Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

¿Cómo hacer un repelente para gatos?

Repelente para gatos

¿Buscando una forma segura, pero efectiva, de alejar a los gatos? Ya sea porque quieres impedir que un gato intruso deje “uno de sus regalitos” en tu jardín, o porque al igual que muchos dueños de perro prefieres evitar posibles peleas entre tu mascota y el gato del vecino, aquí te recomendamos algunos repelentes naturales que vale la pena poner a prueba.

¿Cuáles son los mejores remedios para espantar a los gatos? ¿A qué se debe su efecto repelente? ¿Son totalmente seguros o existe algún riesgo de intoxicación? Para conocer todo esto y más, sigue leyendo a continuación…

Nota: Durante la redacción de este artículo se consultaron diferentes fuentes especializadas 1 con el fin de establecer la seguridad de ciertos ingredientes como repelente de gatos.

Los mejores repelentes naturales para gatos (olfato)

Lo primero que debes saber es que no todos los repelentes caseros funcionan igual para todos los gatos. Se sabe que lo que para unos resulta totalmente desagradable, puede que para otros no lo sea. No te desanimes si necesitas experimentar un poco antes de encontrar la receta perfecta.

Se dice que la sensibilidad a los olores en los gatos es 40 veces mayor que la de los humanos. Es por eso que la gran mayoría de los repelentes naturales se basan en el uso de sustancias e ingredientes que puedan incidir sobre su olfato e irritar sus membranas mucosas.

Dicho esto, veamos cómo preparar 6 sprays repelentes para gatos, especialmente efectivos si lo que buscas es una solución para uso en exterior…

1. Repelente de vinagre y agua

En un recipiente con spray, combina vinagre de manzana, o blanco, y agua a partes iguales. Agita para que se integren bien y rocía la mezcla por los alrededores o cualquier otra área deseada. Se recomienda volver a rociar de forma frecuente para mantener activo el efecto repelente.

El uso de vinagre diluido se considera seguro para los gatos, los perros y otras mascotas en el hogar 2.

2. Repelente casero de ajo, limón y canela

La combinación de ajo, canela y limón es otra alternativa simple que sirve como remedio disuasorio. Tritura muy bien 1-2 dientes de ajo y agrégalos a un litro de agua caliente; ahora agrega el jugo de 1 limón y ½ cucharadita de canela.

Revuelve y deja reposar la mezcla durante al menos 24 horas. Luego cuela esta solución y viértela en una botella con spray. El resultado será un potente repelente para gatos.

Nota: algunas personas acostumbran a agregar pimienta en esta mezcla; en caso de hacerlo, asegúrate de agregar una dosis muy pequeña. Se han reportado casos de gatos seriamente afectados por la pimienta.

Los gatos son fuertemente repelidos por el olor de los cítricos, la cebolla y el ajo crudo.

Repelentes caseros para gatos

3. Infusión repelente de romero

La planta del romero es un gran repelente natural para los gatos. Se recomienda usar una infusión concentrada de romero fresco y agua, pulverizándola sobre las zonas deseadas. Si lo prefieres, puedes ubicar plantas de romero en puntos estratégicos alrededor de la casa.

Nota: en caso de no tener romero fresco, puedes recurrir a unas gotas de aceite esencial de romero para preparar la mezcla.

Según la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA por sus siglas en inglés) 3, el romero está considerado como una planta no-tóxica para perros, gatos y caballos.

4. Repelente de cítricos y extracto de romero

Tal y como hemos mencionado anteriormente, los gatos no toleran el olor de los cítricos ni del romero, de ahí que sea buena idea combinarlos para obtener un repelente seguro, pero de alta potencia.

Extrae el jugo de 1 limón y de 1 naranja para verterlo en un recipiente con spray; agrega 4-5 gotas de aceite de romero y rellena la botella con agua. Agita bien para integrar los ingredientes y rocía generosamente por los alrededores, repitiendo 1-2 veces al día.

No desaproveches las cáscaras de limón y naranja. Impregnadas con un fuerte aroma cítrico, también te ayudarán a mantener los gatos alejados si las esparces por el suelo, encima de árboles y vallas.

5. Aceite de citronela

El aceite de citronela es un repelente casero para gatos con el que han tenido éxito muchísimas personas. Aunque la citronela se suele usar como repelente de mosquitos, los gatos también son perturbados por ella 4.

Se recomienda mezclar una parte de aceite de citronela con cuatro partes de agua y rociar generosamente sobre las áreas de acceso más problemáticas.

El aceite de citronela, una sustancia natural que proviene originalmente de Sri Lanka, es uno de esos aromas que resulta desagradable para la gran mayoría de los gatos.

Repelentes naturales y seguros para gatos

6. Lavavajillas, eucalipto y limón

Se dice que este es otro de los mejores repelentes o remedios anti-gatos. Aunque se utiliza detergente para platos, sigue siendo seguro, a la par que efectivo, para mantenerlos alejados.

Llena un recipiente de spray con agua, agrega 1 cucharada de detergente líquido, 10 gotas de aceite esencial de eucalipto y 10 gotas de aceite esencial de limón. Tapa y agita bien para integrar los ingredientes antes de usar.

Más repelentes anti-gatos (tacto)

A estos felinos se les puede espantar no solo con ayuda de los olores que resultan desagradables. Si quieres tener incluso mejores resultados, puedes combinar cualquiera de los remedios anteriores con algunos trucos cuyo éxito radica en el sentido del tacto.

Por ejemplo:

Colocar cuerdas

Se sabe que algo tan simple como una cuerda puede mantenerlos alejados. Colocar cuerdas a lo largo del terreno, o en la parte superior de una cerca o valla, hará que el gato se sienta incómodo al caminar sobre ella, y por tanto lo desalentará a cruzar.

Aplicar aceite

En caso de querer evitar que los gatos crucen sobre una cerca de alambre, la aplicación generosa de algún aceite o sustancia resbalosa es otro método efectivo que puedes utilizar.

Colocar conos de pino, guijarros, grava o piedras

Los gatos odian caminar sobre las superficies de textura rugosa. Mantén estos intrusos a raya colocando varias hileras alrededor de la casa con la opción que tengas a mano.

Colocar café molido con cáscaras de cítricos

Este método es doblemente efectivo, ya que por un lado aporta olores intensos y disuasivos, y por otro, la típica textura rugosa odiada por los gatos. Prepara una mezcla de café molido con trozos de cáscaras de cítricos y extiéndela sobre las zonas deseadas.

Consejos adicionales para ahuyentar a los gatos

Otros métodos caseros efectivos para espantar gatos rápidamente son:

1. Colocar pequeños troncos o estacas en el terreno

Cuando los gatos no tienen suficiente espacio para moverse, rascarse y excavar con comodidad, simplemente se van y buscan otro lugar. Introduce estacas delgadas (25 cm de largo), palos o materiales similares en el suelo, en posición vertical y cada 20 cm aproximadamente.

Asegúrate de insertarlos a una profundidad suficiente como para que se mantengan en pie.

2. Colocar una malla para gallinas

Para evitar que los gatos usen o entren por un área en particular del patio / jardín, se recomienda cubrir el suelo con malla de gallina. Este tipo de alambre es lo suficientemente suave como para no lastimarlos, pero sí lo suficientemente fuerte como para disuadirlos de caminar o cavar.

3. Poner una cerca

De ser posible, vale la pena colocar algún tipo de barrera. Aunque los gatos son persistentes y escurridizos, también se les puede mantener alejados colocando una cerca de alambre de 1.8 a 2 metros de altura (malla de 5×5 cm).

4. Usar un dispositivo ultrasónico

Otro repelente efectivo para disuadir a los gatos es el dispositivo ultrasónico, el cual emite un sonido de alta frecuencia muy molesto para ellos, pero imperceptible para los humanos. Estos dispositivos ahuyentadores se activan por movimiento, de modo que cuando un gato pasa, es perturbado y empujado inmediatamente fuera del área.

Este se considera un método muy útil para crear barreras anti-gatos alrededor de toda la casa.

Lo que no debes hacer…

Sin importar qué tan molestos y problemáticos puedan ser los gatos que se cuelan en tu patio o jardín, hay ciertos métodos que nunca debes usar para ahuyentarlos. Evita el uso de:

  • Venenos o cualquier sustancia tóxica para gatos. No solo se considera un acto de crueldad hacia el gato, sino que también es peligroso por el riesgo de ingestión en otras mascotas y niños.
  • Sustos mediante la implementación de luces o ruidos inesperados (campanas, collares de latas). Si bien asustarlos puede ser una táctica para disuadirlos, se advierte que esto a veces deriva en un comportamiento agresivo.
  • Chorros abundantes de agua. Empapar a un gato puede hacer que su sistema inmunológico se deprima, dejándolo indefenso ante las enfermedades.
  • Disparos con municiones no letales o pistolas de perdigones.
  • Uso de trampas inhumanas, como las trampas de pegamento.
  • Ataques por parte de perros demasiado agresivos.

Algunas de estas técnicas son difíciles de controlar y su uso puede tener consecuencias negativas, incluso contra mascotas vecinas y otros animales.

Te puede interesar:

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Cómo ahuyentar a los gatos callejeros de mi casa?

Desde excavar y destrozar las plantas de tu jardín, hasta defecar y marcar su territorio con orina, los gatos callejeros pueden convertirse en un verdadero problema.

Aquí te listamos algunos de los mejores consejos para repeler gatos callejeros, así como gatos salvajes, fuera de tu vivienda.

Evitar los restos de comida

Este es uno de los principales atractivos para un gato que vive en la calle. Es normal que traten de colarse en aquellos sitios donde la comida es más abundante.

Evita dejar restos de alimentos en el exterior, cubre muy bien los contenedores de basura, coloca los comederos para pájaros alejados del alcance de los gatos, evita alimentar a tus mascotas al aire libre y mantén limpias las barbacoas y parrillas.

Utilizar repelentes

Los felinos tienen un sentido del olfato y del gusto muy agudos, de ahí que se les pueda espantar fácilmente con ciertos repelentes. Aquí se incluyen los repelentes caseros a base de cítricos, vinagre, plantas aromáticas, café, etc., y los productos repelentes comerciales.

Estos se deben aplicar regularmente en el exterior de la vivienda para mantener activa su efectividad.

Eliminar los refugios potenciales

Todos los animales necesitan un lugar seguro para descansar y criar a sus crías. Teniendo eso en cuenta, es recomendable inspeccionar el patio, cobertizo, garaje, balcón y demás alrededores del hogar para deshacerte de los refugios que puedan atraerlos.

Algo tan simple como una caja en desuso o una pila de madera puede ser la guarida perfecta para un gato callejero.

Crear un entorno hostil

A los gatos les encanta andar relajados, y los gatos callejeros no son una excepción.

Una buena forma de ahuyentarlos consiste en crear un ambiente hostil, por ejemplo cubriendo las áreas que más les gustan con piedras, fragmentos de cáscara de huevo, mantillo, alambre para gallinas, o sembrando plantas de aromas fuertes y hojas / ramas filosas.

Eliminar las tentaciones

Los gatos callejeros machos que no han sido esterilizados se sienten atraídos por el olor de las gatas en celo. En caso de tener una gata en casa, considera esterilizarla.

Correr la voz

Por lo general, el territorio de un gato callejero se extiende mucho más allá de una sola casa o patio. Conversa con los vecinos sobre este problema y aliéntalos a tomar medidas similares para desalentar a los visitantes no deseados.

¿El cloro sirve para espantar a los gatos?

Hay quienes recomiendan rociar cloro o esparcir un puñado de cloro en polvo alrededor de la casa para repeler a los gatos intrusos, pero esto no se considera ni efectivo ni seguro.

En primer lugar, los gatos parecen ser atraídos por el olor del cloro. Aunque no se sabe con exactitud cuál es la razón de este fenómeno, algunos investigadores creen que su composición química actúa como una feromona en los gatos, similar a lo que ocurre con la hierba gatera.

Eso significa que el cloro puede atraerlos, en vez de ahuyentarlos.

Por otra parte, el cloro es un producto peligrosamente tóxico. En caso de ingestión significativa, es probable que el gato se enferme por envenenamiento, mostrando síntomas como vómitos, irritación y dolor.

¿Por qué los gatos vienen a mi casa?

Existen diferentes razones por las que tu casa puede estar atrayendo a lo gatos. Aquí se incluyen:

  • Los olores y restos de comida en el exterior de la vivienda. Estos pueden provenir de contenedores de basura expuestos, cuencos de comida para mascotas, parrillas y barbacoas sucias.
  • La presencia de presas potenciales. A los gatos les encanta acechar y cazar pequeñas presas. Asegúrate de tener los alrededores de tu casa limpios y despejados, de modo que no albergues ratones, murciélagos, insectos y anfibios.
  • El gato ha marcado su territorio. Los gatos siempre regresan al lugar que han marcado previamente con su orina. Para evitar que sigan viniendo a tu vivienda es recomendable inspeccionar en busca de posibles marcas de orina, sobre todo en puertas y ventanas. En caso de detectar alguna, deberás limpiarla con un producto neutralizador enzimático.

¿Qué hacer para que los gatos no defequen en mi jardín?

Esto puede ser un verdadero dolor de cabeza para las personas que viven en un vecindario con gatos. Si te has estado preguntando cómo evitar que los gatos vuelvan a defecar en tu jardín, considera poner en práctica los siguientes métodos:

1. Sembrar plantas ahuyentadoras de gatos

Existen numerosas variedades de plantas que tienen acción repelente en los gatos. Tanto así, que ni siquiera soportan estar cerca de ellas. Algunas de las más efectivas son la lavanda, la ruda, el romero, los geranios, el majuelo o espino blanco, la absenta o ajenjo, la rosa espinosa y la coleus canina.

Intenta cultivar una o más de estas plantas alrededor de tu jardín, así como en las demás áreas donde los gatos acostumbren a defecar.

2. Instalar un rociador activado por movimiento

A la gran mayoría de los gatos no les gusta mojarse, de ahí que este pueda ser un método disuasorio muy efectivo. Usa rociadores activados por movimiento para crear una barrera alrededor del jardín o patio. Una vez que el gato pasa, su movimiento activa el aspersor e inmediatamente será rociado por una ráfaga de agua.

Los rociadores suelen estar disponibles en tiendas de artículos para el hogar. Los puedes instalar de forma permanente o temporal, según tus preferencias y necesidades.

3. Rociar agua

Otra alternativa consiste en vigilar los alrededores durante un tiempo, asegurándote de tener siempre una manguera a la mano. En caso de que un gato intente usar tu jardín como caja de arena, rocía agua lo más cerca posible, pero nunca de forma directa sobre el animal. Ojo: no se trata de empapar al gato, solo de espantarlo.

Esta técnica puede ahuyentarlo de manera permanente si eres lo suficientemente consistente durante unos días.

4. Atraerlos hacia otro lugar

Una forma de alejarlos de tu propiedad es empujarlos a pasar el rato en otro lugar. Examina los alrededores del vecindario y en caso de ser posible, escoge un espacio para plantar una hierba gatera o crear una caja de arena al aire libre.

Con algo de suerte, esto los atraerá y hará que orinen y defequen allí, no en tu lindo jardín.

Pensamiento final

Esperamos que la información haya sido útil y de tu agrado. A la hora de usar repelentes para gatos, asegúrate de conocer bien qué tipo de plantas, ingredientes o sustancias podrían ser tóxicas y llegar a poner en peligro la vida de una mascota vecina, o de tu propio gato.

***Por favor, nunca trates de ahuyentar gatos utilizando productos químicos peligrosos o potencialmente venenosos.

En caso de tener un perro, vale la pena informarte acerca de si el remedio de tu elección también puede hacerle daño. De forma general, los ingredientes listados en este artículo no ofrecen peligro.

Te recomendamos darle un vistazo a 9 Venenos Potenciales para Perros – ¿Qué Puede Envenenar a Mi Perro?

Referencias:

  1. https://www.aspca.org/pet-care/animal-poison-control/cats-plant-list
  2. https://www.petmd.com/dog/slideshows/7-vinegar-uses-pet-owners
  3. https://www.aspca.org/pet-care/animal-poison-control/toxic-and-non-toxic-plants/rosemary
  4. https://www.vetinfo.com/using-citronella-oil-cat-repellent.html

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!
¡Compartir es saludable!