ser hermético y espacioso, incluso si se trata de un ejemplar pequeño. Este debe contar con el tipo de sustrato más apropiado para la espcie de tortuga en cuestión. Dicho sustrato debe permitirle cavar y facilitar la eliminación de desechos. Es fundamental que elijas un sustrato adecuado y de buena calidad, ya que la mascota estará en contacto con él casi todo el tiempo.
  • La jicotea de tierra necesita luces especiales para vivir en interior. Deberás obtener bombillas que actúen como fuente de luz ultravioleta UV-B.
  • Las diferentes tortugas necesitan diferentes niveles de humedad, así que se recomienda verificar las necesidades de tu especie. Esto puede ser bajo, medio o alto, dependiendo del entorno nativo de la tortuga. Así mismo, es importante mantener los niveles de temperatura adecuados dentro del terrario. Si tienes una tortuga que no es nativa de tu misma área, el nivel apropiado de calor podría ser un elemento esencial para cuidarla.
  • Las tortugas de caja y las jicoteas deben tener acceso al agua. Todas necesitan un platón de agua poco profunda para sumergirse, e incluso para defecar.
  • Por último, no te olvides de preparar un escondite, no importa si se trata de algo muy simple.

Alimentación

La alimentación de la tortuga de tierra como mascota puede variar dependiendo de cada especie, pero en general se sabe que necesitan una dieta variada, principalmente herbívora. Se recomienda mantener una proporción 90% de verduras y vegetales, y 10% de frutas. Eso sí, es esencial que sus alimentos le ofrezcan un buen equilibrio de fósforo y calcio; en este caso, los alimentos más adecuados serían los que contienen más calcio que fósforo, por ejemplo la espinaca, el perejil, la acelga, el brócoli, los higos secos, etc. Esto no quiere decir que su dieta deba limitarse a dichos alimentos.

Estos reptiles necesitan comer varias veces al día. Algunas especies de tortuga tienen un apetito voraz, pero su metabolismo suele ser un poco lento. Generalmente se recomienda alimentarlas con porciones pequeñas, pero con mayor frecuencia.

Se sabe que las jicoteas domésticas pueden comer algún que otro insecto o larva pequeña, y adaptarse al consumo de gránulos comerciales para mascotas.

Problemas de salud comunes

Estas son las enfermedades que comúnmente afectan a las tortugas de tierra en cautiverio:

  • Infecciones respiratorias (sibilancias, rechazo a los alimentos, letargo, pérdida de peso, exceso de moco alrededor de la boca y las fosas nasales).
  • Enfermedad metabólica ósea por deficiencia de calcio (crecimiento lento del caparazón, huesos débiles, dificultad para caminar, fracturas óseas)

*Al igual que muchos reptiles, las tortugas necesitan exponerse a la radiación ultravioleta A y B para poder absorber el calcio.

Elegir una especie de tortuga de tierra

Siempre que sea posible, considera la obtención de una tortuga terrestre criada en cautiverio, o que provenga de un grupo de rescate. Esto no suele ser fácil cuando se trata de algunas especies, pero considera que las condiciones de captura y envío pueden ser traumáticas y dar lugar a una mascota estresada.

Dicho esto, lo más importante a la hora de elegir una especie como tortuga doméstica es tu capacidad para proveer sus necesidades de alojamiento y de dieta. Ten en cuenta que, dependiendo de la especie, pueden existir diferencias en cuanto a los requerimientos básicos de espacio, temperaturas, iluminación y alimentación.

Dale un vistazo a estas 4 tortugas de tierra que podrías tener de mascota:

1. Tortuga de patas rojas (Chelonoidis carbonaria)

Tortuga de patas rojas mascota

Sin dudas, esta es una de las tortugas mascota más populares en la actualidad. Con su exquisita concha de colores llamativos, la tortuga de patas rojas, o tortuga morrocoy, es una criatura longeva y relativamente fácil de cuidar. Aunque no sea una mascota que requiera mucho mantenimiento, considera que vive mucho más tiempo que un perro o un gato.

  • La piel de la tortuga de patas rojas es principalmente negra. Su caparazón puede ser gris, negro o marrón, presentando pequeñas áreas redondas de color amarillo o tostado en el centro de cada sección. También exhibe una especie de escamas o marcas rojas brillantes en las patas y la cola, así como algunas manchas de color amarillo en la cabeza y la mandíbula inferior. Suele crecer entre 30 y 35 cm 15.
  • A diferencia de otras especies de tortugas de tierra, las de patas rojas son bastante activas durante el día. En la naturaleza, suelen pasar la mayor parte del tiempo cavando y buscando alimentos; sin embargo, se sabe que pueden pasar hasta 1 semana descansando si ya han comido lo suficiente.
  • En cautiverio, pueden mostrar signos de timidez, especialmente cuando se sienten estresadas. En general, a la tortuga de patas rojas no le gusta ser manipulada.
  • En lo que a alimentación se refiere, se ha observado que pueden ser omnívoras por naturaleza, y que comen una mayor variedad de alimentos en comparación con otras tortugas. Pero a pesar de esto, no se recomienda sobrealimentarlas con proteína animal cuando son criadas como tortugas domésticas. De forma general, se les considera un tipo de tortuga herbívora y carroñera. En caso de tener una, asegúrate de proporcionarle suficientes frutas y verduras frescas.
  • Esta especie es nativa de áreas tropicales, de ahí que prefiera el clima húmedo, con un retiro fresco y abundante vegetación.
  • La bella tortuga de patas rojas se considera una especie “En Peligro”.

2. Tortuga rusa (Testudo horsfieldii)

Tortuga rusa doméstica

Esta pequeña tortuga también puede ser otra gran opción como mascota. Tal y como su nombre indica, es originaria de las estepas rusas, aunque se encuentra ampliamente distribuida por varias regiones de Europa y Asia. Con un tiempo de vida sorprendentemente largo, la tortuga rusa puede ser una compañera para toda la vida.

  • Las tortugas rusas tienen un caparazón más redondo que el de otras especies, pero la parte superior suele ser aplanada en lugar de abovedada. Suelen tener una mezcla de color entre el bronceado y el marrón, con un tinte verde en algunos casos. El plastrón casi siempre es de color negro, y la piel puede variar entre el bronceado, el marrón o el gris oscuro 16.
  • Los machos adultos generalmente alcanzan los 18 cm de largo, y las hembras, ligeramente más grandes, llegan a medir 20 cm.
  • Son tortugas hambrientas y activas; les encanta excavar y deambular por su hábitat.
  • En principio son criaturas herbívoras, pero se sabe que en la naturaleza pueden llegar a comer pequeños insectos.
  • La tortuga rusa se considera una especie “Vulnerable”.

3. Tortuga griega (Testudo graeca)

Tortuga griega como mascota

La tortuga griega, también llamada tortuga mora, es una de las tortugas más longevas; se sabe que algunos ejemplares pueden vivir hasta los 100 años en cautiverio. Como futuro dueño, debes valorar si deseas tener a una mascota que puede sobrevivirte fácilmente.

  • El caparazón de la tortuga griega es de color amarillento o verde oliva, y tiene una forma abombada. Cada parche de su concha está delimitado por bordes de color oscuro y exhibe una mancha negra en su interior 17.
  • En esta especie las hembras también son más grandes y pesadas que los machos; pueden alcanzar los 18 cm de largo y los 900 gramos de peso. En cambio, los machos suelen medir 15 cm y pesar menos de 600 gramos.
  • A estas tortugas no les gusta ser manipuladas. Los ejemplares más grandes pueden incluso morder. Siempre y cuando se tenga en cuenta este rasgo, la tortuga rusa puede ser una mascota dócil y amable. Se ha observado que tiende a ser muy receptiva y sociable con sus cuidadores.
  • Se considera una especie “Vulnerable”.

4. Tortuga sulcata (Centrochelys sulcata)

Tortuga sulcata mascota

Esta tortuga grande y longeva puede ser una mascota un poco desafiante. Considera que se trata de una criatura de gran tamaño, con un tiempo de vida impresionante. El término sulcata de su nombre significa surco o arruga, haciendo referencia al aspecto surcado de su caparazón.

  • Las tortugas sulcata, también conocidas como tortugas de espolones africanas, son tranquilas y lentas. Son mascotas agradables y dóciles, rara vez agresivas y poco territoriales.
  • Pueden alcanzar los 85 cm de largo, con ejemplares machos llegando a pesar casi 100 kg. En esta especie los machos son más grandes que las hembras 18.
  • Son herbívoras, de ahí que necesiten una dieta alta en fibra y baja en proteínas.
  • Su tiempo de vida promedio en cautiverio es de 70 años.
  • Debido a las condiciones climáticas de su hábitat natural, la tortuga sulcata prefiere las temperaturas cálidas.
  • Es una especie de tortuga en estado de conservación “Vulnerable”.

¿Tener una tortuga de mascota es la decisión correcta?

Aquí te dejamos 7 aspectos que deberías tener en cuenta antes de llevar una tortuga a casa:

  1. Las tortugas pueden ser mascotas fascinantes, pero no son el tipo de animal que puedas estar manipulando o abrazando. Espera que solo interactúen contigo a la hora de comer.
  2. No son mascotas adecuadas para niños pequeños que quieran jugar con ellas, manipularlas constantemente, o que puedan dejarlas caer.
  3. Son criaturas longevas. Debes estar comprometido y preparado para cuidar una mascota de por vida.
  4. Las tortugas son portadoras de la bacteria Salmonella, un patógeno que afecta seriamente el tracto gastrointestinal de los humanos (otra razón por la que no se consideran buenas mascotas para niños).
  5. Incluso las tortugas pequeñas necesitan grandes espacios. La mayoría de los criadores recomiendan, como regla general, que el hogar de la tortuga terrestre tenga 5 veces la longitud que puede alcanzar esa especie en la edad adulta. En el caso de las tortugas de agua, el acuario o tanque debe ser 3 veces más profundo que la tortuga, como mínimo.
  6. La mayoría de las tortugas suelen ser pequeñas mientras son jóvenes, pero algunas pueden llegar a ser realmente grandes cuando alcanzan la edad adulta.
  7. Es importante ser cuidadoso al momento de escoger la especie. No tiene sentido tener una tortuga de clima tropical si vives en un lugar donde hace mucho frío.

Analiza estas recomendaciones y considera toda la información brindada. Si después de hacerlo, sientes que estás motivado y preparado, entonces puede que tener una tortuga mascota en casa no sea tan descabellado.

Aprende sobre otras mascotas exóticas en:

¿Sabías que…?

No todas las tortugas de agua nadan

Las jicoteas terrestres, a diferencia de las tortugas acuáticas, todas viven en la tierra; pero ¿sabías que no todas las tortugas viven en el agua? Algunas tortugas acuáticas, como varias especies de tortugas de caja, necesitan acceso al agua para mantenerse hidratadas, pero lo cierto es que pasan la mayor parte del tiempo en tierra firme. Las personas tienden a usar los términos “tortuga” y “jicotea” indistintamente, sin embargo son animales diferentes. Por ejemplo, las jicoteas o tortugas terrestres tienen dedos bien definidos, mientras que las tortugas de agua casi siempre tienen las patas palmeadas. En adición, la mayoría de las tortugas son omnívoras, lo que significa que comen materia vegetal y animal; en cambio, la mayoría de las jicoteas son vegetarianas.

Las tortugas conocen a sus dueños

Muchas personas no se dan cuenta de esto, pero se sabe que las tortugas son capaces de reconocer el aspecto y la voz de su dueño.

La tortuga hembra no necesita del macho para poner huevos

Las tortugas hembras pueden poner huevos sin que haya un macho alrededor para fecundarlas, aunque cabe mencionar que estos huevos son infértiles, y por tanto no eclosionan. Se sabe que muchas tortugas salvajes ponen huevos durante la primavera en respuesta a los cambios de temperatura y ciclos de luz. Sin embargo, las tortugas mascota a menudo no siguen estas reglas estacionales, de ahí que puedan poner huevos durante todo el año; esto se debe a que el entorno en cautiverio permanece sin sufrir grandes cambios.

Esperamos que la información brindada haya sido útil y de tu agrado. A pesar de ser criaturas especiales e interesantes, las tortugas pueden suponer grandes desafíos como mascotas, en especial para quienes se estrenan como dueños principiantes.

Referencias:

  1. https://www.cdc.gov/healthypets/publications/tiny-turtle-spanish.html
  2. https://www.petguide.com/turtle-breeds/
  3. https://www.petguide.com/breed-types/semi-aquatic-turtles/
  4. https://www.petguide.com/breeds/turtle/red-eared-slider-turtle/
  5. http://www.iucngisd.org/gisd/
  6. https://animaldiversity.org/accounts/Trachemys_scripta/
  7. https://www.petguide.com/breeds/turtle/cumberland-slider/
  8. https://animaldiversity.org/accounts/Graptemys_geographica/
  9. https://www.petguide.com/breeds/turtle/caspian-pond-turtle/
  10. https://animaldiversity.org/accounts/Clemmys_guttata/
  11. https://www.petguide.com/breeds/turtle/reeves-turtle/
  12. https://www.iucn.org/es
  13. https://www.iucnredlist.org/
  14. https://www.petguide.com/breed-types/terrestrial-turtles/
  15. https://animaldiversity.org/accounts/Chelonoidis_carbonaria/
  16. https://www.petguide.com/breeds/turtle/russian-tortoise/
  17. https://www.petguide.com/breeds/turtle/greek-tortoise/
  18. https://animaldiversity.org/accounts/Geochelone_sulcata/

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!