Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

Repelente para gatos

¿Buscando una forma segura, pero efectiva, de alejar a los gatos? Ya sea porque quieres impedir que un gato intruso haga de las suyas en tu jardín, o porque al igual que muchos dueños de perro prefieres evitar posibles peleas entre tu mascota y el gato del vecino, aquí te recomendamos algunos repelentes naturales que vale la pena poner a prueba.

¿Cuáles son los mejores remedios para espantar a los gatos? ¿A qué se debe su efecto repelente? ¿Son totalmente seguros o existe algún riesgo de intoxicación? Para conocer todo esto y más, sigue leyendo a continuación…

Nota: Durante la redacción de este artículo se consultaron diferentes fuentes especializadas 1 con el fin de establecer la seguridad de ciertos ingredientes y su uso como repelente en gatos.

Los mejores repelentes naturales para gatos

Lo primero que debes saber es que no todos los repelentes caseros funcionan igual para todos los gatos. Se sabe que lo que para unos resulta totalmente desagradable, puede que para otros no lo sea. No te desanimes si necesitas experimentar un poco antes de encontrar la receta perfecta.

Se dice que la sensibilidad a los olores en los gatos es 40 veces mayor que la de los humanos. Es por eso que la gran mayoría de los repelentes naturales se basan en el uso de sustancias e ingredientes que puedan incidir sobre su olfato e irritar sus membranas mucosas.

Dicho esto, veamos cómo preparar 6 sprays repelentes para gatos, especialmente efectivos si lo que buscas es una solución para uso en exterior…

1. Repelente de vinagre y agua

En un recipiente con spray, combina vinagre de manzana, o blanco, y agua a partes iguales. Agita para que se integren bien y rocía la mezcla por los alrededores o cualquier otra área deseada. Se recomienda volver a rociar de forma frecuente para mantener activo el efecto repelente.

El uso de vinagre diluido se considera seguro para los gatos, los perros y otras mascotas en el hogar 2.

2. Repelente casero de ajo, limón y canela

La combinación de ajo, canela y limón es otra alternativa simple que sirve como remedio disuasorio. Tritura muy bien 1-2 dientes de ajo y agrégalos a un litro de agua caliente; ahora agrega el jugo de 1 limón y ½ cucharadita de canela. Revuelve y deja reposar la mezcla durante al menos 24 horas. Luego cuela esta solución y viértela en una botella con spray. El resultado será un potente repelente para gatos. Nota: algunas personas acostumbran a agregar pimienta en esta mezcla; en caso de hacerlo, asegúrate de agregar una dosis muy pequeña. Se han reportado casos de gatos seriamente afectados por la pimienta.

Los gatos son fuertemente repelidos por el olor de los cítricos, la cebolla y el ajo crudo.

Repelentes caseros para gatos

3. Infusión repelente de romero

La planta del romero es un gran repelente natural para los gatos. Se recomienda usar una infusión concentrada de romero fresco y agua, pulverizándola sobre las zonas deseadas. Si lo prefieres, puedes ubicar plantas de romero en puntos estratégicos alrededor de la casa. Nota: en caso de no tener romero fresco, puedes recurrir a unas gotas de aceite esencial de romero para preparar la mezcla.

Según la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA por sus siglas en inglés) 3, el romero está considerado como una planta no-tóxica para perros, gatos y caballos.

4. Repelente de cítricos y extracto de romero

Tal y como hemos mencionado anteriormente, los gatos no toleran el olor de los cítricos ni del romero, de ahí que sea buena idea combinarlos para obtener un repelente seguro, pero de alta potencia. Extrae el jugo de 1 limón y de 1 naranja para verterlo en un recipiente con spray; agrega 4-5 gotas de aceite de romero y rellena la botella con agua. Agita bien para integrar los ingredientes y rocía generosamente por los alrededores, repitiendo 1-2 veces al día.

No desaproveches las cáscaras de limón y naranja. Impregnadas con un fuerte aroma cítrico, también te ayudarán a mantener los gatos alejados si las esparces por el suelo, encima de árboles y vallas.

5. Aceite de citronela

El aceite de citronela es un repelente casero para gatos con el que han tenido éxito muchísimas personas. Aunque la citronela se suele usar como repelente de mosquitos, los gatos también son perturbados por ella 4. Se recomienda mezclar una parte de aceite de citronela con cuatro partes de agua y rociar generosamente sobre las áreas de acceso más problemáticas.

El aceite de citronela, una sustancia natural que proviene originalmente de Sri Lanka, es uno de esos aromas que resulta desagradable para la gran mayoría de los gatos.

Repelentes naturales y seguros para gatos

6. Lavavajillas, eucalipto y limón

Se dice que este es otro de los mejores repelentes o remedios anti-gatos. Aunque se utiliza detergente para platos, sigue siendo seguro, a la par que efectivo, para mantenerlos alejados. Llena un recipiente de spray con agua, agrega 1 cucharada de detergente líquido, 10 gotas de aceite esencial de eucalipto y 10 gotas de aceite esencial de limón. Tapa y agita bien para integrar los ingredientes antes de usar.

¿Qué otros métodos pueden servir para repeler gatos?

A los gatos se les puede espantar no solo con ayuda de los olores que resultan desagradables. Si quieres tener incluso mejores resultados, combina los remedios que influyen sobre el sentido del olfato con algunas técnicas cuyo éxito radica en el sentido del tacto. Por ejemplo:

  • Colocar cuerdas. Se sabe que algo tan simple como una cuerda puede mantener alejado a cualquier gato. Colocar cuerdas a lo largo del terreno, o en la parte superior de una cerca o valla, hará que el gato se sienta incómodo al caminar sobre ella, y por tanto lo desalentará a cruzar.
  • Aplicar aceite. En caso de querer evitar que los gatos crucen sobre una cerca de alambre, la aplicación generosa de algún aceite o sustancia resbalosa es otro método efectivo que puedes utilizar.
  • Colocar conos de pino o grava. La textura de estos elementos resulta desagradable para los gatos. Mantén a los intrusos a raya colocando varias hileras con la opción que tengas a mano.
  • Colocar café molido con cáscaras de cítricos. Este método es doblemente efectivo, ya que por un lado aporta olores intensos y disuasivos, y por otro, la típica textura rugosa odiada por los gatos. Prepara una mezcla de café molido con trozos de cáscaras de cítricos y extiéndela sobre las zonas deseadas.

Pensamiento final

Esperamos que la información haya sido útil y de tu agrado. A la hora de usar repelentes para gatos, asegúrate de conocer bien qué tipo de plantas, ingredientes o sustancias podrían ser tóxicas y llegar a poner en peligro la vida de una mascota vecina, o de tu propio gato. En caso de tener un perro, vale la pena informarte acerca de si el remedio de tu elección también puede hacerle daño. De forma general, los ingredientes listados en este artículo no ofrecen peligro, independientemente de si se usan en combinación o por separado.

*Por favor, nunca trates de ahuyentar gatos utilizando productos químicos peligrosos o potencialmente venenosos.

Referencias:

  1. https://www.aspca.org/pet-care/animal-poison-control/cats-plant-list
  2. https://www.petmd.com/dog/slideshows/7-vinegar-uses-pet-owners
  3. https://www.aspca.org/pet-care/animal-poison-control/toxic-and-non-toxic-plants/rosemary
  4. https://www.vetinfo.com/using-citronella-oil-cat-repellent.html

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!