Saltar al contenido
ANIMAL FIEL

Vómito en los perros

El vómito en los perros es un síntoma más común de lo que parece. Un perro puede vomitar porque ha comido demasiado o simplemente porque se ha tragado la comida muy rápido. Sin embargo, el vómito también puede ser una señal de alarma e indicar que ocurre algo más grave, como la ingestión de una sustancia tóxica o la presencia de una condición que debe ser evaluada por el veterinario.

En este artículo podrás encontrar un resumen de todo lo que debes saber sobre el tema: principales causas y tipos de vómito en los perros, cuándo debes considerarlo una emergencia médica, qué otros síntomas pueden estar presentes, cuál suele ser el tratamiento, cómo prevenirlo y cómo proceder si tu perro está vomitando, entre otras recomendaciones a tener en cuenta.

Nota: Durante la redacción del presente artículo se consultaron diferentes fuentes oficiales especializadas en medicina veterinaria.

¿Cómo saber si un perro realmente está vomitando?

Aunque pueda parecer muy obvio, en realidad no lo es. A veces es difícil distinguir si tu perro tiene vómito, o si se trata de otra cosa. Como dueño, hay algo que debes aprender a diferenciar: cuándo la mascota está vomitando y cuándo está regurgitando.

El vómito y la regurgitación no son lo mismo. El primero se define como la expulsión forzada del contenido del estómago y el intestino superior. Este puede contener bilis amarilla o comida parcialmente digerida, y por lo general presenta un olor agrio. El vómito puede ocurrir varias horas después de comer y siempre es un proceso activo que implica cierto esfuerzo abdominal 1.

En cambio, la regurgitación es una expulsión leve y pasiva de alimentos no digeridos desde el esófago a través de la boca. No implica contracciones abdominales y suele ocurrir poco después de comer.

Otro detalle que puede ayudarte a diferenciarlos es que el vómito en los perros casi siempre está precedido por signos de náuseas, como babear, lamerse los labios y tragar en exceso. Algunos perros también pueden comer hierba, probablemente en un intento de proteger el esófago contra el daño de objetos afilados o fragmentos de huesos.

¿Por qué vomita un perro? Vómito agudo y crónico

Dependiendo del caso, los vómitos se pueden catalogar como un síntoma agudo o un problema crónico. Según lo planteado por diferentes fuentes, las causas comunes del vómito agudo en los perros son 2 3:

  • La ingestión de sustancias irritantes (basura, chocolate, etc.)
  • La ingestión de toxinas o veneno
  • Los cambios en la dieta
  • Las intolerancias alimentarias
  • La ingestión de cuerpos extraños (juguetes, huesos, trozos de algún masticable, etc.)
  • Los parásitos intestinales
  • Una infección viral o bacteriana
  • Una reacción a la medicación
  • La pancreatitis
  • La insuficiencia renal o hepática
  • La inflamación de la vesícula biliar
  • Los gases o distención abdominal
  • Un golpe de calor

La colaboración por parte del propietario siempre es fundamental para ayudar al veterinario en el diagnóstico de la causa. Por ejemplo, si tu perro vomita después de estar afuera bajo el sol o encerrado en un automóvil caliente, el principal sospechoso puede ser un golpe de calor.

Si tu contenedor de basura muestra evidencias de exploración canina, entonces es más probable que el vómito se deba a la ingestión de basura, un cuerpo extraño o toxinas. Así mismo, puedes informar si la mascota ha tenido acceso a medicamentos humanos, si ha estado comiendo nuevos alimentos, etc.

El vómito agudo en perros, definido como episodios repentinos o severos de vómitos, es un síntoma vinculado a diferentes trastornos, enfermedades y complicaciones.

Ahora bien, hay casos en los que el vómito se convierte en un problema crónico. Los vómitos frecuentes o prolongados también son motivo de preocupación, especialmente si se acompañan de:

  • Rastros de sangre
  • Dolor abdominal
  • Depresión
  • Deshidratación
  • Debilidad
  • Fiebre
  • Poco apetito
  • Pérdida de peso
  • Otros síntomas inusuales

Causas y tipos de vómito en los perros

Entre las causas más comunes del vómito crónico en perros se encuentran:

  • La obstrucción intestinal
  • El cáncer
  • El parvovirus
  • La colitis
  • El estreñimiento
  • La enfermedad hepática
  • La insuficiencia renal o hepática
  • Una enfermedad sistémica
  • La inflamación intestinal
  • La pancreatitis
  • Una infección uterina

La mayoría de estas condiciones son tratables, especialmente si se abordan desde temprano. Cabe señalar que el tipo de vómito causado por estas afecciones no desaparecerá por sí solo; es necesaria la intervención de un veterinario.

¿Qué hacer si mi perro está vomitando? 4 Consejos a tener en cuenta

  • Recorre e inspecciona la casa. ¿Notaste que falta alguna pieza o juguete? ¿Hay basura masticada o te falta un calcetín? Si es así, lo más seguro es llevar a tu perro al veterinario para que le hagan una radiografía urgente. En caso de que el cuerpo extraño todavía esté en el estómago, es posible inducir el vómito para que salga de inmediato, lo cual es mejor que una cirugía.
  • Verifica el color de las encías de tu perro. Asegúrate de que sus encías no se vean demasiado pálidas. En caso de ser así, o si los signos clínicos del perro están empeorando progresivamente, acude al veterinario.
  • Evita que el perro tome agua durante 6-12 horas. No se recomienda darles agua inmediatamente después de vomitar.
  • Evita todo acceso a los alimentos durante 24 horas, a menos que tu perro tenga una condición de salud que lo prohíba (diabetes mellitus, antecedentes de hipoglucemia, etc.).

¿Cuándo el vómito en los perros es una emergencia?

Busca atención veterinaria de emergencia si tu perro presenta alguna(s) de las siguientes señales:

  • Múltiples intentos de vómito, sin llegar a expulsar nada (uno de los signos más comunes de la afección potencialmente mortal conocida como dilatación gástrica y vólvulo)
  • Vómito y abdomen distendido o doloroso
  • Vómito sin querer levantarse
  • Vómito y colapso
  • Vómito y encías pálidas, azuladas o grises
  • Vómito y ritmo cardíaco acelerado
  • Vómito y dificultad para respirar
  • Más de 6 vómitos en un día

También acude al veterinario si:

  • Sospechas que tu perro se ha tragado un cuerpo extraño (juguete, calcetín)
  • Te preocupa que haya comido algo venenoso
  • El perro te despierta durante la noche con vómitos, actuando ansioso y sin poder calmarse
  • Tu perro exhibe un comportamiento anormal

¿Cómo es el diagnóstico y cuál sería el tratamiento médico?

Determinar la causa del vómito en un perro casi siempre requiere de varios pasos. El veterinario suele preguntar sobre un posible acceso del perro a la basura, venenos y toxinas, así como cualquier cambio reciente en la dieta o si la mascota ha estado presentando algún otro síntoma.

Vómitos en perros-diagnóstico y tratamientos

A continuación se realizará un examen físico y si el veterinario lo considera necesario, también hará algunas pruebas adicionales, como análisis de sangre, ultrasonido, radiografías, evaluaciones endoscópicas, biopsia y análisis de orina.

Una vez que se determine el desencadenante del vómito, el veterinario diseñará un plan de tratamiento basado en la causa y la condición de tu perro. Ten en cuenta que el vómito en sí mismo puede crear otros problemas, de ahí que en muchos casos el tratamiento también incluya medidas contra la deshidratación, los desequilibrios electrolíticos y medicamentos contra las náuseas.

Ver más adelante: 9 Venenos Potenciales para Perros – ¿Qué Puede Envenenar a Mi Perro?

Medidas preventivas contra el vómito en los perros

Aunque muchas de las causas del vómito canino no se pueden prevenir, otras sí se pueden evitar con cierta facilidad. Presta atención a las siguientes sugerencias:

  • No hagas cambios repentinos en la dieta de tu perro. Los cambios bruscos en la alimentación son una causa bastante común de malestar gastrointestinal. Siempre es mejor hacerlos de forma gradual.
  • Evita proporcionarle juguetes que se puedan tragar o masticar en pedazos. Esta es una causa frecuente de irritación y bloqueo gastrointestinal.
  • Evita darle huesos a tu perro. Si necesitas hacerlo, ten en cuenta que los huesos grandes y crudos son menos propensos a romperse en fragmentos afilados.
  • Evita darle los restos de tu mesa. Algunos alimentos humanos son realmente peligrosos para los perros; aquí se incluyen las uvas, las pasas, el chocolate, el edulcorante xilitol, las cebollas, el ajo, el cebollino, las nueces de macadamia y productos con alto contenido de grasa.
  • No permitas que tu perro hurgue en la basura. Muchos casos de vómito en perros por gastroenteritis se deben al consumo de artículos de desecho. Dejarlos hurgar en la basura también aumenta el riesgo de ingestión de cuerpos extraños y exposición a toxinas.
  • Si tu perro tiene personalidad curiosa, obsérvalo atentamente mientras caminan fuera de casa. Colocarle un bozal de canasta puede ser muy útil para evitar que coma cualquier cosa que llame su atención.

Artículo recomendado: Guía Básica de Colores sobre el Vómito en los Perros

Respuestas rápidas a Preguntas frecuentes

¿Qué causa el vómito en los cachorros?

Para empezar, se dice que los perros pequeños o cachorros vomitan con más frecuencia que los perros adultos, probablemente debido a su naturaleza traviesa, lo cual los lleva a explorar nuevos rincones y tragar elementos que no deberían.

¿Tu cachorro está vomitando? Estas son las principales causas y recomendaciones a tener en cuenta:

  • Los cachorros son propensos a desarrollar gastroenteritis a partir de un cambio en la dieta, la ingestión de material vegetal o el consumo de comida humana. Al igual que con los perros adultos, si se trata de un solo episodio de vómitos y tu cachorro parece estar bien, entonces no debería ser un problema.
  • La mayoría de los cachorros sienten inclinación por tragar toda clase de objetos. Si estos artículos tienen la forma correcta y están hechos de material no digerible, como ropa y juguetes de goma, pueden quedar atrapados en la salida del estómago o los intestinos y causar vómitos persistentes. Cuando esto sucede, el cachorro generalmente puede tornarse inactivo y mostrar signos de deshidratación.
  • Ciertas infecciones son más comunes en cachorros que en perros adultos. Una de ellas es el parvovirus, infección grave caracterizada por la presencia de vómitos y diarrea. Los cachorros con parvovirus pueden deshidratarse rápidamente, y a menudo necesitan someterse a una terapia de fluidos por parte del veterinario. Si tu cachorro vino de una camada con cachorritos enfermos, o si no ha recibido todas sus vacunas, es buena idea llevarlo al veterinario para que lo examinen.
  • No te olvides de los parásitos, otra causa común de vómito en los perros. Algunos pueden ser transmitidos por la madre u otros cachorros cercanos. Desafortunadamente, los cachorrillos suelen tener mayor cantidad de parásitos y efectos secundarios más intensos que los perros adultos.

En raras ocasiones, los cachorros pueden experimentar vómitos crónicos. Esto podría indicar una causa infecciosa, una alergia alimentaria o un trastorno congénito. Si tu cachorro tiene vómitos muy frecuentes, consulta al veterinario.

Más adelante: ¿Por Qué Mi Perro Tiene Diarrea y Vómito? ¿Qué Puedo Hacer?

¿En qué otros síntomas debo fijarme además del vómito?

Prestar atención a los síntomas acompañantes que se presentan además del vómito es un factor importante a la hora de diagnosticar la causa. Observa bien a tu perro e informa al veterinario sobre los siguientes:

  • Frecuencia del vómito
  • Presencia de diarrea o sangre en el vómito
  • Signos de deshidratación
  • Letargo
  • Pérdida de peso
  • Cambio en el apetito
  • Aumento / disminución de la sed o la micción

¿Qué diferencias hay entre el vómito granular, grueso y líquido en los perros?

Tanto el vómito grueso como el vómito granular suelen estar relacionados, aunque no siempre, con la comida o algo que el perro ha ingerido. El vómito grueso es un tipo de vómito en el que aún se pueden identificar las partes de los alimentos, una señal de que la comida no ha estado en el estómago por mucho tiempo. Podría indicar que el perro comió demasiado rápido o estuvo muy activo justo después de comer.

Por otro lado, el vómito granular (textura con partículas o pequeños gránulos) sugiere que hubo digestión y que la comida estuvo en el estómago durante un tiempo antes de ser expulsada. La mascota puede tener náuseas, arcadas, y la comida estar parcialmente digerida con algo de líquido.

Ahora bien, el vómito espumoso, viscoso o transparente es diferente del vómito que incluye alimentos parcialmente digeridos. Por ejemplo, el vómito líquido, de color amarillo o transparente, puede ser el síntoma de un problema médico que no tiene conexión alguna con la comida.

De hecho, la principal diferencia entre el vómito líquido y el vómito semisólido es que el primero suele deberse a un problema de salud subyacente. Aquí se incluyen la gastritis severa, la acidez estomacal y los problemas del riñón, el hígado o el páncreas.

Nota: Según se explica en la web especializada PetMD, el líquido que sale de la boca del perro no siempre es vómito. Los perros pueden expresar un estado de angustia mediante el babeo o la expulsión de un líquido claro. Así mismo, se advierte que en casos de tos muy fuerte, los perros pueden llegar a liberar espuma blanca por la boca; en ocasiones esto puede ser un síntoma de tos de la perrera.

En general, se describen 4 tipos de vómito en los perros: el vómito alimentario (contiene comida sin digerir o parcialmente digerida), el vómito bilioso (contiene rastros de bilis), el vómito hemático (contiene sangre) y el vómito mucoso (se compone mayormente de espuma y moco).

Tipos de vómito en los perros

¿Cómo se debe alimentar a un perro después de vomitar?

Cuando un perro adulto ha vomitado solo 1 o 2 veces y parece sentirse bien, los veterinarios suelen recomendar el siguiente tratamiento en el hogar:

  • Eliminar todas las fuentes de comida y agua durante 6-8 horas.
  • Si el perro no vomita durante ese tiempo, se le puede ofrecer una pequeña cantidad de agua. Si todo marcha bien, entonces se puede ir aumentando la cantidad de agua gradualmente.
  • Si después de 12 horas de haber bebido, tu perro todavía no vomita, puedes ofrecerle una pequeña porción de carne de pollo hervido (sin huesos ni piel) mezclado con arroz blanco. Si la mascota es capaz de comerlo sin vomitar, aumenta el tamaño de la porción a lo largo de 1 o 2 días. Luego comienza a intercambiarlo con la comida normal para perros.
  • Todo este proceso debería tomar alrededor de 3 días. Si en algún momento tu perro comienza a vomitar nuevamente, consulta al veterinario.

¿Existen medicamentos de venta libre o remedios caseros para el vómito en los perros?

Desafortunadamente, no hay tantos medicamentos de venta libre contra el vómito en los perros. Teniendo en cuenta que la reducción temporal del ácido en el estómago puede aliviar los vómitos, se suele recomendar el uso de medicamentos antiácidos.

En el caso específico de la famotidina (Pepcid), esta no parece ser muy efectiva en los perros, pero algunos fármacos similares como el omeprazol (Prilosec) y otros primos recetados sí parecen funcionar. Para un perro, la dosis apropiada es de aproximadamente 0.7 mg por cada libra de peso corporal, dos veces al día; aun así, no se recomienda administrar medicamentos a un perro sin antes consultar al veterinario.

En cuanto al uso de remedios caseros, uno de los más populares es el jengibre fresco, muy utilizado para aliviar náuseas y vómitos en los humanos. Sus propiedades naturales también ayudan a tratar el vómito canino. La dosis recomendada varía dependiendo del peso de la mascota, pero como sugerencia general se indica la cantidad de ½ cucharadita de jengibre rallado para perros con menos de 35 libras (1/4 cucharadita para razas en miniatura) y ¾ de cucharadita para perros de mayor tamaño 4.

Por otra parte, se sabe que los probióticos para perros pueden ayudar en algunos casos de vómitos, especialmente aquellos relacionados con diarreas e infecciones o inflamación en el sistema gastrointestinal.

Siempre consulta al veterinario antes de darle cualquier medicamento o remedio casero a tu perro. En caso de que tu mascota necesite medicamentos recetados, sigue las instrucciones al pie de la letra sobre cómo y cuándo administrar el tratamiento.

Te puede interesar: Guía Básica de Colores sobre el Vómito en los Perros

Pensamiento final

¿Tu perro está vomitando? No es motivo para entrar en pánico. La buena noticia es que, por lo general, el vómito en los perros nunca llega a ser una emergencia grave. Sin embargo, no debes ignorarlo. Vigila de cerca la frecuencia y el contenido del vómito, así como el estado general de tu perro. Ante la presencia de vómitos frecuentes y otros síntomas anormales, por favor acude de inmediato al veterinario, de igual forma que si existe cualquier sospecha de obstrucción, toxicidad o envenenamiento.

*Esperamos que este artículo haya sido útil y de tu agrado. Recuerda que su contenido solo pretende dar una visión general sobre un tema en específico. En ningún caso se intenta contradecir o sustituir las orientaciones de un profesional cualificado. Ante cualquier duda o síntoma inusual en tu mascota, por favor consulta siempre al veterinario. 

Referencias:

  1. https://pets.webmd.com/dogs/vomiting-dogs-causes-treatment#1
  2. https://www.akc.org/expert-advice/health/dog-vomiting-causes-diagnosis-and-treatment/
  3. https://www.merckvetmanual.com/digestive-system/vomiting/overview-of-vomiting
  4. https://www.dogsnaturallymagazine.com/how-to-give-your-dog-ginger/

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

» Para compartir esta página en las redes sociales, haz clic en alguno de los botones que verás a continuación. ¡Muchas gracias!